12.183 cursos gratis
8.734.958 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Tiroides y nutrición

Autor: Ana Sánchez Quesada
Curso:
9,50/10 (4 opiniones) |9538 alumnos|Fecha publicación: 21/02/2008
Envía un mensaje al autor

Capítulo 15:

 Bocio simple eutiroideo (eutoroidismo) II

Etiología.

Generalmente, alimentación con déficit de yodo. Se calcula que la ingesta de yodo es en promedio sólo la mitad de la cantidad de yodo necesaria diariamente, que es de 150 a 200 microgramos. Las mujeres se ven afectadas con una mayor frecuencia, alrededor de cuatro veces superior que los hombres.

Durante el embarazo, el déficit de yodo es, después del déficit de hierro, el déficit alimentario más frecuente. Este hecho viene determinado por el aumento de las necesidades, que se sitúan alrededor del 50% por encima de las necesidades normales. Si no se aporta al organismo esa cantidad necesaria de yodo, con frecuencia se desarrolla el llamado bocio gestacional, como signo de la alteración de la función tiroidea.

Sin embargo, el mayor riesgo recae sobre el niño que ha de nacer. Un déficit continuo de hormonas tiroideas debido a la ingesta insuficiente de yodo puede provocar un retraso en el desarrollo del niño y del adolescente. Estos niños no sólo crecen más lentamente, sino que su rendimiento escolar y físico también está disminuido.

Tratamiento y pronóstico.

El bocio ha de ser estudiado por un médico, que es quien debe realizar un diagnóstico diferencial para poder aplicar un tratamiento adecuado.

En las zonas con déficit de yodo de distintos países se utiliza desde hace años una sal de cocina enriquecida en yodo, mediante la que se puede evitar eficazmente la aparición del bocio. En algunos países también se ha introducido la utilización de la sal de cocina enriquecida con yodo. Cuando ya existe el bocio o para evitar el empeoramiento de un bocio de aparición reciente se aconseja evitar la col y los nabos en la dieta, debido al contenido de unas sustancias que compiten con el yodo en su transporte o por su incorporación en la molécula de tiroglobulina, aunque también contienen sustancias que nos protegen como ya ha quedado explicado (punto 3.1.2).

Es posible contrarrestar la aparición de un bocio mediante la administración de yodo, aunque puede constituir una medida peligrosa. Por ello, sólo puede aplicarla el médico y bajo controles médicos regulares.

Cuando el bocio provoca síntomas importantes es aconsejable la extracción quirúrgica.

Bocio simple eutiroideo (eutoroidismo) II

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:
Emagister guardará tu información para enviar comunicaciones publicitarias (via mail y teléfono) durante el uso del servicio. Podrás darte de baja en cualquier momento.
 


Cursos similares a Tiroides y nutrición



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Tiroides y Paratiroides (primera parte)
Curso ilustrado sobre la glándula tiroides y paratiroides. En esta primera parte... [02/12/08]
5.865  
2. Tiroides y Paratiroides (segunda parte)
Curso ilustrado sobre la glándula tiroides y paratiroides. Continuando con la... [02/12/08]
2.854  
3. Introducción a la nutrición
Alimentarse bien es imprescindible para la vida diaria. La cantidad de proteínas,... [14/11/03]
70.327  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te interesa? ¡Te enviamos gratis las novedades de Salud!