12.170 cursos gratis
8.755.676 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El presente curso trata de la práctica de autosugestión, encuentra su importancia en la necesidad de cumplir determinadas tareas poniendo la voluntad personal al máximo de su poder desde las entrañas del subconsciente.

Autosugestionarse significa repetirse mentalmente cualquier afirmación, con el objeto de implantarla en el cerebro, cuyo propósito es el dominio de cualquier tendencia opuesta a la deseada. Es requisito  tener cierto dominio de las técnicas de concentración para poder desarrollar capacidades de autosugestión y los servicios que ella trae consigo.

Existe una forma muy conocida de practicar la autosugestión, aunque sus resultados suelen  ser muy débiles, por ello cualquiera  lo puede hacer. Esta forma consiste en una simple repetición mental de palabras  que expresan la idea que se quiere implantar. Por ejemplo, cuando usted quiere levantarse a las 5 de la madrugada, se repite antes de dormir muchas veces en su mente: “debo levantarme a las 5, debo levantarme a las 5, debo levantarme a las 5….”.

Este método no siempre da resultados efectivos. En ocasiones las personas tienen ideas preconcebidas anteriormente que se sobreponen a la idea deseada, por lo cual no se logra el objetivo establecido.

Pero también existe una forma más profunda de alcanzar la sugestión. Esta forma se basa en la formación de imágenes mentales.

Esto consiste en formarse una serie de imágenes de la idea realizada, pero se debe tener cuidado de elaborar un perfil menos apacible, que no nos exponga a la agitación en los momentos previos.

Para desarrollar por ejemplo, una cierta cualidad personal y los beneficios que trae su posesión, es preciso que usted se imagine que ya se encuentra en posesión de tal cualidad y que se vea actuar con ese nuevo estado.

Elementalmente, se trata de vivir con el pensamiento diversas circunstancias en las cuales expresemos al máximo nuestra voluntad o memoria.

Cuando se trata de combatir un defecto propio, es conveniente objetivar primero los efectos y luego las ventajas que producirá la extirpación de tal efecto. En otras palabras, si usted es un adicto al alcohol o al cigarro, primero debe objetivar ese defecto, es decir, debe fijar sus pensamiento en el horizonte de consecuencias que implica continuar con esas prácticas nocivas, y luego dar paso a la autosugestión, que consiste en imaginar un cuadro donde usted se representa sin ese defecto, y los grandes beneficios que eso aporta en su vida.

Tome en cuenta que tanto la objetivación como la autosugestión son evidencias de una poderosa gimnasia mental, de la elasticidad de su mente y el poder de su voluntad.

En el caso de la autosugestión, se aconseja practicarla en momentos previos  al sueño.

Sobre el curso rýpido

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

ýQuieres ser el primero en opinar sobre Práctica y métodos de autosugestión?


Cursos similares

La actualidad de los métodos anticonceptivos
4.437 alumnos  
Con este curso se pretende dar una información clara a los usuarios en general de... [11/03/08]
Metafísica Práctica
10.250 alumnos  
La llamada Metafísica estudia conocimientos milenarios que hasta las primeras... [03/07/06]
Definición y métodos de amortización
15 alumnos  
De manera sencilla en este práctico curso te daremos a conocer la definición y... [01/12/11]


ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail