12.171 cursos gratis
8.751.657 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Tristeza y felicidad. Diferentes personalidades

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opinión) |139 alumnos|Fecha publicación: 17/08/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 2:

 El chiste. Placer en la neurociencia (1/2)

El chiste

A Freud no le escapó el humor ni los lapsos de la atención en el discurso o en el pensamiento de nuestros congéneres.

Por otra parte, en una publicación, más temprana y más famosa que la del Pleasure Principle Jokes and their Relation to the Unconscious (1905), Freud nos ilumina el camino, examinando el proceso del abandono emocional de quien escucha el chiste, a manos de quien lo cuenta. Para que, el cuentista, habiendo creado anticipación y ansiedad en el oyente, logra mantenerlo en suspenso hasta que llega la línea más importante del cuento. La que, expresada, disipa la tensión con una descarga emocional en forma de risa por el oyente.

Freud nos instruye de hechos que, empíricamente intuimos, como es que muchos chistes no son tales, ya que son actos cubiertos de agresión verbal y que a ese aspecto se deben los componentes de la tensión, que asimismo está cargada con elementos de miedos y hostilidad.

En los estudios más recientes que se han completado acerca del placer humano, los juegos de niños gozan de un lugar prominente, aunque fugaz en su evolución hacia la madurez emocional.

Jaak Panksepp y su grupo en Bowling Green State University, ha trazado los senderos neurales del placer y la risa en ciertos animales de laboratorio, adaptándolos a nuestra especie. (Véase: The Ambiguity of Play por B. Sutton-Smith).

Un bosquejo de los conocimientos modernos en esta área de investigación, ofrecemos, a continuación.

El placer en la neurociencia

Ciertas hormonas conocidas, actuando bajo la dirección de impulsos provenientes del hipotálamo, envían sus mensajes de placer a áreas del sistema límbico.

Específicamente, al tálamo, la amígdala, la corteza cingular y el hipocampo.

Las hormonas envueltas en este proceso son la serotonina, la norepinefrina, y la dopamina. Siendo la dopamina la hormona esencial para la percepción del placer.

Pero hay más que considerar. Tenemos hallazgos corroborativos de la presencia en nuestro cerebro de los llamados centros de placer, como asimismo reconocemos los efectos y sabemos de las acciones de las endorfinas nuestros opiodes naturales. (Véase mi artículo: Los efectos extraños de las endorfinas).

Antes de proseguir, suministramos como referencias dos libros que nos ayudarán a estudiar esta ponencia: Optimism: The Biology of Hope por L. Tiger y Positive Illusions por S. Taylor).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Tristeza y felicidad. Diferentes personalidades



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Tristeza. Efectos
Estar triste, llorar, sentirse desesperado... La tristeza produce unos efectos... [14/04/09]
1.868  
2. Tristeza y depresión. Sociobiología
En este curso preparado por el Dr. Félix Larocca , estudiaremos algunos... [26/07/11]
34  
3. La búsqueda de la felicidad
Aprender a vivir mejor . Una tarea difícil cuando se trata de reflexionar sobre un... [15/05/09]
750  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail