12.176 cursos gratis
8.742.066 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Vida y muerte. Perspectiva cristiana

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opinión) |565 alumnos|Fecha publicación: 30/07/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 2:

 La vida

"El temor a la muerte no es otra cosa que considerarse sabio sin serlo, ya que es creer saber sobre aquello de lo que no se sabe nada. Quizá la muerte sea la mayor bendición del ser humano y, sin embargo, todo el mundo le teme como si tuviera la absoluta certeza de que es el peor de los males".            (Sócrates 469 – 399 a.C.).

El nacimiento y la muerte son experiencias muy próximas la una de la otra y ambas son un cambio radical de estado. La muerte no es mas que una ruptura; una separación total en relación con el cuerpo. Nuestra vida corporal es una lucha constante contra las fuerzas de la muerte que la asaltan a lo largo de nuestra vida.

Ese personaje al que llamamos muerte en realidad no existe: quien existe es la persona que muere. Cuando entramos en ese proceso de morir lo que vivimos es un suceso personal, del mismo modo que nuestro nacimiento; es un hecho del que formamos parte porque nos han ubicado ahí. Por ello tenemos dos certezas irrefutables: sabemos que es absolutamente cierto que habremos de morir, y también que es absolutamente incierto el cuándo y el cómo.

Lo que nos importa a cada uno de nosotros no es el acto en sí de nacer o de morir, sino la realización de nuestra vida en ese último acto. Pero ¿podremos vivirlo serenamente si no hemos vivido conscientemente nuestra vida? Si deseamos que la vida nos domine a nosotros en lugar de dominar nosotros a la vida, debemos empezar por aceptar la muerte como una gran maestra que continuamente nos susurra al oído: "Carpe diem" (aprovecha el día de hoy), es decir, vive la vida aquí y ahora sin dejar de vivir una vida plenamente cristiana, pues no sabemos qué llegará primero, si la muerte o el próximo día.

El significado es que debemos dejar de preocuparnos por la muerte física; es un paso inevitable. Lo que sí nos debe preocupar es una posible muerte espiritual. Por ello debemos vivir conscientemente y en plenitud cada uno de nuestros días, aceptando y encarando las situaciones que se nos presentan y no pensando en demasía en nuestra muerte. Nuestra propia forma de vida cristiana nos garantizará que nuestra muerte terrenal nos conduzca a nuestra nueva vida celestial.

Esa mentalidad nos permitirá una vida plena y fluida pues, al no saber en qué instante ha de llegarnos el momento último, nos prepararemos constantemente y buscaremos mantener una comunicación plena y sincera con las demás personas y con lo que nos rodea, expresando de forma continua un profundo respeto y amor por todos y por todo.

El temor que sentimos ante nuestra propia muerte procede muchas veces de un desconocimiento de nosotros mismos y de la realidad en que nos desenvolvemos. Eso nos convierte en nuestros propios prisioneros y al aceptar ese temor en nuestra propia vida, experimentamos una muerte anticipada. Vivimos como si fuéramos compartimientos cerrados, mientras que por otra parte se nos llama a una apertura total al mundo.

Capítulo siguiente - Vivir la vida

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Vida y muerte. Perspectiva cristiana



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Vida cristiana. El poder del mal
En la lección que tenemos para ti el día de hoy hablaremos sobre un tema ... [01/09/11]
27  
2. Consejería cristiana
La Consejería cristiana estudia el comportamiento del hombre y los factores que... [06/08/08]
2.410  
3. La familia cristiana
La familia cristiana es un curso de religión que analiza cómo debe comportarse... [22/07/10]
901  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail