12.171 cursos gratis
8.751.657 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Tristeza y felicidad. Diferentes personalidades

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opinión) |139 alumnos|Fecha publicación: 17/08/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 5:

 Caso de Petra. Padres machistas y narcisistas

Petra la de Melpómene y Talia…

De todas las actividades escolares, esta niña, de madurez precoz se distinguía en el teatro, caracterizando muy vívidamente los roles más difícil en las veladas que el colegio a menudo produjera.

Nuestra heroína, lograba llorar, reír y gemir desesperadamente, con tanta convicción, que todos la elogiaban por sus dotes picarescas.

Petra podía camuflar su dolor y pretender felicidades ausentes. Dotada de una vida de fantasía muy rica, se ocupaba gran parte del día en leer novelas o en hacer entradas en su diario, donde recopilaba en estilo dramático, las experiencias de su vida cotidiana.

Petra encuentra a Rubén

No fue un encuentro casual para una niña de apenas quince años.

Rubén era un primo lejano, que se albergó en casa de Petra para ir a la universidad la mamá de la niña acogió con placer la oportunidad brindada por su pariente lejano de hacer unos pesos extra, suministrando hospedaje al hijo, estudiante de medicina.

Rubén no era buen estudiante, ni quería ser médico. Lo que Rubén deseaba era salir finalmente de la atmósfera subyugante y opresiva de una ciudad pequeña en el Valle del Cibao, para finalmente gozar de la vida bohemia que con ser universitario se asociaba --- y, para muchos, todavía se asocia...

Muy pronto, Petra la niña precoz, y Rubén el cazador de faldas, se enredaron en una aventura amorosa con portentos trágicos.

Petra salió embarazada…

Mientras que Rubén, salió… pero, salió huyendo…

En este tipo de farsa, todos salen

‘Así son las cosas cuando son del alma…’ nos dice el romancero viejo.

El drama de los padres machistas y narcisistas

El papá de Rubén era un terrateniente riquísimo, cuya fortuna había sido aumentada por el favoritismo balaguerista, cuando éste lo nombrara Administrador de la Lotería Nacional cargo que ocuparía con distinción excepcional hasta que un desfalco de unos diez millones de dólares le fueran atribuidos a él y a sus secuaces del partido del gobierno lo que está documentado algunos dicen.

Como siempre ha sucedido en este país de sucesos insólitos, el papá de Rubén fue puesto libre, mientras que un Fulano de Tal, otro ladino perverso, fue ascendido a general del ejército más corrupto del mundo entero el ejército de los dominicanos por su participación en el escamoteo.

Para ellos el aforismo de Shakespeare, aplica: ‘all’s well, that ends well’

El papá de Rubén, miembro digno de uno de los más corruptos de nuestros partidos políticos, envió al hijo pródigo, a los EE.UU. como miembro del consulado dominicano en una de sus ciudades. Allí se permaneció Rubén, por muchos años, haciendo poco, gozando su sinecura y fumando marihuana.

A Petra, ¡que el diablo se la lleve!…

Conclusión y sumario

Petra, como niña, nunca obtuvo la satisfacción personal de ser reconocida por ser algo, o por ser alguien.

En la casa donde Petra viviera, todos existían de modo paralelo. Nadie sabía, ni tampoco le interesaba saber, lo que hacían los demás. Quizás a Plutarco, con sus Vidas Paralelas, este tipo de arreglo lo inspiraría.

Pero, para los parientes disfuncionales de esta niña frustrada, el embarazo significaba, solamente un estorbo indeseable que les interrumpía sus vidas.

El papá, desde la distancia, sugirió el aborto. La mamá, dar el bebé para adopción. Petra sugirió el suicidio, algo, que después de pensarlo, sus hermanas aplaudirían y que Petra evitaría.

Petra no se suicidó.

Su hijo nació y ella lo crió.

Nosotros lo conocemos, porque es un estimado colega, cuyos logros y alcances han superado en exceso lo que los hijos de políticos profesionales han podido lograr.

Petra vive en la realidad feliz de haber consolidado su personalidad por medio de una terapia formal. Las pacientes de PM se pueden curar… Ya conocimos a Petra.

‘Y pensar, que el doctor Gargantúa Rabelais quería que yo tomara medicinas (aunque estaba embarazada) para la depresión…’ Nos dice esta mujer meritoria.

Imagen

Payaso por Pierre-Auguste Renoir.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Tristeza y felicidad. Diferentes personalidades



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Tristeza. Efectos
Estar triste, llorar, sentirse desesperado... La tristeza produce unos efectos... [14/04/09]
1.868  
2. Tristeza y depresión. Sociobiología
En este curso preparado por el Dr. Félix Larocca , estudiaremos algunos... [26/07/11]
34  
3. La búsqueda de la felicidad
Aprender a vivir mejor . Una tarea difícil cuando se trata de reflexionar sobre un... [15/05/09]
750  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail