12.170 cursos gratis
8.780.769 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Tipos de cerraduras. Ganzúa

Autor: Eduardo Lopez
Curso:
9,50/10 (2 opiniones) |84 alumnos|Fecha publicación: 23/09/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 14:

 Herramientas. Acero (2/2)

La anchura de la cabeza de la herramienta de tensión, determinara si se adapta bien a la bocallave. Las cerraduras con ranuras estrechas (por ejemplo de escritorio), necesitan herramientas de tensión con la cabeza estrecha. Antes de doblar la varilla, estreche la cabeza a la anchura deseada. Puede usar una amoladora para reducir la punta (sobre 6 mm.). Los modelos de tensor para bocallave pequeña, pueden introducirse más en una ranura de llave normal.
Lo más difícil al hacer un tensor con una varilla, es torcerla sin que rompa. Para retorcer el mango 90º, sujete la cabeza (unos 2,5 cm.) con un torno, y use unos alicates para coger la varilla a 1 cm. sobre el torno. Puede usar una par de alicates en vez del torno. Tuérzalo 45º. Intente mantener el eje recto respecto al eje de la varilla. Ahora mueva el alicate otro centímetro, y tuerza la varilla otros 45º. Necesitará girar más de 90º para conseguir los 90º.
Para doblar el cabeza 80º, eleve la varilla del torno otros 5 mm. (Sobre 2 cm. han de quedar en el torno). Coloque la parte redonda de la punta de un destornillador junto a la varilla y dóblela encima, más o menos a 90º. Esto deberá fijar el doblez permanentemente en 80º. Intente mantener el eje perpendicular al mango. La curva del destornillador asegura que el radio de la curvatura no sea demasiado pequeño. Cualquier otro objeto redondeado puede servir (una broca, unos alicates de punta, o el tapón de un bolígrafo). Si tiene problemas con este sistema, pruebe a coger la varilla con dos alicates separados sobre 1,25 cm. y dóblela. Con este método la curva será suave y no se romperá la varilla.
Una amoladora facilita el trabajo de fabricación de ganzúas. Necesitará practicar un poco para hacer cortes finos con ella. Pero con un poco de tiempo y práctica, y tras hacer dos o tres ganzúas, podrá hacer a mano ganzúas simples. El primer paso es cortar el ángulo delantero de la ganzúa. Use el frente del disco amolador para esto. Ponga la varilla a 45º, y muévala a los lados hasta dar forma al metal.
Vaya despacio para no recalentar el metal, pues se volvería quebradizo. Si este cambia de color (azul oscuro), es que se está recalentando, y debe seguir en otro sitio, lejos de la parte azulada. Después haga el ángulo interior con el canto del disco. Normalmente un canto estará más afilado que el otro, use el afilado. Sujete la ganzúa en el ángulo necesario y lentamente acérquela al canto del disco. El canto de la piedra debe cortar el ángulo interior. Asegúrese de sostener bien la punta, si no puede por el giro del disco, utilice unos alicates para sujetar la punta. Debe cortar aproximadamente 2/3 del ancho de la varilla. Si la punta le sale bien, continué. De lo contrario, puede romperla y empezar de nuevo. Puede romper la varilla, sujetándola en un torno y doblándola bruscamente.
También puede usar el canto del disco para hacer la lengüeta de la ganzúa. Haga una marca que indique hasta donde debe llegar. La lengüeta debe ser lo bastante larga como para permitir a la punta llegar al fondo de una cerradura de siete pernos. Corte la lengüeta con pasadas suaves sobre el canto.
Cada pasada empezara desde la punta hasta la marca. Intente cortar poco de cada pasada. Yo uso dos dedos para sujetar la varilla en el ángulo correcto mientras con la otra mano empujo el mango de la ganzúa para mover la lengüeta a lo largo del canto. Use cualquier técnica que le vaya bien.
Para terminar la ganzúa use una lima manual. Debe quedar lisa y pulida al pasar la uña por encima. Cualquier aspereza podría interferir en la información que obtenga de la cerradura.
Puede usar el aislante de un cable telefónico para el mango de la ganzúa. Quite los tres o cuatro alambres a lo largo del cable, y meta la ganzúa a presión. Si la funda no queda sujeta, puede poner un poco de pegamento especial antes de meter la funda.

A.3: Radios de bicicleta
Una alternativa para fabricar herramientas, además de las varillas metálicas de escoba, es hacerlas con clavos y radios de bicicleta. Son materiales accesibles, y al templarlos, son tan duros como los hechos de varillas.
Una herramienta de tensión rígida puede construirse con un simple clavo (de unos 2,5 mm. De diámetro). Caliente la punta con un soplete hasta ponerla al rojo vivo, quítelo de la llama y déjelo enfriar lentamente al aire; esto lo ablandará. Se puede usar una cocina de gas en vez de un soplete. Límelo hasta que quede como la punta de un destornillador plano, y dóblelo. La curva debe ser menor al ángulo recto porque los frentes de algunas cerraduras están tras una placa (escudo), y queremos que la cabeza del tensor pueda entrar en el cilindro más de 1 cm. Temple (endurezca) la herramienta de tensión calentándola hasta que se ponga al rojo vivo y mojándola en agua fría. Conseguirá una especie de destornillador doblado, virtualmente indestructible, que durará años de uso intenso.
Con los radios de bicicleta se hacen excelentes ganzúas. Doble uno con la forma que quiera, y afílele los lados hasta dejarlos planos, quedando rígido en vertical y flexible en horizontal. Doble un ángulo recto de unos 2,5 cm. como mango. Para pequeñas ganzúas, necesarias para las bocallaves muy pequeñas, consiga un muelle grande y enderécelo. Si es cuidadoso, no tendrá que hacer más juegos metalúrgicos.

A.4: Flejes metálicos de palets de ladrillos
Perfectamente aprovechables como llaves en blanco, si no puede obtenerlas de otra manera, son los flejes de metal que envuelven los palets de ladrillos para su transporte. Es un material muy asequible si no tiene otra cosa para trabajar. Para hacer las guardas a lo largo de la llave, puede sujetar firmemente la pieza en un torno, y golpear suavemente la parte que deje sobresaliente, hasta darle el ángulo necesario. Estos flejes son muy resistentes. Pueden arruinar una amoladora o una copiadora de llaves. Lo recomendable es una lima manual.

Apéndice B: Cuestiones legales

En el texto original, la conclusión del autor es que en general, en los EEUU, no es ilegal en sí misma la posesión de ganzúas, pero sí es ilegal su uso para abrir cualquier cerradura ajena sin permiso.
En el resto del mundo es igual. No creo que haga falta poner aquí todas estas leyes, por lógicas que son; cada uno sabe lo que se puede y lo que no se puede hacer con unas ganzúas.

P.D.: No habla de las hojas de sierra para metal como material para ganzúas, ni de lo práctico de una Dremel o similar, ni de los tensores rígidos hechos con llaves Allen de muebles para montar. Pero por lo demás, es uno de los textos de referencia del Lock Picking.

Capítulo anterior - Herramientas. Acero (1/2)

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Tipos de cerraduras. Ganzúa



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Llaves. Tipos de cerraduras
En esta oportunidad te presentamos un nuevo curso en donde te estaremos hablando de... [27/09/11]
65  
2. Tipos de violencia
La violencia es una ingrata actividad que cada vez más se expande en todos los... [29/11/11]
12  
3. Tipos de becas para el estudio
Hoy en día el hecho de estudiar una carrera resulta bastante caro y, en muchas... [06/11/02]
8.772  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail