12.170 cursos gratis
8.780.890 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 10:

 La ruta

La ruta esta dada por un sector geográfico el cual, uno como vendedor, debe atender a todos o parte de los clientes que se encuentren circunscritos en dicha área y eso, como lo dijimos antes, va a estar determinado por las políticas de distribución de la empresa.

Dentro de esta área geográfica uno debe hacer subdivisiones por los días laborales que tenga (de lunes a viernes o a sábado) y teniendo en cuenta la frecuencia de visita de los clientes y su ubicación por dirección.

Frecuencia de visita: Es la cantidad de visitas que tiene o va a tener un cliente en un período de tiempo determinado, así por ejemplo si un cliente es visitado una vez por semana tiene frecuencia 1/7, si es visitado cada 15 días será 1/15 si fuese dos veces por semana 2/7, etc.

La frecuencia está dada por varios motivos:

a)      Importancia relativa del punto de venta, así tenemos que si hay clientes que tienen una rotación más alta de los productos, este debe ser atendido más veces que otro que tenga una rotación más baja. Esto es totalmente dinámico, pues hay veces que clientes con mala rotación, se les hace un cambio en el tipo de atención y su venta aumenta, haciendo que la frecuencia de visita de éste  aumente.

b)      Cantidad de clientes a tender por rutas. Si son rutas con muchos clientes, más de los que en un día se pueden atender, hay que dar una frecuencia de visita 1/15 para poder atenderlos a todos.

c)      Tipo de cliente. Si es cliente tradicional, mayorista o supermercado.

La rotación de productos esta dada por:

La cantidad de productos que se venden en un determinado punto en una unidad de tiempo predeterminada, vale decir que es la cantidad de productos que un cliente vende en una semana o en el plazo de la frecuencia que este tiene, si tiene una alta rotación deberemos analizar dos puntos:

a)      Aumentamos la cantidad de productos dejados en el punto

b)      Aumentamos la frecuencia de visita

Si elegimos a), tenemos que tener en cuenta el espacio físico del local, el de de exhibición y la vida útil de los productos. Si el espacio es pequeño y la vida útil no lo acepta, debemos aumentar la frecuencia de visita.

En general, los locales no cuentan con grandes espacios ni bodegas para guardar productos, además hay que pensar que la mercadería que no se exhibe no se vende, y hoy se privilegia el exhibir, ya que es mercancía en tránsito, mientras lo almacenado es capital inmovilizado, por lo tanto se privilegia el aumentar la frecuencia, ahora si el cliente maneja muy poco producto, podemos entonces elegir el punto a).

¿Cómo determinar la cantidad de clientes a atender por día?

El método más sencillo y práctico es el siguiente. Se fotocopia el mapa del sector geográfico que nos corresponde, se pinta con un punto o se pinchan en el mapa de acuerdo a la dirección, los clientes activos con un color y los clientes potenciales con otro y posteriormente se cuentan todos los activos y se dividen por el número de días de trabajo de la semana. El resultado obtenido es el número de clientes activos por día, por lo tanto partiendo de un extremo (superior izquierdo por ejemplo) se empiezan a contar los clientes avanzando tanto apara el lado como para abajo hasta llegar al número obtenido y así tener un área semi cuadrada, la cual la llamaremos "lunes" con el martes hacen lo mismo partiendo por la esquina superior derecha del "lunes" y a esta área la llamaremos "martes". Si se nos acaba el mapa, por que llegamos al límite y nos faltan clientes, seguir contando hacia abajo hasta completar el número, teniendo el cuidado de siempre ir armando semi cuadrados o rectángulos, hasta completar la semana.

En el nuevo plano vamos a tener lo siguiente, un número igual de clientes a atender por día y además nos van a quedar dentro de cada día clientes potenciales (estos no van a ser parejos en número de acuerdo a los días), lo que permite que en el tiempo que quede después de atender a los clientes activos, podamos hacer crecer la ruta con los clientes potenciales.

La ruta tiene dos posibilidades de crecer:

a)      Crecimiento horizontal: Este es el crecimiento en número de clientes

b)      Crecimiento vertical: Este es el crecimiento en ventas de los clientes.

El crecimiento horizontal es el más sencillo de realizar, pues es anexar nuevos clientes a la ruta, pero el crecimiento vertical es más complejo, pues se debe realizar un trabajo con cada cliente para poder vender el mix más completo posible de productos e impedir el ingreso de la competencia, lograr la fidelidad de nuestro cliente y aumentar los stocks y rotación.

Capítulo siguiente - El manejo de la ruta
Capítulo anterior - La empresa y marca

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Ventas en el mercado del consumo masivo



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Tipos de conjuntos de consumo (Macroeconomía)
Desde el punto de vista macroeconómico, existen tres grandes conjuntos de consumo,... [09/02/12]
10  
2. Desequilibrio de consumo óptimo. Economía
Este de breve curso de economía nos permite aprender sobre algunas causas que... [29/08/12]
9  
3. Situación de consumo óptimo. Microeconomía
En el presente curso breve de microeconomía , se enseñan algunos conceptos sobre... [01/10/12]
10  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail