12.176 cursos gratis
8.741.938 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 20:

 Evolución familiar. Objetivo

Cambio de Primer Orden y Segundo Orden. Un sistema es capaz de cambiar de dos maneras:

1.      Los parámetros individuales varían de manera continua pero la estructura del sistema no se altera, esto se conoce como “Cambio de Primer Orden”.

2.      El sistema cambia cualitativamente y de una manera discontinua, esto recibe el nombre de “Cambio de Segundo Orden”; este segundo tipo de cambio de los sistemas se producen con cambios en el conjunto de reglas que rigen su estructura u orden interno. El cambio de segundo orden es un cambio del cambio.

En un ambiente relativamente estable, los valores necesarios de un sistema pueden mantenerse constantes mientras se producen cambios cuantitativos en la conducta el sistema, un ejemplo de este caso lo constituye el mantenimiento de la temperatura constante del cuerpo por intermedio de la transpiración.

Ashby (1952), se refirió a estos cambios continuos y puramente correctivos de un sistema con el nombre de cambio de primer orden, que tienen lugar dentro de un sistema, que en sí mismo se mantiene igual. Frente a estos mecanismos, Ashby describió los cambios de segundo orden, que modifican el sistema mismo.

El cambio de primer orden se basa en gran medida en la retroalimentación negativa, que equilibra las desviaciones y mantiene el sistema en un nivel constante.

El cambio de segundo orden, a su vez, se basa en la retroalimentación positiva, que aumenta las desviaciones (fluctuación) e inicia así el desarrollo de nuevas estructuras (auto organización).

El concepto de cambio de segundo orden fue introducido en la psicoterapia, en general, y en la terapia familiar, en particular, por Watzlawick, Weakland y Fisch (1974). Este concepto ha resultado de enorme importancia porque, frente a las ideas tradicionales sobre el cambio, aportó una explicación factible de la manera en que algunas intervenciones terapéuticas bien intencionadas podrían producir cambios desproporcionadamente grandes en los sistemas familiares.

Fluctuación. Son desviaciones de condiciones equilibradas y dan lugar a una modalidad progresiva de auto organización por medio de circuitos de retroalimentación positiva.

Las fluctuaciones mismas no son más que ensayos y errores, por ejemplo, en un ambiente en constante cambio, el día anterior que era un error puede ser un acierto al día siguiente.

Autoorganización. Se refiere a la capacidad que tienen los sistemas de modificar sus estructuras cuando se producen cambios en su medio, logrando por lo general un nivel más alto de complejidad en ese proceso y potenciando con ello sus probabilidades de supervivencia, lo esencial de la auto organización, es el esfuerzo por alcanzar el equilibrio en un ambiente en constante cambio, pero esto solo es posible si el sistema mantiene permanentemente la capacidad de crear los elementos que lo constituyen.  

Las metas de la terapia determinan bien por adelantado el tipo de cambio que se está buscando consciente o inconsciente. El intento de establecer un statu quo ante (la situación que existía en la familia antes de que se manifestasen los síntomas), implica sólo un cambio de primer orden; este enfoque concuerda con el punto de vista médico tradicional de la terapia. Si, no obstante, El Objetivo, es crear nuevas pautas de conducta, nuevas estructuras familiares y el desarrollo de mejores aptitudes para resolver los problemas, lo que se está proponiendo es un cambio de segundo orden. 

Los sistemas que tienen la capacidad de variar de manera cualitativa son mucho más capaces de adaptarse a las alteraciones de su ambiente que los sistemas que solo admiten cambios de primer orden. La capacidad de aprender (aprendizaje) está relacionada con el cambio de segundo orden. Lo expuesto se aplica a todos los procesos de desarrollo capaces de modificar estructuras (Coevolución y Morfogénesis).

Coevolución. La importancia del concepto de coevolución fue reconocida primero en el campo de la biología, pero se aplica a todo proceso de auto organización del universo conocido. Estos procesos han sido descritos por Bateson (1979), y Jantsch (1980).

Pueden distinguirse dos tipos de procesos:

1.      Los que son irreversibles (en la dimensión temporal).

2.      Los que son conjuntos.

Bateson, describe la coevolución como un sistema “estocástico” de cambio evolutivo entendiendo por Estocástico, que los sucesos tienen lugar de un modo parcialmente casual con un proceso selectivo, de modo que sólo algunos resultados de lo casual pueden durar. Veamos esta explicación:

En la coevolución, la interacción tiene lugar de manera que la especie A inicia la etapa para la selección natural de los cambios en la especie B, y viceversa. Para un individuo en su etapa de desarrollo, la familia representa el Ecosistema Coevolutivo; dentro del sistema familiar, cada miembro de la familia determina las condiciones para el desarrollo de los demás. En el caso de la familia considerada como una unidad, el medio sociocultural circundante constituye el ecosistema coevolutivo. El individuo, la familia y el medio social representan un sistema de retroalimentación triple, complejo, estrechamente ligado, y cada una de sus unidades pertenece a un tipo lógico diferente, es decir, una unidad de orden inferior es un elemento de una unidad superior.

Por lo general, una familia no es un sistema cerrado con límites impermeables que rechazan la información externa. En gran medida, las reglas que supuestamente deben acatar los padres y los hijos son determinadas por las reglas sociales. Sin embargo, hay familias que actúan casi como si fueran sistemas cerrados; estas han sido descritas por Wynne, y otros (1958), empleando el concepto de “Cerco de Goma”, en ellas el proceso de coevolución está perturbado.

Hay algo muy oportuno, se dice, que ni las reglas de la familia ni las de la sociedad, pueden ser puestas en tela de juicio ni ser revisadas, sobre cómo debe tratarse a un niño. Un niño que crece en un sistema familiar cerrado debe aceptar sin desviaciones las reglas familiares; esto significa que tanto el niño y la familia están trabados en su desarrollo personal y potencial.

En conclusión, el desarrollo de una familia está determinado recíprocamente por el desarrollo de cada uno de sus miembros; por lo tanto, la coevolución familiar implica también la coindividuación de la familia.

Cuando el Objetivo de la Terapia Familiar, es eliminar las barreras que frenan la coevolución y la coindividuación de la familia, debe proponerse la apertura de las fronteras familiares y la introducción de nueva información.

Esto requiere de un proceso circular entre el terapeuta y la familia que exige la revisión de los conceptos e hipótesis del terapeuta, de acuerdo con el éxito o el fracaso de las estrategias de recepción y transmisión de información que ha utilizado.

Por consiguiente, la evolución de conceptos terapéuticos eficaces es un aspecto complementario de la coevolución y coindividuación familiar.

Capítulo siguiente - Proceso de la familia

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Terapia familiar. Programa de capacitación y formación



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Terapia familiar. Tratamiento de niños y adolescentes
La familia es el regulador más poderoso del desarrollo del proceso mental del... [25/08/10]
4.091  
2. Programa de capacitación. Plan de acción
Los programas de capacitación son muy populares actualmente dentro del dinámico... [26/04/12]
11  
3. Terapia de agradabilidad
Es un método natural de salud que se basa en la estimulación sensorio-sicológica... [13/01/06]
4.981  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail