12.170 cursos gratis
8.781.800 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Trastornos alimenticios

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opinión) |1171 alumnos|Fecha publicación: 06/09/2010

Capítulo 14:

 Intervencióna un enfermo con trastorno alimenticio (1/3)

PRINCIPIOS PARA LA INTERVENCION EN LOS TCA

La intervención en los TCA es compleja, lenta y, en ocasiones, descorazonadora para muchos profesionales. La tercera reflexión de la Dra. Sastre (1997) fue clarificadora: "En la primera entrevista me muestro cariñosa y comprensiva; en la segunda, correcta y en la tercera aparece el rechazo". La situación transferencial y contratransferencial en los TCA es de gran magnitud y se precisa formación psicoterapéutica y supervisión para poder abordar estos procesos. No obstante podemos exponer unas líneas generales que pueden orientar la intervención:

1.- EN EL PROCESO DE EVALUACION: No es sencilla la evaluación y puede complicar el conjunto del diseño posterior de la intervención, por lo que se precisa una serie de contenidos a tener en cuenta, sobre todo por parte de los profesionales de la Atención Primaria de salud que suelen ser los primeros en recibir este tipo de pacientes:

- Detenida historia clínica individual y familiar.

- Recoger de forma precisa los aspectos relacionales y sociales.

- Recoger gustos, aficiones, mitos culturales, etc., sobre todo los referidos a las modas y personajes de fácil identificación para las y los adolescentes.

- Exploración física detenida, que permita tener un punto de referencia inicial (talla, peso, panículo adiposo, aspecto general, etc.).

- Pruebas complementarias: aquellas que se crean necesarias, se deben incluir las endocrinológicas y neurológicas. Ya hemos referenciado con anterioridad las recomendadas de forma general y para evaluar en el caso a caso.

2.- EN LA ACTITUD Y LA RELACION:

- No ser alarmista. Frenar los primeros impulsos de rechazo, saber que se va a tener que insistir una y otra vez aparentemente sobre muy parecidos contenidos.

- Actitud receptiva y contenedora.

- Señalar la severidad del cuadro, lo que implica ubicar lo más precisamente la situación en torno a la complejidad y el trabajo terapéutico a medio y largo plazo.

- Hacer constar explícitamente: la complejidad para comprender y abordar el cuadro. Este hecho facilita introducir otros profesionales y la secuencia de las intervenciones sucesivas.

- Resaltar la necesidad de colaborar varios especialistas de diversa titulación y de integrar las acciones.

- Evitar plantear atenciones superespecializadas o lugares utópicos/idealizados para realizar el tratamiento. En un apartado posterior se analizará detenidamente este razonamiento.

- Evitar precipitarse en las orientaciones, buscar acciones coordinadas e integradas con el conjunto de los recursos asistenciales y sanitarios del área, evitando los mensajes contradictorios. Lo que implica que es preciso llegar a acuerdos entre los diferentes dispositivos y niveles asistenciales.

3.- EN LA INFORMACION:

- No aceptar la fácil trampa de informar sobre la evolución del peso en la información a la familia. Se debe asegurar que está dentro de lo esperado, o más lento de lo esperado, o la preocupación por el estacionamiento y descenso, pero no decir el peso en cifra. Se pesará de espalda a donde estén señaladas las cifras y se borrará. Es necesario contener los comentarios de pasillo de los profesionales o decir en alto a un segundo o tercer profesional la cifra del peso, para evitar estos escapes quien realice la pesada lo anotará en la historia.

- Ser concisos pero claros en la información, evitando paráfrasis o lenguajes profesionalizados. Suelen ser pacientes y familias de cierto nivel cultural, y obtienen un lenguaje pseudo-científico con gran facilidad. La sencillez informativa y su concisión facilitará la confianza en la información y ganar esta confianza es un paso importantísimo para el tratamiento.

- Evitar tecnicismos y el lenguaje cientificista, ya que hace emerger las defensas y dificulta el proceso de comunicación espontáneo y con confianza al subrayar los aspectos más formalistas.

- No se debe resaltar lo negativo de la evolución o de los aspectos relacionales, como alternativa subrayar lo positivo hace que se enfatice el avance y el cambio, por lo tanto introduce flexibilidad.

- No subrayar hipotéticos pronósticos inciertos basados en trabajos poco contrastados. Es preferible enfatizar la individualidad de cada caso, la influencia de la precocidad del diagnóstico y de la instauración del tratamiento, del trabajo en equipo y de la esperanza de su colaboración.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Trastornos alimenticios



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Trastornos alimenticios. Manorexia
Como antes hemos mostrado en cursos anteriores, existen en la actualidad muchas... [30/08/11]
33  
2. Trastornos alimenticios en niños y psicopatología paternal
Trastornos alimenticios infantiles . En este estudio realizado por El autor A.... [05/04/10]
471  
3. Trastornos alimenticios. Pautas para la intervención psicológica
En este curso usted podrá conocer algunas de las principales causas, síntomas y... [24/11/11]
19  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail