12.170 cursos gratis
8.767.872 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 5:

 Actividades económicas comunitarias en la UE. Política pesquera comunitaria

La Política Pesquera Común (PPC) es el instrumento de gestión de la pesca y la acuicultura de la Unión Europea.

Las primeras medidas comunes en el sector pesquero se establecieron en 1970, cuando se acordó que los pescadores de la UE debían tener igualdad de acceso a las aguas de los Estados miembros. Aun así, se reservó una franja costera para que los pescadores locales que faenaban tradicionalmente cerca de sus puertos de origen pudieran seguir haciéndolo. También se adoptaron medidas para crear un mercado común de productos de la pesca y se estableció una política estructural para coordinar la modernización de los buques y de las instalaciones en tierra.

Todas estas medidas adquirieron un mayor relieve en 1976, cuando, a raíz de los acontecimientos internacionales, los Estados miembros ampliaron sus derechos a los recursos marinos de 12 a 200 millas a partir de sus costas y decidieron que la Unión Europea era mejor interlocutor que cada uno de ellos para gestionar los caladeros de las aguas bajo su jurisdicción y defender sus intereses en los foros internacionales. Tras años de arduas negociaciones, la PPC vio la luz en 1983. Veinte años después, se reformó radicalmente. El objetivo de la reforma de 2002 era garantizar el desarrollo sostenible de la actividad pesquera desde los puntos de vista ecológico, económico y social. También se quería que las decisiones se basaran en unos dictámenes científicos sólidos y transparentes y en una mayor participación de los interesados. Otros elementos importantes eran la responsabilidad, la eficacia y la coherencia con las demás políticas de la UE, especialmente las de medio ambiente y desarrollo.

La Política Pesquera Común se reformó en 2002 para garantizar la explotación sostenible de los recursos acuáticos vivos. Se introdujo entonces un criterio de precaución encaminado a proteger y conservar esos recursos y reducir al mínimo el efecto de la actividad pesquera en los ecosistemas marinos. La meta era contribuir a la eficacia de las actividades en una industria pesquera y acuícola económicamente viable y competitiva, ofrecer un nivel de vida equitativo a quienes dependen de la actividad pesquera y tomar en cuenta los intereses del consumidor.

La reforma de 2002 introdujo una estrategia de gestión pesquera más a largo plazo, mediante planes plurianuales de recuperación de las poblaciones que estuvieran por debajo de los límites biológicos de seguridad y planes plurianuales de gestión de las demás poblaciones. El objetivo era la aplicación progresiva de una gestión pesquera basada en el concepto de ecosistema.

      En 2008 la Comisión inició una revisión de la Política Pesquera Común en la que analizará los aciertos y desaciertos de la política actual y estudiará las experiencias de otros sistemas de gestión pesquera al objeto de entresacar posibles directrices para el futuro.

      En el folleto La Política Pesquera Común - Guía del usuario- encontrará una descripción detallada del funcionamiento práctico de la PPC.Para que la presión de la pesca no supere los límites que pueden soportar las poblaciones de peces, la PPC cuenta con medidas de conservación, como son los totales admisibles de capturas, la limitación del esfuerzo pesqueroo las medidas técnicas (normas referidas a los artes de pesca y tallas mínimas de desembarque), y obliga a registrar y comunicar las capturas y los desembarques.

      La PPC cuenta con diversas medidas para limitar las repercusiones medioambientalesde la pesca. Entre ellas cabe mencionar la protección de las especies no objetivo - mamíferos marinos, aves y tortugas -, los juveniles y las poblaciones vulnerables (por ejemplo la estrategia para prevenir las capturas accesorias y eliminar los descartes), o la protección de los hábitats vulnerables (por ejemplo las medidas para eliminar las prácticas pesqueras destructivas).

      El  Fondo Europeo de Pesca (FEP) es el elemento financiero de la PPC. Tiene una vigencia de siete años (2007-2013) y un presupuesto total aproximado de 3.800 millones de euros. Su objetivo es sostener los objetivos de la Política Pesquera Común (PPC) mediante lo siguiente:

o  Apoyo de la explotación sostenible de los caladeros.

o  Consolidación de la competitividad y la viabilidad de los agentes económicos del sector.

o  Fomento de métodos de pesca y producción respetuosos del medio ambiente.

o  Apoyo adecuado a los trabajadores del sector.

o  Incentivo al desarrollo sostenible de los caladeros.

      La política de gestión de la flotade la PPC va encaminada a limitar su capacidad pesquera, con objeto de conseguir un mejor equilibrio entre ésta y los recursos disponibles.  

      La meta de la organización común de mercados (OCM) es equilibrar las necesidades del mercado y los intereses de los pescadores en la Unión Europea y garantizar el cumplimiento de las normas de competencia leal.

      La UE mantiene bastantes acuerdos con terceros países que le permiten acceder a sus caladeros. Con la reforma de 2002, los acuerdos pasaron de ser concesiones de acceso con una contrapartida financiera a verdaderas asociaciones para el desarrollo de la pesca sostenible y responsable.

      La UE ha suscrito numerosos acuerdos internacionales en materia de pesca y derecho del mar y desempeña una importante labor en diversas organizaciones regionales de pescaque gestionan los recursos pesqueros en alta mar y luchan activamente contra la pesca ilegal y las prácticas pesqueras destructivas.

      Corresponde a los Estados miembros de la UE garantizar que se cumplan las normas de la PPC. El control de la pesca es esencial para impulsar el cumplimiento, disuadir del fraude y garantizar la pesca sostenible. Existe también una inspección de la UE para garantizar que todas las autoridades nacionales responsables apliquen los mismos criterios de exigencia e imparcialidad. Para reforzar los controles, en la reforma de 2002, se decidió crear una Agencia Comunitaria de Control de la Pesca, que empezó a funcionar en 2007 y que potenciará la uniformidad y eficacia del cumplimiento de las normas aunando los medios de inspección y control nacionales y de la UE y coordinando las actividades. En 2008, la Comisión propuso una reforma del sistema de control de la pesca con objeto de fomentar una mentalidad proclive al cumplimiento de las normas y crear unas condiciones equitativas para los pescadores europeos.

      Cada diciembre, los ministros de pesca de los países de la UE deciden, luego de horas de duras discusiones, la cuota máxima de captura para el año siguiente. Por lo general, sus decisiones son decisorias.

 


      WWF calculó que esas cuotas llegan a ser en ocasiones 57 por ciento superiores a lo que recomiendan los científicos.


      En un informe publicado recientemente, esta organización consideró que, si bien cuatro quintos de los bancos pesqueros de la UE han sido sobreexplotados con una intensidad que pone en duda su futuro, los órganos clave del bloque no actuaron con suficiente cautela.

 
      El estudio critica tanto a los gobiernos de los 27 países de la UE como a la rama ejecutiva del bloque, la Comisión Europea, por transigir en el total de capturas permitidas.


      El límite para este año (2010) acordado por los gobiernos, fue casi el 54 por ciento mayor al propuesto por la Comisión, según WWF.


      Pero el informe también concluye que la mayoría de los límites de captura propuestos por la Comisión para el mar del Norte y el mar Celta  fueron incluso superiores a los recomendados por los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar.


      El derecho marítimo de la UE consta de 370 regulaciones y decretos diferentes, codificados en la Política Común de Pesca que, tras 10 años de vigencia, habrá expirado en 2012.

 
      "Invitaría a los ministros de Pesca a analizar las reglas que ellos mismos acordaron y aplicarlas", dijo a IPS Aaron McLouglin, de WWF. "Si se opta por ignorarlas, los resultados serán malos. Es como permitir que los automóviles vayan a cualquier velocidad. Si siguieran las reglas, menos gente moriría."


      La Comisión anunció, hace unos días, que inició procesos legales contra siete países de la UE cuyos barcos pescan atún de aleta azul en el océano Atlántico oriental y en el mar Mediterráneo.


      Chipre, España, Francia, Grecia, Italia, Malta y Portugal son acusados de enviar datos poco fiables a la Comisión Europea.

 
      Los bancos de atún de aleta azul están agotándose por años de sobreexplotación, buena parte de la cual no se declara, según el ejecutivo del bloque.


      El estudio lamenta, además, que hasta el 60 por ciento de la pesca en aguas territoriales de la UE se vuelve a arrojar al mar. Ese descarte, la mayor parte del cual es de peces muertos, es anatema para los conservacionistas.

      La Comisión presentó este año una iniciativa para acabar con los descartes, pero aún no se ha convertido en ley. El comisario de Pesca, Joe Borg, describió esta actividad de los buques como "antiético".


      Otro estudio, elaborado por el Parlamento Europeo, calcula que los descartes ascienden en todo el mundo a entre 7 y 27 millones de toneladas al año, el equivalente a la cuarta parte de toda la pesca.

 
      El eurodiputado sueco Carl Schlyter, del Grupo Verde, sostuvo que la política del bloque en la materia es "contraproducente", porque, para asegurarse de no exceder los límites de captura, los buques no tienen más opción que desembarazarse de gran cantidad de pescado. "Es hora de adoptar un nuevo enfoque", añadió.


      Schlyter postuló alentar el uso de redes diseñadas para minimizar la captura de pescados no deseados, permitiéndoles a los buques equipados con ellas más días en alta mar que a los que no las usen. Alicientes de este tipo fueron introducidos con éxito en la pesca de langosta.


      Guy Vernaeve, portavoz de la organización empresarial Europêche, argumentó que la situación de algunos bancos pesqueros ya mejoró debido al uso de nuevas técnicas de manejo. "Debemos ser equilibrados. No es tan simple como decir que los pescadores tienen la culpa de todo. Hay otros factores, como el cambio climático y la contaminación", afirmó Vernaeve.  La Comisión Europea aseguró que los planes de manejo a largo plazo habían tenido un impacto positivo en los bancos de caballa, de abadejo del mar del Norte y de lenguado de la bahía de Vizcaya, entre Francia y España.


      Pero la Comisión también observó que apenas tres de los 33 bancos pesqueros conocidos son explotados de acuerdo con las cláusulas de conservación del acuerdo de 2002, en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable celebrada en Johannesburgo.

      En los últimos años, la creciente demanda de pescado y productos pesqueros ha impulsado un aumento de la producción mundial, que alcanzó un récord de 144 millones de toneladas en 2006. Las importaciones y exportaciones combinadas representan 176 mil millones de dólares, dominadas por China, Japón y Estados Unidos. La parte de la UE no es pequeña. Sus exportaciones en 2006, valoradas en 21.600 millones de dólares, representan 25% del total mundial (85.900 millones de dólares) de ese año. Entre los mayores exportadores del mundo, encabezados por China y Noruega, figuran miembros de la UE: Dinamarca, España y Holanda, con exportaciones por valor de 9.600 millones de dólares que suponen el 44,4% de las exportaciones totales de pescado de la UE (y el 11,2% del total mundial). Para la Unión Europea, mantener su industria pesquera es clave para asegurar sus intereses en el comercio pesquero mundial. Sin embargo, sus propios recursos pesqueros experimentan una brusca reducción, lo que ejerce presión en sus 27 países miembros para aplicar cupos sobre ciertas especies y reducir el número de flotas pesqueras. La UE es uno de los mayores mercados de alimentos marinos del mundo; dos tercios de su consumo de productos pesqueros son importados. El consumo anual per capita promedio es de unos 21 kilos. De hecho, la UE figura entre los principales importadores, detrás de Japón y Estados Unidos; las importaciones —dominadas por España, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido y Dinamarca—alcanzaron en 2007 la cifra de 41.800 millones de dólares, 43,5% de un total mundial de 96 mil millones de dólares. Por supuesto gran parte de las importaciones de la UE provienen de otros países europeos.

      En la actualidad, las exportaciones de pescado de la Asean a la UE son mínimas, de ahí que algunos gobiernos vean al TLC como oportunidad de aumentar sus exportaciones al mercado europeo. Las exportaciones combinadas de Tailandia y Vietnam alcanzaron tan sólo los 8.600 millones de dólares en 2006, el 10% del total de las exportaciones mundiales (en comparación con un 25% de la UE). Si bien el bagre de Vietnam se vende cada vez más en Europa, casi todos los camarones exportados por Tailandia (30% del mercado mundial de camarones) tienen como destino Estados Unidos. La UE podría ofrecer un mercado muy grande para las exportaciones de la industria pesquera de los países de la Asean, pero impondría un régimen de reglamentación tan restrictivo que tal vez sólo las grandes compañías podrían cumplirlo.

      Para poder exportar a la UE, el país exportador debe tener una legislación de sanidad pública y controles para el sector pesquero, equivalentes a los aplicados en la legislación de la UE. Por supuesto, Lamy se abstuvo de decirle a su público en Yakarta que el esfuerzo por aumentar las exportaciones a la UE implicará grandes pérdidas para los pescadores artesanales y en pequeña escala. En 1997, Bangladesh perdió no menos de 14,7 millones de dólares en el corto plazo, cuando la UE decidió imponer una moratoria de cinco meses a las importaciones de camarones a raíz de que los exportadores de Bangladesh no observaron las normas de seguridad de la UE.

      Los verdaderos ganadores de este TLC bilateral entre la Unión Europea y la Asean no son, por supuesto, los gobiernos sino las compañías transnacionales, que sonríen en silencio mientras los gobiernos les aseguran el acceso a las aguas territoriales, a mercados lucrativos y a condiciones de inversión ideales.

      Con sus 90 mil embarcaciones (de un total mundial de 1,3 millones de embarcaciones con cubierta) la UE se ubica entre quienes cuentan con las mayores flotas pesqueras y es, en parte, culpable de la sobrepesca que provoca la desaparición de las poblaciones mundiales de peces. Se calcula que cerca de 80% de todas las especies que habitan sus aguas territoriales son víctimas de la sobrepesca. España y el Reino Unido encabezan los países con mayor número de flotas pesqueras fuera de Europa. Algunas estimaciones sugieren que un 60% de la captura desembarcada en la UE proviene de aguas territoriales de otros países.

      Durante años la UE intentó aplicar un cupo a la captura de peces y reducir sus flotas activas. Sin embargo, las subvenciones estatales (primas de partida) otorgadas a los propietarios de las embarcaciones se utilizan por los países de la UE, sobre todo, para pagar el acceso a otras zonas de pesca más que para reducir su flota. Las subvenciones gubernamentales —calculadas entre 15 mil y 20 mil millones de dólares por año— representan un 20% de los ingresos de la industria pesquera mundial y constituyen un factor de promoción del exceso de capacidad y fomentan la sobrepesca. Debido a los acuerdos de asociación pesquera, las flotas europeas pueden pagar el acceso a las aguas territoriales de otros países y explotar sus recursos marinos casi sin restricciones. Esto no sólo permite al gigantesco mercado europeo tener un abastecimiento constante de pescado sino que mantiene activas sus flotas pesqueras industriales. Una asociación de compañías de pesca españolas considera que el pago por el acceso es la clave para preservar la vitalidad económica de la industria pesquera en Europa. En esencia, los acuerdos de asociación pesquera no hacen más que exportar los problemas de la sobrepesca de la Unión Europea a otros lugares.

      La UE firmó más de 20 acuerdos bilaterales de pesca, la mayor parte de ellos en África, pero también en el Caribe y el Pacífico. Entre los socios figuran los siguientes países: Mauritania, Senegal, Marruecos, Nigeria, Gabón, Cabo Verde, Seychelles, Islas Salomón y Micronesia.

      España es uno de los países más destacados en el sector pesquero europeo. Entre las características principales que identifican a la actividad pesquera española sobresalen cinco:

1.    España presenta una amplia longitud en sus costas. Las costas españolas sumando las peninsulares e insulares alcanzan los 8.849 kilómetros. 

2.    Existe una enorme tradición pesquera en las zonas litorales. 

3.    España posee una importante flota pesquera. Formada por algo   menos de 14.000 barcos  (13.918 buques). De la cifra total el 95 % de los mismos faenan en el caladero nacional, mientras que  el 5 % restante lo hace en aguas de otros países. 

http://sites.google.com/site/fernandojromerob2/Buques-large.png

4. España presenta un alto consumo de pescado cuya media está en torno a 35 kilos por habitante y año. 

5. A pesar de que la pesca es una actividad de gran peso en sus tradiciones, sólo ocupa al 0'7 % de la población activa con unos 50.000 empleos en el 2.006 (50.621 personas). En la actualidad la actividad pesquera es un sector en declive. Un dato significativo, la edad media de la flota es de unos 28 años.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a La Unión Europea. Instituciones y políticas comunitarias (2/3)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. La Unión Europea. Instituciones y políticas comunitarias (1/3)
La Unión Europea no precisa de presentaciones. Durante medio siglo ha aportado... [18/01/11]
440  
2. La Unión Europea. Instituciones y políticas comunitarias (3/3)
En esta tercera parte del curso sobre la Unión Europea vamos a analizar la... [18/01/11]
244  
3. Historia de la Unión Europea
La Acrópolis de Atenas fue testigo, el pasado 16 de abril de 2003, de la firma del... [19/05/03]
17.648  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail