12.185 cursos gratis
8.725.326 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Este curso ofrece información básica sobre los sistemas de calefacción eléctricos, mediante su clasificación se pueden ver las ventajas y desventajas que cada uno de ellos tiene y tomar la decisión adecuada para la instalación en sus hogares.

En cuanto a los sistemas eléctricos disponibles, se engloban en cuatro grupos:

Calefacción directa: el calor se produce y se emite simultáneamente. Incluye los sistemas de radiación por techo y por suelo, los convectores, los paneles radiantes, etc. Todos ellos pueden utilizarse con la tarifa nocturna, pero manteniéndolos conectados por la noche. El consumo nocturno alcanza sólo un 25-30% del total en calefacción.

Calefacción total por acumulación: el calor se produce y almacena durante las horas en las que se aplican tarifas reducidas, en un máximo de ocho horas, y se emite posteriormente a lo largo del día. Los aparatos acumuladores de calor, estáticos o dinámicos, están previstos para aprovechar total o casi totalmente la tarifa nocturna. Su instalación  requiere una inversión más elevada que en el caso anterior.

Este sistema resulta más interesante cuanto mayor es el consumo de calefacción, es decir, en los lugares que soporten un clima más frío.

Calefacción mixta: combina equipos de calefacción directa y de acumulación. Permiten desplazar a la noche un 40-80% del consumo total de calefacción, con una inversión más reducida que en la opción de aparatos acumuladores. Estos sistemas son recomendables en la mayor parte de los casos, pero especialmente en los lugares de clima templado.

Acondicionadores de aire con bomba de calor: se trata de una solución interesante, ya que, un solo equipo, tanto en invierno como en verano, proporcionará la refrigeración o la calefacción necesarias. Actualmente, se trata de aparatos silenciosos y extremadamente ligeros que presentan atractivos diseños para integrarse en la decoración.

Calefacción por suelo radiante: Al elegir un sistema de calor para nuestra vivienda, podremos optar por los sistemas de calderas y radiadores, convectores, acumuladores, bombas de calor, etc., o bien decantarnos por una calefacción por suelo radiante. Veamos algunas de sus ventajas.

Una buena alternativa para combatir el frío invernal, es calentar nuestro hogar mediante un sistema de suelo radiante. Básicamente, consiste en convertir todo el suelo en un gran radiador que cede energía calorífica al ambiente, logrando así las condiciones térmicas deseadas. Actualmente existen dos variantes para este método: por agua y por cable.

En el primer caso, se trata de hacer circular agua a media temperatura a través de tubos de polietileno enterrados en el suelo. Funciona con diversas fuentes de energía: gas, gasóleo, paneles solares… El coste inicial de instalación es algo elevado y, como el suelo tarda algo en absorber el calor y calentar la vivienda, sólo se amortiza si se pasan bastantes horas en casa.

La otra variante consiste en instalar bajo el suelo cables, resistencias eléctricas o paneles radiantes que se alimentan de electricidad. Su instalación es rápida, sencilla y económica. En cuanto al coste de consumo, la solución más viable es la de utilizar la tarifa nocturna durante las horas del valle (de 23:00-07:00 hrs., en invierno, y de 0h.-08:00 hrs., en verano), a precio reducido, los cables calientan el hormigón y este calor acumulado se emite a la vivienda a lo largo del día. Sin embargo, toda la electricidad que se consuma en las horas diurnas experimenta un recargo aproximado de un 3%.

Ventajas.

- Las ventajas del suelo radiante se deducen fundamentalmente de sus dos características más destacadas: por un lado, la mayor parte de la energía se emite mediante radiación; por otro lado, la superficie de transmisión de calor, constituibles por la parte exterior de los tubos o cable enterrados, es muy superior a la de otros sistemas.

- Este sistema resulta muy indicado en el caso de grandes superficies ya que es capaz de proporcionar una temperatura adecuada independientemente de la altura del local.

- La temperatura que se obtiene, ligeramente superior a la altura de los pies que a la de la cabeza, es la idónea desde el punto de vista de la sensación de confort percibida por el usuario. En el caso opuesto, con aire caliente a la altura de la cabeza, se puede producir cierta sensación de mareos y malestar.


Sobre el curso rápido

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

¿Quieres ser el primero en opinar sobre Sistema de calefacción eléctrico. Clasificación, ventajas y desventajas?


Cursos similares

Sistemas de calefacción. Ventajas y desventajas entre sus diferentes tipos
3 alumnos  
En un artículo previo a este, presentamos las ventajas de una conexión de... [02/03/12]
Cuál es el sistema de calefacción más eficiente y económico. Gas o electricidad
7 alumnos  
Está en nuestras manos elegir el sistema de calefacción más económico y también... [02/03/12]
Cómo elegir un sistema de calefacción
51.543 alumnos  
La época invernal se caracteriza por las bajas temperaturas y para combatirlas... [10/12/03]



¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Recibir novedades de Hogar y Decoración? ¡No te costará nada!