12.212 cursos gratis
8.337.756 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Valores morales para niños

Autor: VIKTOR CANDRO
Curso:
10/10 (4 opiniones) |17259 alumnos|Fecha publicación: 28/10/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 14:

 Valor de la gratitud

OBJETIVO: Motivar en los niños el agradecimiento y la gratitud por todas las cosas buenas que tienen y reciben en la vida.

FUNDAMENTACIÓN:

(Del lat. gratitkdo)

- f. Sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera.

Tomado de Diccionario de la Real Academia Española

La gratitud es la expresión y reconocimiento de lo que otros hacen por nosotros, mediante su servicio o ayuda. Mediante esta labor, como la definición arriba lo menciona, la persona se ve “obligada” positivamente a corresponder como respuesta al beneficio recibido. De esta manera: el niño puede agradecer a sus padres por darle los alimentos, por comprarle lo requerido para sus necesidades; por ser llevado a sitios muy placenteros para la recreación…también el niño agradece a sus profesores por enseñarle conocimientos para la vida…agradecer a sus amigos por los buenos momentos compartidos y los detalles recibidos…agradecer a Dios por tener un hogar donde convivir…entre muchas posibilidades o motivos más de agradecimiento.

Infortunadamente, en numerosas ocasiones, esperamos a que los demás nos den o nos sirvan, y corremos el riesgo de olvidar que la gratitud es una expresión de valoración por lo que otros hacen.

Las actitudes o expresiones de ingratitud se adquieren a temprana edad. Los padres no enseñan a los niños a dar gracias, especialmente cuando les dan todo, o les hacen todo; les transmiten la idea de que el mundo tiene que servirles incondicionalmente. Como si la sociedad se viese obligada a suplir cuanto se antoje al niño, al joven, incluso al adulto. De otra parte, también está la ausencia de expresiones de gratitud entre los padres, entre los miembros de la familia. Se considera que las cosas deben hacerse simplemente y nada más. Con eso debiera bastar.

Podemos notar esto, por ejemplo, cuando el niño se queja de algo que no le agrada o que no tiene, y no percibe que cuenta con otras cosas semejantes por las cuales podría o debería sentirse agradecido; es el caso del niño que no tiene un producto comestible, y arma una pataleta o se enoja, a pesar de que tiene otros alimentos que puede consumir y disfrutar. Esta es una actitud desagradecida muy común.

El ejemplo anterior es muy obvio, pues, ¿Cuántos niños no tienen nada que comer cada día? ¡Y anhelarían digerir cualquier cosa!

Por exceso o por defecto, el niño debe aprender a expresar su gratitud, primeramente a sus padres, fuente de satisfacción de casi todas sus necesidades. Luego a su familia, para así poder hacerlo con sus amigos, y demás autoridades y líderes encargados de su formación cada día.

Los buenos comportamientos, mediante buenos ejemplos, se aprenden y adquieren significado en las interacciones sociales; el niño no es ajeno a todo lo que está viendo, evaluando, para luego interiorizarlo.

Si el niño ve en sus padres o encargados, petulancia, prepotencia, ingratitud… es lo que manifestará cuando interactúe con otros. Si el niño, por el contrario, percibe un entorno donde el servicio más sencillo es valorado e importante, aprenderá que las personas cumplen funciones valiosas, que también le benefician a él.

ENSEÑAR LA GRATITUD A LOS NIÑOS 

- Las clases de valores, las jornadas de convivencia, los trabajos en equipo/grupo, constituyen medios importantes para que los niños se expresen gratitud por lo que hacen. Cada cual aporta su grano de arena y recibe agradecimiento por su valiosa colaboración.

- Con base a lo anterior desarrollar actividades que motiven la creatividad del niño basado en el planteamiento: ¿De qué maneras puedes expresar tu gratitud a…? personas, familia, instituciones, por beneficios o bendiciones, Dios, etc.

- Trabaje cuentos cortos o fábulas, que muestren activamente la gratitud entre sus personajes y que puedan ser dramatizados por los niños; éstos también pueden inventar sus propias dramatizaciones ilustrando la gratitud.

- Analice con los niños situaciones de ingratitud, para que luego ellos generen expresiones posibles de agradecimiento, aparte de interpretar dichas situaciones.

- La gratitud proviene de casa, al igual que la ingratitud; los padres de familia deben ser instruidos al respecto en los talleres e interacciones informativas periódicas programadas por el colegio. Aparte, claro está, que la mayor fundamentación en valores la pueden transmitir los padres directamente a sus hijos.

BENEFICIOS DE LA GRATITUD PARA EL NIÑO

- Valoración y reconocimiento por lo que otros hacen.

- Motivación para ser también una persona servicial.

- Satisfacción personal propia y también para quienes le rodean (padres, amigos, profesores...)

- Mejoramiento de la convivencia interpersonal.

Capítulo anterior - Valor del amor

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Valores morales para niños


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Valores morales para adultos
Valores morales para adultos, en este curso aprenderemos valores morales... [04/11/09]
2.974  
2. Valores morales para jóvenes
Valores morales para jóvenes , la formación de la adolescencia y la juventud... [10/11/09]
8.551  
3. Instrumento terapéutico. Valores y sentimientos
En este nuevo curso de psicología estaremos hablando sobre lo que son las terapias... [17/08/11]
73  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


Ponte al día de Psicología con nuestros cursos gratis