12.170 cursos gratis
8.769.741 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Violencia escolar

Autor: fernando jorquera
Curso:
8,50/10 (2 opiniones) |2935 alumnos|Fecha publicación: 21/07/2005
Envía un mensaje al autor

Capítulo 5:

 Observacion de las conductas de entrada

EVOLUCIÓN OBSERVADA EN LOS ALUMNOS Y ALUMNAS

No nos limitamos a la observación, sino que tomamos parte activa en la orientación de todos y cada uno de los niños y niñas. Generamos una actitud activa e intencionada con ellos. Y es porque cada uno de ellos y de nosotros, no somos, estamos siendo.

Para nosotros, lo adecuado es suscitar en el niño o niña, estímulos conducentes a transformar su proceder anterior (cuando este pudiere ser negativo para él y/o los demás).

Esta observación nos permitirá, atestiguar las reacciones, defectos y victorias de su estadía en esta escuela.

Hemos observado que casi todos ellos y ellas, pasan por las mismas fases:

A su ingreso, se muestran mas reservados, mas tranquilos, se mezclan poco con otros niños y niñas, adoptan una actitud mas pasiva, y frecuentemente no son aceptados por el grupo. Con los adultos, se muestran conformistas, sumisos, o con aspecto ausente, tenso e incomodo, evitando su contacto e incluso pareciendo que se les teme. En general participa poco en las actividades, y no hace gran cosa ni en clase ni a la hora de emprender trabajos manuales. Es un periodo de espera, de adaptación, que dura, por termino medio, de tres a cuatro semanas.

Le sucede una fase de desbloqueo; que debido al ambiente que se provoca, de conversación directa; deja de considerarse un extraño, sino en un ambiente familiar, presenta sus conductas habituales. Surgen conductas que reproducen sus conflictos. Participa cada vez mas en la vida del grupo y comienza a afirmarse en sus relaciones con los demás, rivalizando con algunos e intentando ocupar entre ellos el mejor lugar posible. Con los adultos puede mantener una postura de abierta oposición. Pero al mismo tiempo, se perfila una intención de aproximarse a ellos, buscando su aprobación e incluso el castigo. En esta fase se observa aparecen conductas polares y bastante contradictorias: muy buena en sus actividades de grupo y malas en las salas de clases; o viceversa. Generalmente realiza un acercamiento hacia uno de los profesores o profesoras. Es difícil poder prever hacia quien o hacia que actividad comenzara dicho acercamiento. Es reactivo a las conductas de los adultos que se refieren a el.

La tercera fase, que se puede entender con una fase de expansión, en ella el niño o niña abandona progresivamente las características de su conducta y aparece cada vez mas abierto y flexible. Se le admite como elemento activo en el grupo y se hace cargo paulatinamente de sus responsabilidades. Con los adultos se encuentra a gusto, les otorga confianza, soporta sus observaciones y los acepta. Realiza en general, todo el trabajo escolar que se le solicita. Es observable, su deseo de hacer bien las cosas se manifiesta en las clases, notándose algún progreso.

Esta descripción esquemática es de carácter general, ya que se presentan retrocesos, que se presentan bruscamente provocados por situaciones producidas en su entorno (un fracaso ante una actividad escolar, un fracaso en una tentativa de afirmación de si mismo, una actividad, una rivalidad, o el deseo de atraer la atención de un adulto. También como respuesta reactiva ante conductas de adultos). En ocasiones presentan conductas de oposición abierta ante adultos, de los cuales esperan su reconocimiento.

Ocurre que en ocasiones su evolución no pasa por estas fases, sólo les basta creer en el planteamiento basado en la confianza y en el respeto a su individualidad que se hace a la llegada a la escuela.

Algunos de ellos, conservan por mucho tiempo la actitud forzada, desconfiada de la primera fase. Los mas difíciles, presentan conductas ansiosas y reactivas.

Un niño o niña es capaz de cambiar sus conductas cuando se dan ciertas condiciones. Conociendo el ambiente familiar y escolar, sus cambios personales, una relación positiva con los adultos de la escuela, se podrá prever que los cambios obtenidos tanto en sus conductas y como en sus actividades escolares se mantendrán en el tiempo.

La actitud tolerante, consecuente de los profesores y profesoras de la escuela, permite que desarrolle lazos afectivos útiles, con frecuencia muy íntimos, debido que ha tenido la experiencia de encontrarse con "buenos padres y buenas madres", que aunque hayan descargado en ellos mucho de su enojo, se ha visto aceptado, amado, y por este hecho a podido evolucionar.

Existe una amenaza que esta presente, la de intentar crear hábitos sociales y una disciplina colectiva, por medio de una autoridad puramente exterior, dispuesta a exigir ante todo la observación de normas fijas. En este punto fallan algunos métodos tradicionales, que abusan en numerosos casos de una disciplina rígida, de un conformismo en los actos, sin participación real de la personalidad, y que mas bien logran ahogarla que ayudarla a expansionarse.

Algunos de nuestros alumnos y alumnas, han pasado por uno o varios establecimientos, en donde el modelo de disciplina ha aumentado las conductas reactivas. Al principio se muestran conformistas y desconfiados, y solamente después de probar el sistema de disciplina propuesto en la escuela, desafiando normas y criterios, se presentan dispuestos a aceptar las directrices que parecen capaces de seguir.

Es necesario considerar, que por oposición existe la posibilidad de caer en otra amenaza: el permitirlo todo. Esto no puede pasar; ya que cuando se trata de un grupo de niños y niñas; las conductas permitidas pueden ser imitadas por el grupo.

Nos parece esencial, que en todo momento el niño tenga la posibilidad de hacer un esfuerzo, de elevarse por encima de sus antiguos condicionamiento, en una palabra, hay que ofrecerle, desde el principio y con la ayuda de los profesores y profesoras, una perspectiva dinámica. Las reglas flexibles en un ambiente estructurado facilitaran este desarrollo.

En todo caso, se hace necesario encargarse de cada uno en particular, y de la del grupo en general, ya que es necesario que este conserve su cohesión y su dinamismo con objeto de que la evolución del grupo extrañe la de todos sus componentes.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Violencia escolar



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Fracaso escolar
En el desarrollo del presente trabajo, intentaremos realizar una mirada analítica... [03/12/04]
5.269  
2. Planificación escolar
En este curso aprenderás a planificar pero no de la manera convencional, sino desde... [04/08/06]
4.935  
3. Educación emocional en el ámbito escolar
La Educación Emocional adquiere carácter de herramienta útil para el quehacer... [08/03/06]
17.090  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail