12.176 cursos gratis
8.742.066 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Vida y muerte. Perspectiva cristiana

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opinión) |565 alumnos|Fecha publicación: 30/07/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 8:

 La muerte

Cuando el hombre tiene fe en el más allá y una fe inquebrantable en Dios, sabrá dejar sin pesar esta tierra donde ha vivido y aceptará más fácilmente la partida al más allá. Ante la presencia de la muerte, esa persona olvidará las aprensiones iniciales y le llenará una gran serenidad, paz y gozo; el gozo de haber llegado al final del camino y de recoger el fruto maduro de la vida.

Una persona que ha conocido personalmente al Señor no le tiene miedo a la muerte. Sabe que no es el final, sino el comienzo de una verdadera vida a la que Dios le ha llamado. La muerte es la sanación completa, porque es la liberación de todos nuestros males. El miedo que muchas personas sienten ante la muerte es un signo claro de que Dios no quiere que muramos, sino que vivamos y que vivamos con El. Dios no nos ha creado para morir, sino para vivir.

Mientras toda imaginación fracasa ante la muerte, la Iglesia Católica afirma que el hombre ha sido creado por Dios para un destino feliz, situado más allá de la miseria terrenal.

Dios ha llamado y sigue llamando a la persona a adherirse con Él en la total plenitud de su ser en la perpetua comunión de la incorruptible vida divina: a ser uno con El. Ha sido Cristo resucitado quien ha ganado esta victoria para la persona, librándola de la muerte con su propia muerte. Para todo aquel que reflexione, la fe, apoyada en sólidos argumentos, responde satisfactoriamente al interrogante sobre el destino futuro de la persona y, al mismo tiempo, le ofrece la posibilidad de una unión con nuestro hermanos que han sido ya arrebatados por la muerte, dándonos la esperanza de que poseen ya en Dios la vida verdadera.

Hay muchas personas que en el preciso momento de su muerte dan la impresión de haber reconocido a alguien a quien nosotros no podemos ver. Eso se nota por la suavidad de sus facciones y por algunos gestos de su cuerpo o de su cara. Nos da la impresión de que alguien ha venido a buscar su alma para acompañarla a la otra vida y, al reconocerlo, derrumba cualquier muro de inquietud que pudiera quedar ante su muerte, y se entrega voluntariamente y feliz a quien llegó en su busca.

Esa actitud nos permite imaginar la posibilidad de que en la otra vida nos podamos reencontrar con familiares y almas conocidas en nuestra vida, por las que sentimos gran afecto y afinidad.Pasteur, tan exigente en materia científica que hasta le daba gracias a Dios por sus descubrimientos, creía en la existencia del alma, en otra vida después de la muerte y en la eternidad. A propósito de la muerte de uno de sus hijos escribió la más bella declaración de esperanza: la de volverse a encontrar ambos en la eternidad.

Cuando un cristiano educado en la fe comprende su destino final y lo acepta, la muerte se convierte para él en una llama de esperanza.

Capítulo siguiente - La nueva vida
Capítulo anterior - El temor a morir

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Vida y muerte. Perspectiva cristiana



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Vida cristiana. El poder del mal
En la lección que tenemos para ti el día de hoy hablaremos sobre un tema ... [01/09/11]
27  
2. Consejería cristiana
La Consejería cristiana estudia el comportamiento del hombre y los factores que... [06/08/08]
2.410  
3. La familia cristiana
La familia cristiana es un curso de religión que analiza cómo debe comportarse... [22/07/10]
901  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail