12.174 cursos gratis
8.742.531 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Valores morales para adultos

Autor: VIKTOR CANDRO
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |2974 alumnos|Fecha publicaciýn: 04/11/2009
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 5:

 Fraternidad

OBJETIVO: Fundamentar la sensibilidad que las relaciones fraternas permiten entre las personas, las familias y los amigos.

FUNDAMENTACIÓN

Del  lat. Fratern-tas. “Amistad o afecto entre hermanos o entre quienes se tratan como tales.”

Tomado del Diccionario de la Lengua Española: Real Academia Española.

Los lazos de hermandad entre las personas no constituyen un simple formalismo que los hombres deben cumplir. En verdad, las relaciones fraternas (sólo ellas) pueden permitir que intereses, objetivos, valores, convivencia en general…puedan ser una realidad entre los hombres. La fraternidad descarta el odio, el rechazo y desprecio entre las personas de cualquier condición y bajo cualquier circunstancia. De hecho, una de las manifestaciones de la imperfección del carácter del hombre se plantea en la enemistad que establece con algunos de sus semejantes (grupos sociales diversos; organizaciones; instituciones), la cual sugiere el estar en contra de, no tolerar a, evitar

La fraternidad se entiende como el amor al prójimo, o la capacidad de expresar y poner en práctica la piedad con quienes se convive. Implica relaciones amables, donde se desea el bien de los demás, hay preocupación por el bienestar general del otro. Tiene, sin embargo, la fraternidad, un sabor agradable de contar con la compañía de otras personas, de poder compartir intereses comunes o ser testigo de procesos de vida que cada cual asume en su existencia cotidiana.

La hermandad propiamente dicha presupone una renuncia al egoísmo, tan de moda en las distintas épocas, donde las personas buscan sus propios intereses y satisfacciones, sin pensar en las consecuencias en los seres que les rodean. Por ello, no es raro a veces, que sean los más íntimos los objetos de maltrato y desamor. La humanidad del otro es tan importante como la nuestra, pero existen convicciones mentales muy distorsionadas en muchas personas que las hacen selectivas frente al prójimo.

Si bien es cierto, que no podemos andar con todo tipo de personas, que nos causarían daño y perjuicios, en esencia la fraternidad para con los demás sí es de carácter universal y no hace acepción de personas.

El adulto, en sus distintas relaciones (familia, trabajo, club, iglesia…) necesita poner en práctica la fraternidad, la cual será un vehículo de armonía y satisfacción al compartir con otros la vida.

Asimismo, es posible que algunas personas no hayan crecido bajo dichos parámetros de hermandad, especialmente en hogares de abandono, de agresión y violencia (todo lo contrario del amor fraterno), y que además esto repercuta en la indiferencia experimentada en sus actuales relaciones interpersonales.

Para este tipo de situaciones, la práctica de la hermandad se verá beneficiada mediante el diálogo (escuchar activa y sinceramente al otro); mediante la cercanía(intentar el contacto); a través de la  valoración  sincera de lo que el prójimo es (un proyecto de vida con posibilidad de ser realizado); mediante la decisión de amar al género humano como tal (pues todos tenemos los mismos derechos de una calidad de vida y realización personal).

De modo que, una vida fraterna es un vida de convivencia sana, donde los adultos se respetan, se valoran y establecen nuevos vínculos que les hacen mejores amigos, esposos, trabajadores…personas en general.

ENSEÑAR LA FRATERNIDAD A LOS ADULTOS

- A nivel institucional es un deber de cada líder o alto dirigente, incluso mandos medios dar ejemplo a los demás compañeros de relaciones fraternas. El buen trato es deseable desde todo punto de vista. Una persona normal precisa y le agrada que le traten bien.

- Todos los talleres y capacitaciones (actualizaciones) dadas a los funcionarios y empleados de una organización en el ámbito de la convivencia y las relaciones interpersonales nunca están de más, dado que los problemas entre las personas están directamente relacionados con su carácter, su percepción y vivencia de los valores de forma distinta.

- Cada cónyuge debe tomar la iniciativa de propiciar relaciones fraternas con el otro; iniciativa que generaría motivación por tener un mejor clima afectivo dentro del hogar o lugar de convivencia.

- Los hijos con su espontaneidad, calidez, creatividad, son fuente de fraternidad que los padres deben respetar, aceptar y potencializar.

BENEFICIOS DE LA FRATERNIDAD EN LOS ADULTOS

- Relaciones de mayor cordialidad, amabilidad y cortesía entre las personas.

- Capacidad para el bien trato para con los hijos.

- Líderes, docentes, facilitadores que transmiten piedad (amor) a sus estudiantes o encargados.

- Adultos con un mayor dominio de su carácter, por el sencillo hecho de valorar y respetar a los demás.

- Convivencia más adecuada en todos los niveles (tolerancia, respeto, solidaridad…)

- Cumplimiento del mandato divino de amar al prójimo de la misma forma que la persona tiene cuidado y consideración consigo misma.

Capýtulo siguiente - Renovación
Capýtulo anterior - Motivación

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Valores morales para adultos



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Valores morales para niños
Valores morales para niños , la enseñanza de valores morales en los niños es... [28/10/09]
17.259  
2. Valores morales para jóvenes
Valores morales para jóvenes , la formación de la adolescencia y la juventud... [10/11/09]
8.551  
3. Instrumento terapéutico. Valores y sentimientos
En este nuevo curso de psicología estaremos hablando sobre lo que son las terapias... [17/08/11]
73  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail