12.176 cursos gratis
8.741.362 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Vida y muerte. Perspectiva cristiana

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opinión) |565 alumnos|Fecha publicación: 30/07/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 4:

 El vacío del miedo

El miedo es la sensación de vacío que sentimos cuando nos percatamos de aspectos íntimos de nuestra vida que nosotros catalogamos como negativos, tales como nuestro vacío interior, nuestra soledad y nuestra pobreza, tanto material como espiritual, así como nuestra imposibilidad en remediarlo. Es lo que generalmente se le denomina conformismo. La sensibilidad de llegar a conocer nuestra situación y la dependencia a la misma (o conformismo) nos conducen irremediablemente al miedo. Muchas veces no queremos afrontar la situación que sufrimos, más aún cuando es algo desconocido, como la muerte. Preferimos vivir en un vacío inútil y quejarnos continuamente sin atrevernos a enfrentar la situación y buscarle así un remedio práctico.

El vacío nace siempre de una comparación. Al compararnos con los demás alimentamos ideas negativas sobre nosotros mismos y ello hace que nos minimicemos y que desperdiciemos nuestras propias aptitudes. Además esas comparaciones nos alejan de la realidad de las cosas y no nos permiten ver con claridad y con efectividad el mejor camino a seguir.

Vivir sin compararnos quiere decir no depender, no exigir, lo cual significa amar, porque el amor no compara, el amor no teme, el amor libera; se trata de una libertad que se convierte en desasimiento; es como el agua de un río, que sigue su marcha sin aferrarse a ninguna roca. Vivir en una situación de conocimiento de nuestra propia vida y vivir aceptándola en su totalidad, es descubrir una extraordinaria vida de tranquilidad, paz y amor.

Por el miedo que suscita, el hombre hace todo lo posible para alejar u ocultar la sombra de la muerte; no quiere ni oír hablar de ella. Las palabras muerte y morir son para la persona de hoy palabras tabú y hace lo posible para no pensar en ellas distrayéndose y refugiándose en el vacío y en el consumismo, en las diversiones y en el trabajo.

Sin embargo, la muerte está ahí. Ante ella cada uno se halla frente a una doble inseguridad: la inseguridad tocante a su propia supervivencia y la inseguridad tocante a la retribución que le espera en el más allá. Es su miedo; el vacío que debe vencer.

Para el cristiano morir supone conocer y comprender el misterio y, por tanto, también la plena instalación en la verdad. Por eso nuestra existencia bien puede ser considerada como una peregrinación hacia el conocimiento. Así la muerte se nos ofrece como una especie de inmersión en la verdad que, por tanto, no es sólo felicidad, sino también encuentro, descubrimiento, constatación. He aquí su dimensión intelectual. En la presencia de Dios se funden la verdad y la bondad, que se hacen una misma cosa, de forma que todo alcanza la sencillez de la realidad última y las emociones se funden en la serenidad absoluta para transformarse ya, simplemente, en amor.

Capítulo siguiente - Vencer el vacío
Capítulo anterior - Vivir la vida

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Vida y muerte. Perspectiva cristiana



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Vida cristiana. El poder del mal
En la lección que tenemos para ti el día de hoy hablaremos sobre un tema ... [01/09/11]
27  
2. Consejería cristiana
La Consejería cristiana estudia el comportamiento del hombre y los factores que... [06/08/08]
2.410  
3. La familia cristiana
La familia cristiana es un curso de religión que analiza cómo debe comportarse... [22/07/10]
901  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail