12.185 cursos gratis
8.725.613 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Una buena distribución del espacio facilita el desplazamiento en la cocina, al igual que mejora la calidad del trabajo que se desempeña en este tipo de estancias. Eso es lo que significa una correcta ergonomía.

En la cocina, el talento de una persona no es lo único que nos facilita una buena preparación de los platos, sino que también debemos tomar en cuenta el tener una cocina ergonómicamente adecuada, accesible y pensada para que pueda ser utilizada por todo tipo de personas, que esta sea sin barreras para poder sacar el máximo de rendimiento.

La ergonomía supone el estudio de las condiciones de adaptación de las personas con su entorno. Por lo que la edad de una persona, su condición física, su altura, o sus capacidades físicas deben influir en el diseño de una vivienda. Un diseño para todos, universal, adapta la arquitectura y el diseño de interiores, al máximo número de personas considerando principios de ergonomía.

La ubicación de las tres zonas principales de la cocina: Zona de almacenaje, zona de fuegos y zona de aguas, es fundamental para mejorar la accesibilidad de la estancia. Si la zona de almacenaje de alimentos (frigorífico, armarios, despensa) se sitúa cerca de la zona de preparación de alimentos, generalmente alrededor del fregadero, donde estos se lavan y preparan, se minimizarán los recorridos en la cocina. De esta forma se agiliza el trabajo y resulta menos cansado desarrollar las tareas. Al mismo tiempo es necesario considerar cuál es la situación de la zona de fuegos donde la comida es cocinada.

Es aconsejable que se disponga de encimeras donde poder operar con los alimentos alrededor de estas tres zonas de cocina. El frigorífico, los fogones, y el fregadero, configuran un triángulo de relaciones. Es necesario que estén próximos y que no haya interferencias entre ellos. Las encimeras o zonas de trabajo, los fregaderos, la zona de fuegos, el horno o le microondas, los armarios y cajones para el almacenaje, son susceptibles de un diseño accesible y sin barreras. Existen varios parámetros a tener en cuenta. Por citar algunos ejemplos, la altura de las encimeras, el espacio libre bajo éstas para poder trabajar sentado, la distribución lógica de todos los productos en la zona de almacenaje para optimizar tiempo y dejar al alcance de la mano elementos que se utilizan muy frecuentemente.

Pensar en estos pequeños detalles que facilitan la vida a diario, supone una mejora importantísima de la calidad de vida diaria. Con estos consejos podremos disfrutar de un entorno adaptado a nuestras necesidades y que potencie nuestras habilidades culinarias.

LA ZONA DE COCCIÓN

La altura de las encimeras es un condicionante importante, particularmente, la de la zona de cocción. La altura de las encimera de deberá ajustar a la medida del usuario o usuaria ya que si no es la correcta puede ocasionar dolores de espalda. El área de debajo de la encimera de cocción se puede concebir como un espacio abierto, libre en la parte inferior donde quepan las piernas y por ello, facilite el trabajo sentado. Además, si se considera la opción de trabajar sentado, un espejo inclinado unos 15 grados, en la zona de los alza paños, que facilitará la visión de la parte superior de los fogones, pudiendo trabajar sin necesidad de levantarse. Es recomendable disponer de las llaves del gas al lado de los fuegos o en el frontal de la encimera para evitar posibles quemaduras.

EL FREGADERO

Considerando la altura media de las personas, actualmente, los fregaderos se sitúan a unos noventa centímetros de altura. En muchos casos, estas dimensiones no resultan convenientes y provocan dolores de espalda. Si el fregadero es demasiado profundo, se pueden instalar en el interior de la pileta una rejilla de plástico o metal que permite elevar el nivel de la zona de trabajo y la manipulación de elementos o utensilios en el interior del fregadero. En el caso de las cocinas de las personas que necesitan sillas de ruedas o personas mayores que prefieren trabajar sentadas, es preferible que el área de debajo del fregadero quede libre. El fregadero debe situarse cerca de la zona de cocción y requiere una encimera para preparar alimentos a su lado.


Sobre el curso rápido

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

1 opinión de Ergonomía de la cocina. Distribución del espacio y ubicación de los muebles

Valoración usuarios: 7/10

Sobre: Ergonomía de la cocina. Distribución del espacio y ubicación de los muebles- 13/06/2012
Se les aclara que la Ergonomía trata de adaptar el entorno al ser humano y NO al revés como lo menciona el autor de este artículo.
Gracias por la publicación de todos sus artículos.
  

Ver más opiniones de "Ergonomía de la cocina. Distribución del espacio y ubicación de los muebles"



Cursos similares

Decoración de espacios pequeños con muebles a medida
17 alumnos  
Este curso presenta una guía para la decoración de los pequeños espacios en el... [07/02/12]
Cómo organizar los muebles para un taller de escritura. Consejos
20 alumnos  
Te presentamos un curso en el cual te mostraremos la manera correcta de ordenar... [15/11/11]
Distribución de muebles en la sala de estar (diseño de interiores). Consejos prácticos
12 alumnos  
Con las ideas de este curso, se pueden poner en práctica algunos consejos para la... [05/03/12]


Aprende números, colores, formas, animales y disfruta de canciones
¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Recibir novedades de Decoración y diseño? ¡No te costará nada!