12.170 cursos gratis
8.764.129 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 4:

 Etiología y diagnóstico diferencial: desórdenes reactivos del apego

¿CUÁL ES LA ETIOLOGÍA Y LA PATOGÉNESIS?

No se conoce ningún mecanismo biológico primario que conlleve el desarrollo del desorden. En el futuro pueden revelarse condiciones biológicas estudiando las interacciones entre hermanos, con el mismo maltrato en el mismo ambiente. Entonces, pueden existir factores biológicos como: anomalías físicas, cólico persistente, o el temperamento difícil, que influyan en la probabilidad de que el niño se haga victima por su cuidador. De la misma manera que ciertos factores, como el temperamento difícil, también pueden influir en la probabilidad que el niño reaccione patogénicamente al maltrato.

Los niños con estos factores de riesgo biológicos también experimentan con más facilidad relaciones patogénicas con el cuidador infantil, con frecuentes disrupciones que dificultan sus logros, su progresión exitosa, y el buen desarrollo. La formación de las relaciones y el apego selectiva es una tarea necesaria para el desarrollo normal que oscilan y varían con el tiempo. Por esto los juegos durante la primera etapa de la vida permiten establecer los apegos.

Más recientemente, investigadores han desarrollado una teoría psicobiológica del apego, mas allá del desdoblamiento natural de los procesos biológicos interiores, y examinar como las experiencias sociales afectan al desarrollo del cerebro infantil. La naturaleza biológica y la relación del cuidador infantil juegan en el desarrollo de las sendas nerviosas, de los procesos del cerebro, y de las conductas subsecuentes. El cerebro del niño diseña genéticamente su propio concepto social, emocional, y sus características de personalidad tomando instrucciones de su ambiente. Las experiencias medioambientales tempranas mantienen el funcionamiento social, emocional, e intelectual, y ayudan a organizar al niño que quiere entender el mundo, a sí mismo y a los otros.

El desorden del apego reactiva es en respuesta a múltiples situaciones que están detrás de la suspensión maternal, el maltrato, o la institucionalización. Son fenómenos clínicos derivados de varios factores familiares como la relación de riesgo, la muerte de un padre, depresión maternal, abuso de sustancias, discordia matrimonial, pobreza, hospitalizaciones múltiples en edades tempranas, y el cuidado adoptivo. A los niños de la institución les faltaba la oportunidad de formar apegos selectivas.

Pero no se encuentra ninguna diferencia en factores como: el tamaño de la familia, la edad maternal, la educación parental, el estado matrimonial de los padres, o el sexo del niño.

La comprensión actual del desorden incluye las influencias medioambientales y sociales, ya que juegan un papel esencial en el cuadro clínico. La mejora de síntomas subsecuentes a la introducción del cuidado adecuado se ha usado a menudo como medio para confirmar el diagnostico.

ESTUDIOS DEL LABORATORIO:

No existe ningún estudio específico del laboratorio para el desorden del apego reactiva.

¿CUÁL ES EL DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL?

Varias condiciones o situaciones pueden dar lugar a problemas en el apego con el padre o la madre. Particularmente con los niños mayores de la familia, que a menudo se les asocia con síntomas depresivos por querer separarse de la vinculación adhesiva con los padres, y si la reacción se prolonga, se puede indicar un diagnostico de depresión.

Los niños jóvenes con retraso mental que no están asociados con el autismo u otros desordenes del desarrollo penetrante, están desarrollando apegos apropiadas a su nivel de desarrollo mental. Sin embargo, la ruptura de esta relación, por factores ambientes inestables, facilita que sean niños que estén en mayor riesgo de desarrollar el desorden del apego reactiva.

Cuando hay déficit en la interacción social reciproca desde edades muy tempranas, son desordenes particularmente profundos, como el autismo. Sin embargo, con el tiempo desarrollan algunas apegos selectivas, aunque estas normalmente son anticonvencionales. La presencia de otros síntomas característicos, como las dificultades en la comunicación, las estereotipias, la resistencia al cambio, alertan del posible diagnostico clínico.

El autismo y las condiciones relacionadas normalmente se asocian con el retraso mental. En la mayoría de los casos, el ambiente psicosocial proporcionado por los padres del niño con autismo y las condiciones relacionadas con la estimulación son apropiadas, así que los fracasos en desarrollo reflejan un disturbio fundamentalmente en el niño. Entonces, los cambios en el ambiente no producen mejora conductual, ni un mayor desarrollo de apegos.

Aunque algunos niños con el subtipo desinhibido del desorden del apego reactiva pueden presentar falta de atención, hiperactividad y dificultades para la concentración, los síntomas de su cuadro clínico difieren de los niños con el déficit de atención con hiperactividad fundamentalmente por su falta de apegos selectivas. Aunque es probable que los dos desordenes compartan algunos factores de riesgo.

Algunos niños con el desorden del apego reactiva también pueden exhibir perturbaciones en la alimentación.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Trastornos psicológicos infantiles. Desórdenes reactivos del apego



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Trastornos psicológicos
Quien más o quien menos en algún momento de su vida a tenido algún tipo de problema... [12/03/04]
21.213  
2. Trastornos infantiles
Los niños, además de ser los más pequeños de la casa, son también los que más... [22/03/04]
16.004  
3. El apego humano. Psicología
El apego humano es el tema que tocaremos hoy en nuestro curso de psicología, siendo... [26/08/11]
59  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail