12.182 cursos gratis
8.735.997 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La vejez y el sexo. Sexualidad

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opinión) |57 alumnos|Fecha publicación: 05/08/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 7:

 Homosexualidad. Asunto escabroso

La homosexualidad. Asunto escabroso…

Merece la pena realizar una breve mención respecto a la homosexualidad en el anciano dado que se trata de una orientación sexual que por sí misma es fuente de presión desde la sociedad hacia el individuo y que en esta población incrementa sus dificultades de expresión. Si la sexualidad de los ancianos heterosexuales no es aceptada por la sociedad, peor será la situación que se presenta para los ancianos homosexuales.

Los escasos estudios realizados en esta población muestran que el proceso de envejecimiento produce los mismos cambios que en el anciano heterosexual. Sus relaciones y problemas físicos no difieren mucho de los que se encuentran en los heterosexuales de edad avanzada.

Los estudios realizados muestran que, aunque de joven parejas homosexuales temía ser ‘descubiertos’ como tales. Que con la edad, se atenúa el temor a ser manifiestos. Una posible explicación es que este miedo está ligado a la pérdida de la seguridad en el empleo y desarrollo de la carrera profesional, temores que desaparecen con la jubilación.

En general, con el envejecimiento tienen más problemas los ancianos homosexuales que las parejas heterosexuales, a los que se añade al rechazo social, la falta de protección socio familiar y la carencia de amparo jurídico cuando se produce la muerte de un miembro de la pareja. Lo que, a menudo sucede, sin derecho a pensión de compensación y sin ningún reconocimiento para el miembro de la pareja que queda solo.

La realidad psicológica y social de las mujeres lesbianas es aún menos conocida, con muy pocos estudios realizados, pero con una situación que no se diferencia mucho de la de los varones ancianos homosexuales.

En resumen

La creencia de que la edad avanzada y el declinar de la actividad sexual están inexorablemente unidos ha hecho que no se haya prestado atención adecuada a una de las actividades que tramita mayor calidad de vida en los ancianos, como es la sexualidad. Los estudios médicos demuestran que la mayoría de las personas de edad avanzada son capaces de tener relaciones y de sentir placer en toda la gama de las actividades de este tipo a las que se entregan las personas más jóvenes.

Una revisión de la literatura sugiere que hay una disminución gradual en la frecuencia de las conductas sexuales, con disminución del interés sexual y un aumento de la frecuencia de disfunciones sexuales asociado con la edad y empeorados por la dieta inapropiada y por la obesidad como corolario final.

En los ancianos la función sexual se ve afectada en primer lugar por los cambios fisiológicos y anatómicos que el envejecimiento produce en el organismo sano.

Un error frecuentemente aceptado es la confusión entre envejecimiento y enfermedad.

Las características psicológicas, sociales y culturales en las que tenga lugar la relación influyen de manera decisiva en la función sexual.

En la vejez, el interés o deseo sexual se mantiene mejor que la actividad sexual en los hombres, mientras que en las mujeres existe un declive en ambos aspectos de la sexualidad.

Existen importantes variaciones individuales en la sexualidad durante la vejez, lo que indica que los cambios de la actividad sexual en el anciano son fruto de la intervención de múltiples factores.

El aumento de disfunciones sexuales en el anciano también se ha visto recogido en los diferentes estudios existentes sobre el tema. La disfunción sexual puede ser debida a causas médicas, psicológicas y/o como efecto secundario de la medicación administrada, donde los factores psicológicos juegan un papel muy importante.

La obesidad, flagelo persistente cultural, el consumo excesivo del alcohol, los efectos adversos demostrados del azúcar en la actividad sexual son indolentemente omitidos por los expertos en sus recomendaciones. Todo confluye para que veamos la sexualidad en la vejez a través de prismas miopes. (El libro para aquí consultar es: Sugar Blues por William Duftí).

Finalmente, hemos evitado discutir en mucho detalle los factores asociados con la dieta, como asimismo hemos soslayado revisar el resultado y efecto de la presencia de un mayor índice de obesidad en las personas mayores, que aumenta al unísono con el de la población general.

Finalmente, no reparamos en el efecto en el abatimiento, por desuso, de las facultades intelectuales, ya que el anciano de hoy no se arriesga a explorar actividades que retan sus recursos cognitivos.

Como antes hemos dicho: se puede envejecer sin achaques, pero para hacerlo hay que desearlo y dedicarse a que así lo sea.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a La vejez y el sexo. Sexualidad



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Sexualidad
Estamos acostumbrados a ser administradores en algunos aspectos de nuestras vidas,... [15/09/08]
4.209  
2. Estudio sociológico del sexo. Sexualidad
En este curso de sexualidad examinaremos la evolución en la sociedad acerca del... [17/08/11]
84  
3. La vejez. Se puede curar
En esta ocasión te presentamos un Nuevo curso en el cual obtendrás un guía sobre lo... [01/08/11]
171  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail