12.176 cursos gratis
8.741.914 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Valores morales para niños

Autor: VIKTOR CANDRO
Curso:
10/10 (4 opiniones) |17259 alumnos|Fecha publicación: 28/10/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 2:

 Disciplina en los niños

OBJETIVO: Fundamentar en los niños el valor de la disciplina como una forma de instruir su vida diaria.

FUNDAMENTACIÓN

La disciplina procede del latín discere, que significa aprender; luego la disciplina como un valor/actitud/acción significa la capacidad de hacer lo que se debe hacer, basados en poder ser organizados y constantes en las actividades diversas de la vida cotidiana.

Esta preciosa cualidad tan difícil pero no imposible de lograr, permite a las personas adquirir buenos hábitos, mejorar las prácticas en habilidades diversas, dominarse a sí mismas en su carácter; actuar frente a lo que no conviene y que podría afectar al individuo.

En los niños la disciplina se comienza a cimentar desde temprana edad mediante las actividades sencillas que percibe en su hogar, algunas de las cuales le son encomendadas para la adquisición de hábitos adecuados de vida. También las actividades de socialización secundaria (grupos externos) Por ejemplo:

Actividades que se perciben en casa:

- El aseo y orden habitual.

- El horario que papá y mamá (otros familiares) cumplen en sus actividades (hora de levantarse; desayunar, ir al trabajo, retornar, acostarse, etc.) regularidades que indican cierta organización sobre y en la vida del hogar.

Actividades delegadas

- “Toma tu ropa y deposítala en…”

- “Pon tus zapatos debajo de, en…”

- “Comamos juntos sentados a la mesa”

- “No demores tanto en la ducha”

- “Acostumbra a dejar las cosas donde las encuentres”

Actividades en grupos sociales

- “Debes ir hoy también al colegio”

- “No olvides tus tareas”

- “Recuerda tener todo listo para mañana e ir al club/grupo…”

En fin, diversas actividades que enseñan rutinas/hábitos valiosos para la vida, y que el niño irá asimilando porque se ve inmerso en dichas prácticas, es decir, el ejemplo y enseñanza que le transmiten su padres o cuidadores.

En esencia la disciplina es capacidad de aprender, disposición para extraer de la vida y las acciones lo más conveniente, conocimientos útiles para una mejor calidad de vida; a nivel personal e interpersonal.

En la formación de la disciplina juega un papel importante la voluntad como el motor que lleva a la persona a decidir, elegir la mejor acción que favorezca su vida propia y la de los demás. Que la persona vea que los buenos hábitos son productivos, dignifican a las personas que los practican; les hacen la vida más ordenada y con sentido.

Así mismo, cabe aclarar que la disciplina no es necesariamente equivalente a castigo; la idea es que la disciplina corrige, endereza, muestra el camino correcto que se debe seguir para no errar tanto en la vida. Como sostienen algunos autores, la disciplina muestra los límites, fronteras que deben ser respetados en la vida para evitar consecuencias desagradables de actitudes faltas de control y responsabilidad.

ENSEÑAR LA DISCIPLINA A LOS NIÑOS 

- Dar ejemplo de orden, organización como adultos. El ejemplo es uno de los principales transmisores de valores y virtudes entre las personas, pues la congruencia se manifiesta en la mínima concordancia entre lo que alguien piensa, dice y hace. Ese ejemplo se refiere a los comportamientos habituales en el hogar (Aseo, tiempos, reglas establecidas para al armonía entre los miembros del hogar; rutinas,  proyectos a corto y mediano plazo…)

- Las reglas establecidas en el hogar deben ser claras y posibles de cumplir por todos, incluyendo, por supuesto, a los niños. Ellas son inmodificables por el bien del grupo familiar, pero no inflexibles al punto de ser una carga pesada para la familia, especialmente los hijos. (por ejemplo. La hora relativamente adecuada de estar en cama)

- La disciplina no es grata para ningún ser humano; existirá siempre la tendencia a resistirla y actuar al propio acomodo. Esto lo sabe el niño cuando trata de burlar la autoridad de los padres (descubren modo de manipular y obtener las cosas). Para ello la constancia  en lo que se enseña al niño es muy importante; así por aprendizaje sabrá lo que es espera de él y además lo que debe hacer. Por ejemplo: cuando se le enseña a llevar su ropita al cesto.

- La corrección de tipo verbal explicará al niño el motivo de la misma; lo que se pretende mejorar en su vida y cómo le beneficiará.

- Establecer acuerdos mínimos con ellos es básico para la formación en autodisciplina; el niño sabe que puede obtener aquello, pero debe también cumplir con ciertas condiciones en las cuales debe poner en acción su carácter en formación. Cabe aclarar que esto no se cumple para el amor, pues los padres y adultos en general deben amar a los niños incondicionalmente, es decir, por el hecho de ser niños.

- Medir el consentimiento para con los hijos; se debe entablar relaciones normales y adecuadas con ellos; la sobreprotección no les deja madurar en responsabilidades y actividades que deben hacer por sí mismos. Lo cual puede llegar a constituir un caldo de cultivo para la irresponsabilidad.

- Estimular (reforzar) al niño cuando tiene buenos y acertados comportamientos (productivos), es decir, lo evidencian como un buen hijo, miembro del sistema familiar (ser ordenado, obediente, aplicado en sus tareas, logros diversos que conquista a su corta edad…)

- Si se cuenta con la posibilidad de leer al niño textos infantiles, fábulas, cuentos, pueden aprovecharse los personajes y sus acciones para reflexiones con él acerca de los valores allí involucrados. Probablemente la disciplina se resalte para ser analizada e interiorizada con el niño.

BENEFICIOS DE LA DISCIPLINA PARA EL NIÑO  

- Incorporación de hábitos adecuados en pro de una mejor calidad de vida.

- Los padres que disciplinan a sus hijos seguramente podrán contar con ellos en años posteriores.

- El niño se sentirá amado, pues la disciplina con amor muestra a la persona corregida y educada que se le desea lo mejor en su vida.

- El niño aprenderá la gratitud al ser educado, amado, encauzado en su vida, muchas veces indefensa.

- A medida que enfrente nuevos retos será capaz de salir adelante porque cuenta con aprendizajes de vida previos.

- Aprenderá a pensar las posibles consecuencias de sus actos y los límites hasta los cuales puede llegar (futura toma de decisiones)

- Tendrá bases para ser un ciudadano que convive y respeta a sus semejantes.

- Adquirirá bases sólidas para terminar las cosas que empieza por mínimas y sencillas que sean.

- Ventajas importantes en su vida emocional, fruto de su dominio propio.

Capítulo siguiente - Valor de la obediencia
Capítulo anterior - Valores en los niños

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Valores morales para niños



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Valores morales para adultos
Valores morales para adultos, en este curso aprenderemos valores morales... [04/11/09]
2.974  
2. Valores morales para jóvenes
Valores morales para jóvenes , la formación de la adolescencia y la juventud... [10/11/09]
8.551  
3. Instrumento terapéutico. Valores y sentimientos
En este nuevo curso de psicología estaremos hablando sobre lo que son las terapias... [17/08/11]
73  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail