12.170 cursos gratis
8.780.769 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Tipos de cerraduras. Ganzúa

Autor: Eduardo Lopez
Curso:
9,50/10 (2 opiniones) |84 alumnos|Fecha publicación: 23/09/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 6:

 Ejercicios. Cerraduras (1/2)

8 Ejercicios

Este capítulo presenta una serie de ejercicios que le ayudarán a adquirir habilidades básicas de ganzuado. Algunos ejercicios enseñan una sola habilidad, mientras otros enfatizan la coordinación de varias habilidades.
Cuando realice estos ejercicios, enfóquese en las habilidades, y no en abrir la cerradura; si se concentra en abrirla, se frustrará y su mente detendrá el proceso de aprendizaje. La meta de cada ejercicio es la de aprender algo particular de la cerradura que está manipulando, y algo sobre usted mismo. Si la cerradura de repente se abre, recuerde lo que hizo y lo que sintió antes de que se abriera. Estos ejercicios deben practicarse en sesiones cortas, pues al cabo de treinta minutos notara que sus dedos están doloridos y que su mente ha perdido la capacidad de relajación y concentración.

8.1. Ejercicio 1: Moviendo la ganzúa
Este ejercicio le dará la habilidad de aplicar una presión determinada con la ganzúa independientemente de cómo ésta se mueva en la cerradura; básicamente se trata de aprender a ajustar la presión de acuerdo a la resistencia que presente cada perno. En cómo sujete la ganzúa está la clave para aplicar la presión correcta, por lo tanto debe hacerlo de tal manera que la presión provenga de sus dedos o de su muñeca. Su codo y su hombro no tienen la flexibilidad necesaria para ganzuar cerraduras. En el momento de rastrillar una cerradura observe cuales de sus articulaciones se encuentran rígidas y cuales le permiten moverse, la movilidad de estas articulaciones proporcionará la presión requerida.
Una manera de sostener la ganzúa es con dos dedos que actúen como pivote, mientras con otro se hace palanca para ejercer la presión. Qué dedos usar es una opción personal. Otra forma de sostenerla es cogerla como un lápiz, con este método, su muñeca ejerce la presión. Si su muñeca está ejerciendo la presión, su hombro y su codo deberán proporcionar la fuerza para que la ganzúa entre y salga de la cerradura. No use la muñeca para los dos actos al mismo tiempo, es decir, presión y movimiento de la ganzúa.
Una buena forma de percibir la ganzúa traqueteando en la cerradura, es la de de rastrillar los pernos de una cerradura abierta. Los pernos no pueden ser empujados, por lo tanto la ganzúa debe ajustarse a la altura de cada perno; trate de sentir el traqueteo de la ganzúa al moverse sobre ellos. Si la mueve rápidamente, podrá oír el sonido. Este traqueteo le ayudara a saber cuándo los pernos están colocados correctamente. Si un perno aparentemente está colocado, pero no chasquea, quiere decir que es una falsa colocación, esto se puede arreglar fácilmente empujándolo más abajo, o aflojando la tensión, lo que permitirá que el perno emerja y regrese a su posición inicial.
Un último consejo. Concéntrese en la punta de la ganzúa, y no en el movimiento del mango.

8.2: Ejercicio 2: Presión del ganzuado
Este ejercicio le enseñará el rango de presiones que necesitará aplicar con la ganzúa. Como está empezando, sólo aplique presión al sacar la ganzúa de la cerradura. Una vez que haya dominado esto, trate de aplicar presión también al meter la ganzúa.
Con la punta de la ganzúa, empuje hacia abajo el primer perno de la cerradura; la magnitud de la fuerza que esté haciendo deberá ser suficiente como para vencer la tensión del resorte, por lo tanto esta fuerza le dará una idea de la presión mínima que requerirá aplicar en la ganzúa.
La tensión del resorte aumenta al empujar el perno hacia abajo. Observe si puede percibir este incremento. Ahora note cómo siente al empujar hacia abajo los otros pernos, a la vez que saca la ganzúa de la cerradura. Comience fuera de la cerradura con el tensor y la ganzúa, pero sin aplicar ninguna tensión, Al arrastrar la ganzúa afuera de la cerradura, aplique suficiente presión para empujar hacia abajo cada perno en todo el recorrido.
Los pernos son regresados por los resortes tras pasar la ganzúa sobre ellos. Note el sonido que hacen los pernos al volver a su sitio. Note el golpecillo que se siente en la ganzúa al pasar cada perno, note la sensación elástica cada vez que la ganzúa empuja hacia abajo cada perno.
Como ayuda para enfocar estas sensaciones, pruebe a contar el número de pernos de la cerradura. Las cerraduras de puertas tienen hasta siete pernos, los candados normalmente vienen con cuatro. Para que tenga una idea de la máxima presión, utilice la parte plana de la ganzúa, y ejerza presión hacia abajo en todos los pernos al mismo tiempo. Algunas veces tendrá que aplicar mucha más presión a uno solo. Si se encuentra con una nueva cerradura, ponga en práctica este ejercicio para determinar la dureza de sus resortes.

Capítulo siguiente - Ejercicios. Cerraduras (2/2)
Capítulo anterior - Ganzuado. Mecánico

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Tipos de cerraduras. Ganzúa



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Llaves. Tipos de cerraduras
En esta oportunidad te presentamos un nuevo curso en donde te estaremos hablando de... [27/09/11]
65  
2. Tipos de violencia
La violencia es una ingrata actividad que cada vez más se expande en todos los... [29/11/11]
12  
3. Tipos de becas para el estudio
Hoy en día el hecho de estudiar una carrera resulta bastante caro y, en muchas... [06/11/02]
8.772  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail