12.174 cursos gratis
8.742.898 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Transtornos de enuresis y encopresis en niños y adolescentes

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opinión) |926 alumnos|Fecha publicación: 08/04/2010

Capítulo 7:

 Síntomas que presenta la encopresis

El niño con encopresis suele sentirse avergonzado y puede desear evitar las situaciones que pudieran producirle un mal rato (por ejemplo, una acampada, el colegio, etc.). La importancia de su alteración depende de su efecto sobre la autoestima del niño, el grado de ostracismo social determinado por los compañeros y la cólera, el castigo y el rechazo manifestado por los cuidadores. El embadurnamiento con heces puede ser deliberado o accidental, resultando del intento del niño por limpiar u ocultar las heces que expulsó involuntariamente. Cuando la incontinencia es claramente deliberada, cabe observar características del trastorno desafiante o del trastorno disocial. Muchos niños con encopresis presentan también enuresis.

¿Hay una personalidad pre-mórbida para el niño encoprético?

No hay un perfil psicológico unívoco. Pero, ciertamente, los rasgos de personalidad patológica parecen más acusados que en la enuresis. Se han descrito:

- Niños pasivos, ansioso, que manifiestan su agresividad de forma inmadura.

- Niños negativistas, con rasgos obsesivos, en los que la encopresis viene a ser el rechazo a someterse a la norma social.

- La encopresis puede inscribirse en el marco de una conducta con una dimensión perversa dominante: regresión o fijación en un modo de satisfacción arcaica, centrada a la vez en la retención y posteriormente en la erotización secundaria de la conducta desviada.

¿Qué características están asociadas a la familia del niño encoprético?

Normalmente es muy relevante la relación madre-hijo. El padre acostumbra a ser tímido y reservado, poco relevante, interviene escasamente en la relación madre-hijo. En cuanto a las madres, parecen poseer algunos rasgos distintivos. A menudo son ansiosas, emotivas y sobreprotectoras. Ocultan esta ansiedad tras una conducta excesivamente rígida en materia de educación de esfínteres o tras una excesiva preocupación por las "evacuaciones" del niño. Las disociaciones familiares (inicio del trabajo de la madre, inicio de la escuela del niño, nacimiento de un hermano) son a menudo factores desencadenantes de la encopresis.

¿Cuál es la etiología de la encopresis? Se han propuesto 3 categorías de encopresis: - Niños con un adecuado control intestinal y que depositan voluntariamente sus heces en lugares inapropiados.

- Niños en los que la emisión es consecuencia de un exceso de fluido, que puede estar causado por diarrea, ansiedad o por retención y rebosamiento (son alrededor del 75% de los casos).

- Niños que no son conscientes de la emisión de heces y no pueden controlarla.

El primer grupo, los que controlan pero depositan sus heces en un lugar inapropiado, generalmente está asociado a un trastorno psiquiátrico, por ejemplo, puede haber una fobia al lavabo.

La encopresis retentiva se caracteriza por un ciclo de varios días de retención, una expulsión dolorosa y otro periodo de retención. A largo plazo, la retención rectal crónica ocasiona que la pared rectal se distienda y se desensibilice frente a la presión, con pérdida de la sensación de la necesidad de defecar y la aparición de un megacolon psicógeno. Las heces se acumulan e impactan y, finalmente, se defeca por rebosamiento.

Esto puede ocurrir en casos de nutrición pobre, enfermedades estructurales del ano, el recto o el colon, como consecuencia de diversos fármacos y en enfermedades endocrinológicas y neurológicas.

En los casos en los que no hay claras evidencias de disfunción anorrectal se supone que existe un entrenamiento inadecuado en el control de esfínteres, que éste es inefectivo e ineficiente, o en muchos casos ambas circunstancias.

La separación de los padres, el nacimiento de un hermano, el cambio de domicilio o el inicio de la escuela pueden ser factores estresantes que precipiten la aparición de episodios encopréticos en un niño previamente continente. Aunque esto también puede ser utilizado por el niño para luchar con sus padres por su autonomía.

La encopresis puede asociarse con otros problemas del neurodesarrollo como fácil distraibilidad, dificultades para mantener la atención, baja tolerancia a la frustración, hiperactividad, pobre coordinación y con la enuresis.

Cuando la emisión de heces es más involuntaria que intencionada suele ir asociada a estreñimiento, ventosidades y retención con el rebosamiento consiguiente. El estreñimiento puede producirse por causas psicológicas, lo que conduce a una evitación de la defecación.

¿Cómo podemos evaluar la encopresis?

Es importante una historia detallada del paciente y de su familia. Por otro lado, hay que hacer las pruebas físicas pertinentes para descartar una encopresis orgánica: examen rectal, examen abdominal, etc.

También se utiliza el "test del globo" para comprobar si el niño es capaz de defecar en un globo rectal, que también está relacionado con factores fisiológicos como el estado contráctil del esfínter anal.

La electromiografía anal identificó la no-relajación del esfínter anal externo en el 75% de un grupo de niños encopréticos.

Se intento relacionar el comportamiento de los niños y el grado de competencia social en niños encopréticos con su habilidad para defecar en un globo rectal. No encontraron resultados significativos. Las variables fisiológicas parecían ser más pronosticadoras de resultados que las variables de comportamiento.

También se halló que los niños con encopresis primaria habían experimentado más dificultades psicosociales y eran más probables de padecer trastornos de conducta.

¿Cuál es el diagnóstico diferencial para la encopresis?

En presencia de una enfermedad médica el diagnóstico de encopresis sólo es apropiado si el mecanismo implica estreñimiento. La incontinencia fecal relacionada con otras enfermedades médicas (ejemplo, diarrea crónica) no justifica un diagnóstico DSM-IV de encopresis.

Capítulo anterior - Encopresis ¿Qué es?

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Transtornos de enuresis y encopresis en niños y adolescentes



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Transtornos de humor en niños y adolescentes. Escalas
Los trastornos del humor en niños y adolescentes tomaron relevancia en los años... [12/07/10]
1.403  
2. Salud mental en niños y jóvenes. Transtornos y depresión
Depresión en niños , transtorno de ansiedad en niños y adolescentes , transtorno... [03/02/10]
1.962  
3. Ansiedad. Trastorno en niños y adolescentes
La ansiedad es uno de los trastornos (psicopatología) más comunes en niños y... [26/03/10]
1.557  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail