12.176 cursos gratis
8.741.372 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Vida y muerte. Perspectiva cristiana

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opinión) |565 alumnos|Fecha publicación: 30/07/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 3:

 Vivir la vida

Si la vida de cada persona es una gran maravilla y la reconocemos como un regalo de Dios, y si además los lazos que tejemos con los seres que se cruzan en nuestra ruta en el curso de la vida son, de hecho, lo que hay de real y especial, es necesario que estemos presentes en las personas y en cada uno de los instantes que se nos ofrecen. Sin esa presencia pasamos al margen de la vida; somos como ciegos y no podemos aprovechar nuestra propia vida ni el tiempo que Dios nos ha concedido para vivirla. Por lo tanto, vivir la propia vida es estar presente en ella.

Si aceptamos que la duración de una vida es importante porque la longevidad permitirá que una persona pueda estar presente más tiempo, debemos comprender que, en el fondo, aceptar morir es aceptar vivir. Es la única manera de que la persona se reconcilie con el destino y una ocasión para elevarse por encima de sí mismo y de aceptar su yo real. No podemos evitar morir a algo o a alguien en cualquier etapa de nuestra vida, si ello significa un crecimiento en nuestra vida, ni podemos evitarlo para pasar de lo conocido a lo desconocido.

Todos nos resistimos ante lo desconocido y fácilmente rehusamos lo que no conocemos. Si hemos cedido ante el miedo a lo desconocido no conocemos lo que hemos perdido ni hemos experimentado el gozo del vencedor. Pero cuando nos atrevemos a dar el paso para poder ir más allá de nosotros mismos y enfrentar un reto y vencer, sentimos una profunda satisfacción y ello da sentido a nuestra vida. Debemos encarar la muerte también como un reto en nuestra vida; pero no debemos tener miedo ante ella, menos aún después de haber vivido una vida espiritualmente impecable.

Es imprescindible afrontar el momento último de nuestra existencia pensando sólo en Dios, arrepintiéndonos de nuestros pecados, sin desear ni pensar en nada, sin mantener apego a ser o cosa alguna.

Y esto se lograría tan sólo a través de la práctica de un camino espiritual efectivo que a través de él podamos:

·        Darnos cuenta de que la muerte existe, pero que se puede transformar en una experiencia de plenitud.

·        Mantener una comunicación con nosotros mismos y con los demás, donde nos expresemos con todo nuestro ser, y fundamentalmente con nuestro corazón, lo más compasivos y libres de apego que podamos.

·        Prepararnos espiritualmente para la muerte, lo que implica el ser capaces de vivir en el momento presente, sin dejar situaciones inconclusas que sólo han de constituir un lastre que incrementará nuestro dolor y sufrimiento y el de quienes nos rodean.

·        Encontrar significado a nuestra existencia, sintiéndonos seres plenos a pesar de nuestras imperfecciones, aceptando nuestros errores y expiando las malas acciones que podamos haber cometido.

Capítulo siguiente - El vacío del miedo
Capítulo anterior - La vida

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Vida y muerte. Perspectiva cristiana



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Vida cristiana. El poder del mal
En la lección que tenemos para ti el día de hoy hablaremos sobre un tema ... [01/09/11]
27  
2. Consejería cristiana
La Consejería cristiana estudia el comportamiento del hombre y los factores que... [06/08/08]
2.410  
3. La familia cristiana
La familia cristiana es un curso de religión que analiza cómo debe comportarse... [22/07/10]
901  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail