12.170 cursos gratis
8.781.725 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 8:

 Obesidad maligna. Aclaración fisiológica y psicológica

La obesidad maligna

Comenzó como ya hemos descrito. El padre un hombre de mucho éxito en sus negocios y con mucha habilidad natural que le permitiría que su propia obesidad no se convirtiera en obstáculo social. En su vejez incipiente sufría de muchas complicaciones de ser robusto, incluyendo problemas de índole sexual, lo que molesta a ambos, su pareja y a él, como dechado del éxito en la vida financiera.

El niño, dado a la fantasía y a ser solitario, comenzó a jugar con sus artefactos electrónicos muy temprano, comiendo helados, bizcochos y bebiendo refrescos mientras lo hacía.

Las dietas restrictivas principiaron muy temprano para él, ya que todos en la casa deberían participar en el plan de reducción que se diseñara para los padres.

Los tiempos de regocijo se alternarían con períodos de desilusión, ya que el peso perdido retornaba con perversa presteza.

Una vez la familia envió a tres hijos a un spa en las afueras de Tusón, donde perdieran todos, en conjunto, 120 libras… Las que ganaron con un dividendo seis meses más adelante, cuando salieran del control estricto del personal del spa.

A los diecisiete años pesaba 300 libras, a los 22, 400.

Casó, empezó a trabajar con el papá, pero tuvo su primer infarto cuando apenas cumplió 31 años. La diabetes se presentó cuando cumpliera 32, la hipertensión al año siguiente.

Cuando sufriera el segundo ataque coronario viajó a Cleveland donde le hicieron una cirujía gastroplástica.

Todavía, a pesar de ya no ser ‘flaco’, porque ha recuperado muchas de las libras perdidas, trata de comer en exceso, no camina o hace ninguna forma de ejercicio. Sueña acerca de los dulces y, cuando sale a cenar con sus amigos, come más de lo que puede, sintiéndose enfermo y con desmayos.

No ha muerto, aunque se lamenta que su vida es peor que si ya lo estuviera porque lo que le apetece no puede consumir. El cirujano que lo operó lo considera un fracaso de la cirugía y rehúsa a verlo de nuevo, añadiendo injuria a su padecer.

La aclaración fisiológica y psicológica

Obviamente ser delgado, comer sin miedos, ser feliz, son goles que a todos nos atraen. Ser esbeltos, flexibles, vigorosos y ágiles aun dentro de la vejez avanzada son atributos deseables.

¿Por qué es, entonces, tan difícil para tantos, lograr perder unas libras y mantener el peso perdido?

Porque ambas actividades: engordar y enflaquecer, por haber engordado, son contranaturales.

Nuestro cuerpo, ya hemos dicho muchas veces, está regido por las actividades inquebrantables del hipotálamo cerebral que hace de nuestro peso y de lo que comemos, asuntos de importancias extremas.

Porque fallamos en considerar el factor hipotalámico, no damos pie con bola cuando se tratan de controlar las disorexias, muchas que, como ya hemos visto han adquirido proporciones malignas.

En resumen

Dando una mirada a lo obvio y actuar sorprendido es el Perogrullo de los indolentes.

Los gobiernos occidentales saben porque lo saben, los riesgos de los fast food, de lo que se sirve a los niños como ‘comida’ en los colegios, de los peligros inherentes de algunos aditivos como el aceite de palma y el HFCS, y de la progresión incontenible de la obesidad y de las otras disorexias, mientras rehúsan responder para no amenazar los intereses de ‘Quienes de los Vicios se Benefician’, título de otro trabajo que publicara hace unos años.

Pero, las disorexias pueden tener consecuencias funestas, y inexorablemente, son la responsabilidad de todos. Quizás muchas anoréxicas y bulímicas que arriesgan la vida para no ser gordas, lo hacen mientras tratan de escapar desesperadamente el destino de una especie que sigue engordando hacia su extinción posible.

Imagen

Madam X por John Singer Sargent.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Trastornos malignos del comer. Salud y psicología



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Sobrepeso y azúcar. Adicción a comer
En esta ocasión presentamos un curso preparado por el Dr. Félix Larocca para... [12/08/11]
91  
2. Consejos para controlar la ansiedad por comer
Comer es un acto naturalmente necesario, pero no siempre saludable cuando no se... [22/11/11]
43  
3. Cómo dejar de comer compulsivamente
Un mal que afecta a miles de personas en la actualidad es el problema de sobrepeso... [10/01/12]
19
Curso con video

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail