12.176 cursos gratis
8.741.382 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 17:

 Tutoría. Mentorización (el mentor)

5.2. Tutoría y mentorización

La idea de la tutoría que realiza amistosamente un mentor es milenaria. Ulises encargó a su sabio amigo Mentor que educase a su hijo Telémaco durante su ausencia.

Pero no tenía que hacer de padre sino de guía que le enseñara a superar las dificultades que se iban a presentar. Probablemente el nombre de Mentor proviene etimológicamente de la raíz indoeuropea «men», que significa «pensar», reflexionar, recordar; y «tor» puede referirse a la idea de acción, como en la palabra «actor». También la figura del preceptor es antigua y tiene el significado de consejero, guía, maestro de confianza.

El mentor es un consejero o guía de otra persona, que trabaja en la misma empresa y basa su acción en ser una persona de estatus similar pero con mayor experiencia. Desarrolla un apoyo tutorial que se caracteriza más por el conocimiento personal que por las técnicas enseñadas. Es comprensivo y motivador y sus relaciones son fundamentalmente de ayuda.

Es comprensivo y sabe escuchar, observa al pupilo y tiene la intuición de leer entre líneas las relaciones que se establecen entre ambos, pudiendo ser una de sus virtudes la de adelantarse en la presentación de las dificultades que se presentarán durante el aprendizaje.

Enseña a leer, a oír, a comportarse y facilita la adaptación indicando los trucos que proporciona la experiencia. Transmite su sabiduría con cualquier medio de comunicación y el aprendiz aprende más rápidamente. Este necesita estar abierto a las nuevas ideas que se le aparecen, con la confianza de que las competencias y habilidades que le van a comunicar son siempre bien intencionadas. La gran potencia del mentor surge de su conocimiento del medio ambiente. El aprendiz, así, va a ganar confianza en sí mismo al sentirse apoyado y motivado. Para que toda la relación sea eficaz es imprescindible que las relaciones estén encuadradas en unas reglas de compromiso ético conocidas por ambas partes.

El rol de mentor puede ser espontáneo, pero los mejores resultados conocidos se han dado cuando la figura ha sido institucionalizada.

Un buen mentor no es directivo, sino que acompaña, influye, advierte...

Siempre deja hacer e invita a reflexionar antes, durante y después de cada acción.

Invita al aprendiz a que programe sus acciones y controle las reacciones que provoca su intervención. Tanto en los éxitos como en las dificultades, el mentor es  un gran apoyo emocional.

La relación es horizontal, pero la oblicuidad que produce la mayor experiencia hace que siempre esté presente cierta desigualdad, aunque la relación se da desde la confianza y el respeto mutuos. El mentor y el aprendiz asumen una responsabilidad similar ante el éxito de la misión emprendida, trabajan en colaboración y sienten que el beneficio es mutuo.

El mentor gana en satisfacción personal, descubre innovaciones, capta mejor el funcionamiento de la institución, se recicla y evita la rutina. Comparte el éxito de su tutelado y al mismo tiempo aumenta sus competencias personales que le harán ser más eficaz en el trabajo personal.

La relación entre el mentor y el aprendiz nunca es estática, va evolucionando a lo largo del tiempo. Se ha de desarrollar entre la lealtad y el espíritu crítico, en general superior en el mentor. Aunque esto no quiere decir que controle, sino que su misión fundamental es la de estimular y animar al apadrinar. Los roles desempeñados no son estereotipados ni fijos, sino que el consejo se va modulando a medida que avanza el proceso.

La función de mentorización puede producir un ahorro de energía y de recursos a la institución, pues previene sobre errores. Para lograr la máxima eficacia del mentor ha de ser formado y seleccionado por su perfil de constancia, paciencia, disponibilidad y flexibilidad en la acción.

La figura del mentor puede tener similitudes con la del entrenador (coach), pero se pueden apreciar diferencias significativas:

- El mentor se dirige más a orientar las habilidades del saber ser y estar que a las de saber hacer.

- Lo importante es que el aprendiz sepa manejar las relaciones y roles que se esperan de él más que sepa ejercer unas competencias de conocimiento técnico y profesional.

- El objetivo es que el aprendiz interiorice de manera personal las reglas y los compromisos que se le asignan.

- Por esto es básico que la relación personal sea más profunda, aunque sea profesional y remunerada, que si se tratase de una tutoría académica convencional; la relación es casi imprescindiblemente individual más que de grupo.

La diferencia fundamental es que en la mentorización la relación es siempre bidireccional. El mentor es el referente, el modelo en el que el aprendiz se refleja, aunque el objetivo es que consiga la propia autonomía. Es frecuente que el mentor y el apadrinado mantengan una relación personal una vez superado el periodo de tutoría institucional.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Tutoría en la enseñanza. Concepto y aplicación



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Tutoría Educativa
Curso dedicado a ayudar a los docentes a diseñar y ejecutar los procesos de tutoría... [11/05/05]
17.888  
2. Educación. Valorar el proceso de enseñanza
En este video tutorial de educación vamos a aprender a valorar el proceso de... [15/08/11]
206
Curso con video
3. Estrategias de enseñanza. Aprendizaje significativo
En este curso el docente encontrará una serie de estrategias que podrá aplicar en... [28/12/11]
2  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail