12.176 cursos gratis
8.741.953 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Trastornos del lenguaje y el habla en niños

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opinión) |1856 alumnos|Fecha publicación: 01/09/2010

Capítulo 12:

 Deterioro del lenguaje específico (1/2)

PREVALENCIA DEL DETERIORO DEL LENGUAJE ESPECÍFICO

El tema de prevalencia va de la mano del problema de diagnóstico. Esto queda ilustrado si consideramos un estudio longitudinal dirigido por Fundudis et al. (1979). Estos autores siguieron a un grupo de niños que habían sido vistos originalmente a la edad de 3 años como parte de la muestra del Estudio de Desarrollo del niño de Newcastle (Neligan Prudham, 1969). En el estudio original, los datos normativos en hitos del lenguaje fueron evaluados y los padres informaron de un 3% de los niños con dificultad para encadenar palabras alrededor de los 36 meses de edad. Fundudis et al. siguieron a los niños que no habían logrado este hito y habían comparado su progreso con el grupo control. La muestra se subdividió en aquéllos cuyo retraso del lenguaje era secundario a otros deterioros mayores, y aquéllos sin otra anomalía. La prevalencia de retraso global del lenguaje fue del 3%, siendo el criterio para determinar un trastorno del desarrollo del lenguaje por debajo del centil 3. Sin embargo, sólo para un niño de la muestra se juzgó que tenía un problema bastante serio para merecer el diagnóstico de disfasia severa del desarrollo. Si aceptamos que este niño es el único de la muestra que merecería un diagnóstico clínico, entonces esto da una estimación de prevalencia de 1 por 3000 (que es, sin embargo, una estimación muy inestable, pues está basada en un solo caso). Había otros muchos niños que se encontraron por debajo del centil 3, en la ausencia de cualquier otro trastorno conocido. Si consideramos a esos niños como casos de trastorno del desarrollo del lenguaje, obtenemos una estimación de prevalencia de alrededor del 2%.

Así como se ha reflejado que las proporciones de prevalencia dependen de la definición, este estudio demostró los peligros de igualar anormalidad estadística con importancia clínica. Sólo 11 niños con retraso del lenguaje residual habían recibido alguna terapia del lenguaje. Aunque es posible que la falta de intervención se debió en parte al aporte de una inadecuada terapia del lenguaje, parece que en muchos casos estos niños no se consideraron como causa de preocupación. El desarrollo del lenguaje temprano de estos niños estaba por debajo del promedio en términos estadísticos. Sin embargo, ésta es una lógica peligrosa, pues significa que podemos estar defendiendo tratamiento para una proporción constante de niños, sin tener en cuenta si sus dificultades verbales son lo bastante severas para interferir en la vida diaria y/o los logros académicos (et. DSM-IV). Necesitamos mejores maneras de identificar a niños cuyos deterioros del lenguaje son verdaderamente determinantes. No es posible dar estimaciones de prevalencia para estos trastornos pero parece claro que estarían por debajo de los 15-25% según la información facilitada por algunos estudios recientes (Ej. el Beitchman et al., 1986).

PRONOSTICO EN EL DETERIORO DEL LENGUAJE ESPECÍFICO

Sabemos que en la población normal hay variabilidad considerable en las edades de hitos de desarrollo, y puede haber desigualdades bastante sustanciales entre aspectos diferentes de maduración. Por ejemplo, algunos niños que tienen un desarrollo normal pueden llegar muy tarde al inicio de la pubertad. Parece razonable suponer que habrá algunos niños que muestran un retraso similar en el desarrollo del lenguaje, no debido a un trastorno subyacente sino que simplemente ellos constituyen el extremo de la cola de una distribución normal del desarrollo del lenguaje. Se esperaría que después de un inicio lento se desarrollaran normalmente, no siendo un focos de preocupación de los terapeutas. Esta distinción entre el retraso y aquéllos con verdaderos trastornos a veces se consideran como un contraste entre retraso del lenguaje (correspondientes a la cola de la distribución normal) y trastorno del lenguaje. Esta distinción es bastante fácil conceptualmente, pero el problema está en cómo distinguir estos subgrupos en la práctica. En el ICD-10 se sugiere la utilización de cuatro criterio que proporcionan una indicación clínica significativa del trastorno, a saber la severidad, curso, modelo y presencia de problemas asociados. En términos de modelo de problemas, se sugiere a menudo que el niño con retraso se parecerá a un niño normal más pequeño, considerando que el niño con trastorno tendrá un lenguaje que no corresponde a cualquier fase normal del desarrollo. Además, se espera que el niño con retraso del lenguaje siga un curso normal, considerando que el niño con trastorno podría mostrar dificultades tempranas en el desarrollo.

La aprobación empírica de estas ideas sólo se han propuesto recientemente. Thal et al. (1991) investigó a 10 niños que puntuaron por debajo del centil 10 respecto a la producción normal del lenguaje entre los 18-32 meses. Seis de estos niños se situaron dentro del rango normal para su edad cuando fueron visto después de 12 meses. El factor principal que distingue aquéllos con problemas transitorios y persistentes era el nivel de comprensión: el retrasado tenía todos los niveles normales de comprensión del lenguaje en la primera evaluación. Otros investigadores han prestado atención en niños en los que se restringen déficits del lenguaje expresivo. Fischel et a1. (1989) estudió un grupo de niños de 2 años que tenía un retraso sustancial en el lenguaje expresivo, pero con comprensión y habilidad no-verbal normal. Cinco meses después del diagnóstico inicial, todos los niños alcanzaron una mejora en la escala de vocabulario expresivo, encontrándose que uno de tres se situó en el rango normal, uno de tres todavía mostraba un daño notable y el resto era intermedio. Estos autores concluyeron que para los niños con vocabulario expresivo de 8 palabras o menos a los 2 años de edad es improbable la llegada a una mejora espontánea, pero consideran que aquéllos con vocabulario más extenso normalmente mejoran.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Trastornos del lenguaje y el habla en niños



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Trastornos del lenguaje y del aprendizaje en niños y adolescentes
Los Trastornos del lenguaje y del aprendizaje en niños y adolescentes están entre... [03/06/10]
712  
2. Neurología. Trastornos en niños y adolecentes
Breve curso de neurología sobre los trastornos en niños y adolecentes y su... [02/08/10]
176  
3. El sueño. Trastornos en niños y adolescentes
En este curso aprenderemos que el sueño es una función fisiológica, pero dormir... [19/08/10]
268  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail