12.212 cursos gratis
8.332.785 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Transtornos de enuresis y encopresis en niños y adolescentes

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opinión) |926 alumnos|Fecha publicación: 08/04/2010

Capítulo 4:

 Tratamiento para la enuresis

Cabe decir que la mayoría de las enuresis desaparecen espontáneamente en la segunda infancia, lo cual se debe tener en cuenta a la hora de valorar la eficacia del tratamiento.

Los tratamientos van dirigidos a niños de más de 4 años y medio. Los más eficaces y utilizados son los siguientes: Medidas generales.

Consisten en la corrección de ciertas medidas educativas de los padres no adecuadas como un aprendizaje excesivamente precoz o rígido o un exceso de precaución (pañales, hules, empapadores, cuidados íntimos repetidos). La sobreprotección nunca es buena.

Hay que moderar la ingesta de líquidos por la noche, sin que esto sea sobrevalorado.

También es recomendable que el niño más activo practique algún deporte (natación).

Estas medidas implican la colaboración de la familia en un eventual abandono de posturas que no siempre se acepta de buen grado.

Motivación al niño.

La información del niño acerca del funcionamiento urinario es fundamental. La desmitificación del síntoma permitirá al niño dejar de sentirse víctima culpable. Puede ser útil realizar algunos dibujos y la explicación del trayecto de la orina desde la boca al esfínter.

La participación del niño en los resultados, mediante anotaciones en un cuaderno, favorece la motivación, sin que ello deba convertirse en una práctica obsesiva.

Tratamiento conductual.

El tratamiento conductual por excelencia es el utilizado por un mecanismo de condicionamiento que es el llamado "bell-and-pad". Es un mecanismo que hace sonar un timbre o parecido cuando el niño empieza a orinarse, despertándolo. El grado general de éxito es del 75 % de los casos. Los factores de pronóstico negativo son el nerviosismo familiar y el trastorno del comportamiento del niño. Se sabe que la recaída tras un éxito inicial es más probable en que ocurra en niños con enuresis secundaria.

Hay dos tipos de respuesta a este tratamiento. Por un lado, los niños que, tras el tratamiento, pueden levantarse de manera espontánea para ir al baño, y por otro, los que también tras el tratamiento, duermen durante toda la noche pero sin mojarse. Se ha descubierto que después del "bell-and-pad" la capacidad de la vejiga había aumentado tanto en los niños que dejaron de mojarse como en los que no.

Actualmente, se ha añadido un elemento nuevo al mecanismo: un monitor ultrasónico pegado a un cinturón elástico abdominal, lo que provoca que suene una alarma cuando la capacidad de la vejiga llegue a un umbral predeterminado. A veces se ha remplazado el original por un reloj alarma que suena cuando se supone que la vejiga ha llegado a su máxima capacidad o después de 2 o 3 horas de sueño. Los resultados son también buenos para niños reticentes al "bell and pad". Otro tratamiento cuando hay reticencia es combinar el "bell and pad" con la desmopresina.

Tratamiento farmacológico.

Antidepresivos tricíclicos.

La imipramina ha sido el principal fármaco de tratamiento para la enuresis. Su mecanismo de acción nunca se ha demostrado concluyentemente, sin embargo, es mucho más eficaz que cualquier otro agente anticolinérgico. Actualmente parece ser que está relacionado con los cambios en el nivel tubular renal.

También se ha intentado saber si su éxito dependía de sus propiedades antidepresivas.

Se vio que la imipramina era significativamente más efectiva que la miaserina, que es un depresivo cuadricíclico que no tiene efectos anticolinérgicos significativos.

Desmopresina (DDAVP).

La desmopresina aparece en la última década como forma predominante de tratamiento en casos de reticencia del tratamiento anterior. Se observó que la enuresis reaparecía en el momento que se suspendía el tratamiento. Los factores positivos de pronóstico fueron la edad mayor de 9 años y una menor frecuencia de episodios enuréticos. También se probó en niños reticentes al "bell and pad". En el 55% cesó la enuresis, el 19% tuvo una respuesta parcial y el 28% no respondieron.

En los casos de enuresis primaria tratados con desmopresina se encontró que el 61% de los niños encontraron criterios para al menos la reducción del 50% en la frecuencia de episodios enuréticos. Los niños más mayores tuvieron mejor respuesta al tratamiento.

Con la administración intranasal se bajan las dosis de 200-400 ng pertenecientes a la administración oral, a 20-40 ng.

Capítulo siguiente - Otras formas de tratamiento
Capítulo anterior - Evaluación la enuresis

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Transtornos de enuresis y encopresis en niños y adolescentes


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Transtornos de humor en niños y adolescentes. Escalas
Los trastornos del humor en niños y adolescentes tomaron relevancia en los años... [12/07/10]
1.403  
2. Salud mental en niños y jóvenes. Transtornos y depresión
Depresión en niños , transtorno de ansiedad en niños y adolescentes , transtorno... [03/02/10]
1.962  
3. Análisis grafológico en niños y adolescentes
La manera más idónea de conocer a un individuo es a través de sus expresiones. Este... [29/05/08]
26.671  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Psicología? ¡Son gratis!