12.170 cursos gratis
8.781.800 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Trastornos alimenticios

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opinión) |1171 alumnos|Fecha publicación: 06/09/2010

Capítulo 22:

 Trastornos alimenticios en los adolescentes (1/2)

ALTERNATIVAS PARA LA COMPRENSION Y EL ABORDAJE DE LOS TCA EN LA ADOLESCENCIA

Seguiremos el esquema marcado en el apartado de las imprecisiones, con el fin de poder comparar la exposición.

1. Alternativas conceptuales: Frente a la preponderancia de los aspectos descriptivos, sugerimos el estudio de los contenidos psicopatológicos de los TCA. Desde esta perspectiva nos obliga a considerar que es un grupo de trastornos que aparece en la infancia y la adolescencia, por lo que representa una de las formas de expresión fundamental de los trastornos mentales, en términos de Kreisler, en estas etapas de la vida, lo que hace que para el diseño de investigaciones y aproximaciones conceptuales se precise contemplar la perspectiva de la psicopatología del desarrollo, según los fundamentos aportados por Rutter y Graham entre otros. En este contexto cabe señalar un equívoco, en nuestra opinión, al considerar la presencia de otros trastornos mentales asociados como co-morbilidad, creemos que el término co-morbilidad resulta insuficiente ya que significaría concurrencia casi por efecto del azar, simultaneidad de trastornos. Frente a esta concepción un tanto reduccionista, proponemos la más firme tradición de la psicopatología del desarrollo de considerar la evaluación de los trastornos mentales desde la multiaxialidad; esta perspectiva obliga a delimitar lo que son concurrencia de trastornos, pero también a contextualizarlos en el marco de otras dimensiones y ejes que complementan la evaluación psicopatológica. P.e. mucho se ha escrito acerca de las tentativas de suicidio en los TCA, bien estudios recientes aportan que la presencia de conducta suicida en la AN podría presentarse en procesos de larga evolución y en los que aparecen consumo de sustancias (alcohol o drogas) y en el marco de una ideación obsesiva; mientras que en la BN las tentativas suicidas aparecieron en el seno de trastornos psiquiátricos y, sobre todo, cuando en los antecedentes aparecían antecedentes de abusos sexuales.

En la *Tabla XVII aportamos un modelo conceptual y comprensivo para los TAC desde la perspectiva del funcionamiento psicosomático. Para la presencia de TCA se precisan unos factores predisponentes de tipo individual (p.e. factores constitucionales, TOC, rasgos esquizoides de la personalidad, y la historia precedente de maltrato físico y/o abuso sexual en la infancia); factores familiares, sobre todo en la resolución de los conflictos relacionales y los factores culturales, entre los que destacan la preocupación excesiva actual por la delgadez, sobre todo en el seno del cambio actual de roles de la mujer en la cultura occidental.

Estos factores predisponentes deben actual sobre una vulnerabilidad hacia los TCA, esta vulnerabilidad está latente y debe sufrir el impacto de unos factores precipitante, que la mayor parte tienen relación con el tipo y funcionamiento de la conducta vincular y de las figuras de apego; por ello estos factores precipitantes de los TAC han sido identificados como las respuestas a los procesos de separación, pérdida y duelo de figuras significativas, sean de forma real o simbólica; la ruptura brusca de la homeostasis familiar (p.e. separaciones, divorcios, abandonos del hogar, accidentes, etc.); la presencia de nuevas demandas en el entorno que se presentan de forma aguda y/o con escaso tiempo de elaboración y adaptación, pidiendo respuestas concretas en espacios cortos de tiempo; baja autoestima, hacia el valor físico, psíquico y social propio frente a sí mismo y a los demás; enfermedades personales, de mayor 39

impacto son los procesos crónicos y sobre todo si incluyen un tipo de dietas en el tratamiento; las demandas propias de la etapa evolutiva, como la adolescencia con sus cambios de la imagen corporal, cambios relacionales, las "ideas" trasmitidas acerca de la alimentación; pero sobre todo el factor precipitante de mayor impacto es la presencia de dietas, más o menos, especiales que se difunden sin ningún tipo de control en publicaciones juveniles y se asocian a las dietas seguidas por las denominadas top-model o figuras del cine; el impacto de estas dietas es de tal importancia que al comparar la presencia de TCA en sociedades occidentales y orientales se comprueba que los TCA aparecen en la conducta oriental cuando se introduce la dieta occidental o se inician dietas similares a las publicadas en occidente, abandonando las costumbres propias de su cultura de origen.

La acción de estos factores precipitantes sobre la vulnerabilidad previa, hace que se precipiten los síntomas que identifican a los TCA. Pero se precisa la presencia de unos factores de mantenimiento que actúan sobre los factores precipitantes para que su acción haga que perduren los TCA. Estos factores mantenedores son: el síndrome de inanición consecuente a los TCA; la presencia de vómitos, sobre todo en relación con atracones o tras una pequeña ingesta; los cambios de la fisiología gastrointestinal como consecuencia de la alteración alimenticia y nutritiva; las alteraciones perceptivas, tanto de las sensaciones corporales (p.e. confundir la sensación de hambre con dolor intestinal, reminiscencia de etapas infantiles; o la alteración sobre la percepción de la propia imagen corporal en cuanto a la delgadez/gordura, cuando se identifica correctamente en los otros); distorsiones cognitivas, sobre todo del tipo de creer/creerse que su razonamiento es el que contiene mayor nivel de certeza y el funcionamiento aparentemente lógico pero en construcciones de sofismas. Dos aspectos clave se sitúan en los efectos yatrogénicos, la intervención de los profesionales define el concepto del trastorno, le da un pronóstico, aporta un tratamiento y oferta un tipo de comprensión de forma integrada y contextualizada o, por el contrario, sesga y focaliza, esta confusión de la parte por el todo tiene efectos yatrogénicos de singular relevancia, incluso de hacer "responsable" a los TCA de todo tipo de trastorno relacional, estos efectos yatrogénicos son más fáciles de presentarse y de una forma mucho más sutil cuando se establecen el desarrollo de unidades específicas para los TCA, puesto que el rol enfermo especial se incrementa y el saber del profesional se convierte en poder. El segundo aspecto, en el campo de los profesionales, consiste en la co-morbilidad: ¿a qué se llama co-morbilidad? ¿qué trastorno toma importancia para la prescripción terapéutica?

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Trastornos alimenticios



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Trastornos alimenticios. Manorexia
Como antes hemos mostrado en cursos anteriores, existen en la actualidad muchas... [30/08/11]
33  
2. Trastornos alimenticios en niños y psicopatología paternal
Trastornos alimenticios infantiles . En este estudio realizado por El autor A.... [05/04/10]
471  
3. Trastornos alimenticios. Pautas para la intervención psicológica
En este curso usted podrá conocer algunas de las principales causas, síntomas y... [24/11/11]
19  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail