12.170 cursos gratis
8.780.769 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Tipos de cerraduras. Ganzúa

Autor: Eduardo Lopez
Curso:
9,50/10 (2 opiniones) |84 alumnos|Fecha publicación: 23/09/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 10:

 Cerradura. Ganzuado (3/5)

9.7: Diámetro del perno
Cuando una pareja de pernos en una columna en particular tienen diferentes diámetros, esa columna reaccionará extrañamente a la presión de la ganzúa.
La Figura 9.3 muestra una columna de pernos con un contra perno con mayor diámetro que el perno. Al ser levantado el contra perno, la presión de la ganzúa es contrarrestada por la fricción y la fuerza del resorte. Una vez el perno llegue a la línea de corte, el cilindro rota (hasta que otro contra perno roce), entonces la única fuerza de oposición al giro es la del resorte. Si el perno es muy delgado y el cilindro no rota lo suficiente, el perno puede meterse en el tambor sin tropezar con su borde. Si otro contra perno es colocado, solo la tensión del resorte se opondrá al movimiento. Esta relación se encuentra en el grafico de la Figura 9.3. Básicamente los pernos se comportan normalmente al principio, pero luego la cerradura hace un click y los pernos se vuelven elásticos. El perno delgado puede ser empujado todo dentro del tambor sin perder su elasticidad, pero al liberar la presión de la ganzúa, el perno regresará a su posición inicial, mientras que el contra perno más grueso quedara atrapado en el borde de la perforación del cilindro.
El problema con un contra perno más grueso, es que los pernos tienden a quedarse introducidos dentro del tambor, mientras otros contrapearnos se colocan. Imagínese que un contra perno contiguo se encuadra y el cilindro rota lo suficiente para trabar el perno delgado. Si la ganzúa estaba presionando sobre el perno delgado al mismo tiempo que al que se ha colocado, el perno delgado entrará en el tambor, quedándose trabado cuando el cilindro rote.
El comportamiento de un perno más grueso es dejado como un ejercicio al lector.

diametro de perno

9.8: Perforaciones biseladas y pernos redondeados
Algunos fabricantes de cerraduras (por ejemplo Yale), biselan los bordes de los orificios del cilindro y/o redondean los extremos de los pernos. Esto es con el fin de reducir el desgaste de la cerradura, y de dificultar el ganzuado. Puede reconocer una cerradura con estas características por la distancia dada en los contrapearnos colocados. Ver la Figura 9.4. Esta es la distancia entre la altura a la cual el contra perno alcanza el borde del orificio del cilindro, y la altura a la cual el perno golpea el tambor; esa distancia es más larga (algunas veces hasta 1,5 mm.), cuando los bordes están biselados, o los pernos están redondeados. Al mover los pernos entre estas distancias, la única fuerza de oposición encontrada será la de los resortes. No habrá ninguna fricción. Esto corresponde a la bajada de fuerza mostrada en el gráfico de la Figura 5.5
Una cerradura con las perforaciones del cilindro biseladas, requiere de más rastrillado que una que no los tenga, porque los contrapearnos se coloca en el bisel en vez de en la parte superior del cilindro. El cilindro no girará si uno de los contrapearnos está atrapado en el bisel. Los pernos deben ser rastrillados de nuevo para empujar y sacar del bisel al contra perno. El contra perno de la izquierda mostrado en la Figura 9.5 está colocado. El contra perno está apoyado en el bisel, y la placa inferior se ha movido lo suficiente como para permitir al contra perno derecho trabarse. La Figura 9.6 muestra lo que ocurre después de que el contra perno derecho se coloque. La placa inferior se mueve demasiado a la derecha y ahora el contra perno izquierdo está entre el bisel y la placa superior. Esta atrapado en el bisel. Para abrir la cerradura, el contra perno izquierdo debe empujar sobre el bisel. Una vez el contra perno este libre, la placa inferior puede moverse y el contra perno derecho puede colocarse en el bisel.
Si se encuentra con una cerradura con orificios biselados, y todos los pernos parecen estar colocados, pero la cerradura no abre, puede reducir la tensión y continuar con el rastrillado sobre los pernos. Al reducir la tensión será más fácil empujar los contrapearnos fuera de los biseles. Si los pernos se descuadran al reducir la tensión, trate de ir incrementando la tensión y la presión durante el ganzuado.
El problema del incremento de la tensión, es que podría atrapar algún perno dentro del tambor.

bisel de la cerradura

Capítulo siguiente - Cerradura. Ganzuado (4/5)
Capítulo anterior - Cerradura. Ganzuado (2/5)

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Tipos de cerraduras. Ganzúa



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Llaves. Tipos de cerraduras
En esta oportunidad te presentamos un nuevo curso en donde te estaremos hablando de... [27/09/11]
65  
2. Tipos de violencia
La violencia es una ingrata actividad que cada vez más se expande en todos los... [29/11/11]
12  
3. Tipos de becas para el estudio
Hoy en día el hecho de estudiar una carrera resulta bastante caro y, en muchas... [06/11/02]
8.772  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail