12.176 cursos gratis
8.741.184 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 13:

 Faltas a la terapia de familia

a.    Pautas a seguir en el caso de faltar a la sesión. Es necesario remarcar en el contrato, los pasos a seguir en el caso de ausencia en la sesión. El uso más difundido frente a la falta del beneficiario a la consulta y sin aviso con cierta antelación, la sesión debe ser abonada igualmente. Es decir, para el profesional, existe una estricta reserva de los turnos, pero existen ciertas excepciones:

En principio, se deberá especificar cuánta es la antelación, algunos terapeutas especifican que el mínimo son dos días, otros señalan que conque se avise el día anterior basta para reorganizar las sesiones. El aviso con anterioridad, tiene la finalidad de colocar en otro turno al beneficiario, ya sea porque está en las posibilidades del profesional por capacidad de horarios, como también, por la permuta de algún horario ocupado por otro beneficiario, que puede tomar el turno de la persona faltante.

También, se debe tomar en cuenta, las situaciones imprevistas en las que el beneficiario, no ha podido avisar, por ejemplo, en circunstancias de accidentes, muertes, noticias de gravedad, y situaciones del mismo tenor, donde resulta imposible el aviso con antelación.

Es importante escuchar con atención cuál es el motivo que emplea el beneficiario para respaldar su ausencia a la sesión. En cierta manera, al terapeuta le debe quedar claro donde se encuentra el beneficiario percibiendo la escala de valores, donde está ubicado el espacio de la psicoterapia en su vida. Es decir, en las situaciones de emergencia y de desesperación, las personas dejan cualquier actividad por la consulta. En la medida que han logrado salir de la situación crítica, las otras situaciones comienzan a tener otro peso específico y por ende, el motivo de consulta en sí mismo.

El terapeuta deberá preguntarse y llamar a la reflexión al beneficiario que dice que no puede asistir a consulta colocando motivos de poco peso, como por ejemplo: Tengo que llevar a mis hijos al colegio, me atrasaré en el trabajo, saqué turno con el odontólogo (y no es de urgencia), voy a salir hoy en la noche y no me voy a levantar temprano.

En otras ocasiones, el beneficiario se olvidó de la sesión, o se confundió de hora o de día, esto a veces suele suceder, más cuando la terapia no se conduce con horarios fijos que se registran con mayor facilidad dada la constancia en el tiempo. Cuando el beneficiario faltó a la sesión y se equivocó y llegó en el turno de otro beneficiario, el terapeuta deberá evaluar la situación para el cobro o no de la sesión. A veces, los equívocos son parte de un efecto sintomático (repitiéndose en varias oportunidades), o también, suele suceder que la persona ha entendido verdaderamente mal la hora: por ejemplo, el terapeuta dijo doce horas y la pareja llegó dos horas más tarde porque entendió dos horas en punto.

Sobre esta base de siete partes, el terapeuta puede articular el diseño de contrato en función a las variables que señalamos páginas atrás. Reiteramos, la claridad del mensaje y la búsqueda del acuerdo, son los elementos que aseguran medianamente la estabilidad de la relación, ya que en determinadas circunstancias imprevistas, se podrá hacer referencia al contrato en pos de redefinir o aclarar alguno de sus puntos.

El terapeuta, mientras que plantea las diferentes pautas, mirará a los ojos del beneficiario, buscará el gesto de asentimiento, se asegurará la claridad de entendimiento con preguntas que cierren cada parte del mensaje. Implementará el lenguaje del beneficiario, cuestión de incrementar la penetrabilidad de lo que intenta comunicar.

El Contrato Terapéutico, es uno de los puntos de mayor importancia de la sesión de psicoterapia, ya que de éste depende, en gran medida, la claridad y organización de los aspectos relacionales entre beneficiario y profesional. La mayoría de los conocimientos que los terapeutas poseen acerca del contrato es por transmisión oral: mediante clases de formación, cursos y supervisión, entre otros medios.

Como se verá, los cuatro primeros ítems refieren a la programación y organización del dinero, o sea, a cuestiones de honorarios. Los tres restantes, se remiten a la estructuración y manejo de los tiempos y el lugar de atención, es decir, cuestiones de horarios y contexto.

Capítulo siguiente - Sesión terapéutica
Capítulo anterior - Trabajo terapeútico

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Terapia familiar. Programa de capacitación y formación



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Terapia familiar. Tratamiento de niños y adolescentes
La familia es el regulador más poderoso del desarrollo del proceso mental del... [25/08/10]
4.091  
2. Programa de capacitación. Plan de acción
Los programas de capacitación son muy populares actualmente dentro del dinámico... [26/04/12]
11  
3. Terapia de agradabilidad
Es un método natural de salud que se basa en la estimulación sensorio-sicológica... [13/01/06]
4.981  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail