12.176 cursos gratis
8.741.198 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 9:

 Contenido del contrato terapéutico

El Contenido del Contrato Terapéutico.- La estructura del contenido del contrato terapéutico, varía de acuerdo a cada beneficiario, en cierta manera, el diseño del contrato puesto que de acuerdo a las características del beneficiario (como hemos visto anteriormente), se deberá reforzar en algunos puntos y flexibilizar en otros.

Cuatro variables a tomar en cuenta en la organización del contrato.

a.    Las características, situación personal y perfil del beneficiario. La situación personal y perfil del beneficiario implica entre otras cosas las posibilidades económicas: el terapeuta evaluará la negociación de sus honorarios (si es que está dispuesto a negociar) en función de tales recursos.

b.    El contexto de atención. También, el contexto de atención pauta tanto las oportunidades de horarios como de honorarios en el contrato. No es lo mismo, un terapeuta que trabaja en un hospital público donde tiene una limitación estricta con el tiempo por sesión, comparte consultorio, tiene turnos acotados por la gran demanda y cobra un bono del estado; que un profesional que trabaja en forma privada en un consultorio cómodo a toda su disposición.

c.    La experiencia y formación del profesional. La formación y la experiencia profesional llevan a que, en alguna medida, el mismo se vuelva más selectivo y cotice más su atención en las pautas del contrato.

d.    Las particularidades de la empatía que se haya generado en la interacción. La empatía que se haya generado en el vínculo terapeuta – beneficiario – terapeuta; impone ciertas flexibilidades de las pautas del contrato, tanto en los honorarios como en los horarios de atención. Un beneficiario puede despertarle mucho interés al terapeuta, pero no por una cuestión de interés del caso clínico, sino por una cuestión relacional. Un beneficiario agradable en el trato y con temas apasionantes para el terapeuta, modifica sustancialmente ciertas rigideces del pacto terapéutico.

Principales Puntos a Discriminar en el Contrato Terapéutico.- Sencillamente es un hilo conductor, una base en donde se adicionarán las singularidades de la situación:

a.    Propuesta del honorario por sesión. En este punto del contrato, el terapeuta deberá plantear el valor económico de la sesión, tanto si el honorario que sostiene es fijo y no admite negociación alguna, como si es flexible y está dispuesto a mediar dentro de ciertos límites.

Es necesario referirles sobre la variable de lo económico. La psicoterapia, puede ser definida como una relación de dos personas, un beneficiario y un profesional en donde el primero solicita orientación para resolver sus problemas a un segundo que cuenta con experiencia y formación teórico, clínica, para mejorar su calidad de vida.

Pero hay un elemento que instaura la relación, un elemento que va más allá del problema del beneficiario y de los recursos del psicoterapeuta: el uso del dinero.

La relación terapéutica está mediatizada por el dinero, ya sea de manera directa o indirecta; es decir, el beneficiario le paga a un profesional para ser escuchado y recibir una devolución que lo lleve a resolver sus problemas. En este sentido, el terapeuta pasa a ser un prestador de servicios y el beneficiario el consumidor.

Existen tres formas de abonar los servicios del profesional: Una directa y otra indirecta y la más indirecta que utilizamos en el Centro. 

En la manera directa de abonar la sesión. Es el beneficiario, el que en forma privada paga los honorarios al profesional.

En la forma indirecta. Se realiza el pago mediante una obra social, un servicio prepago a través de una cuota mensual que cubre la atención psicológica, entre otras especialidades.

Más indirecta. Resulta en la atención hospitalaria, o en instituciones que brindan éste servicio, así como en la Defensoría Municipal del Niño y el Adolescente - COTF – DEMUNA, donde el beneficiario no paga personalmente al terapeuta y ni siquiera mediante el prepago, sino a través de abonar sus impuestos que, dentro de ellos se incluye la incorporación de estos beneficios de bienestar social.

De una u otra forma, no cabe duda que una de las variables más importantes por la que está sustentada la relación terapéutica es el vínculo económico. Si el pago de manera directa se realiza por sesión, por semana, quincenalmente o mensual, poca relevancia tiene o, en tal caso, puede discutirse cuál será la forma más eficaz de contrato, lo que está fuera de discusión es que la psicoterapia es una actividad lucrada.

Más allá de la pasión que el terapeuta coloque en el ejercicio de su profesión, para él es un medio de subsistencia. Con el dinero alimentará a sus hijos, se irá de vacaciones, cambiará el auto, pagará la cuota del préstamo de su casa, incrementará su formación profesional, etc. Cloé Madanes en su libro “El significado oculto del dinero” (1997), señala:

El dinero no es solo una moneda, no es solo lo que nos permite adquirir bienes materiales, con el dinero también podemos comprar educación, salud, seguridad.

Podemos comprar tiempo para disfrutar de la belleza, el arte, la compañía de amigos, aventuras. Con el dinero podemos ayudar a los que amamos y garantizar a nuestros hijos mejores oportunidades. Pero también, no solamente plantea el lado positivo del dinero, sino también discrimina una parte muy negativa:

Las preocupaciones financieras pueden llevar a la infelicidad agobiante e incluso la riqueza a menudo parece maldita, provocando más sufrimientos que felicidad. La mayoría de las personas sentimos una intensa desesperación por no ganar suficiente dinero y por el temor de lo que puede sucedernos a nosotros o a nuestros hijos sin él. El dinero puede ser una metáfora, no solo de todo lo bueno de la vida, sino de la raíz de todos nuestros males.

En el beneficiario, el uso del dinero ve qué lugar ocupa y qué valoración le otorga en su vida en el espacio de la terapia personal. Muchas personas no pagan su terapia en tiempo y forma, pero se compran el vestido de última moda o de una marca o modisto importante, o consideran que es demasiado lo que pagan por sus sesiones, pero cenan en restaurantes de muy alto nivel o cambian el auto no estrictamente por necesidad. Entonces, ¿Cuál es el lugar que ocupa la psicoterapia en sus vidas?

En su escala de valores y sistema de creencias: el trabajo sobre sí mismo, ¿Dónde está ubicado en comparación con el resto de actividades de su vida? ¿Qué es lo que siente el beneficiario cuando debe pagar¿Qué es lo que paga? Estas son preguntas lícitas, que no deben quedar implícitas sino que pueden verbalizarse oportunamente. 

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Terapia familiar. Programa de capacitación y formación



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Terapia familiar. Tratamiento de niños y adolescentes
La familia es el regulador más poderoso del desarrollo del proceso mental del... [25/08/10]
4.091  
2. Programa de capacitación. Plan de acción
Los programas de capacitación son muy populares actualmente dentro del dinámico... [26/04/12]
11  
3. Terapia de agradabilidad
Es un método natural de salud que se basa en la estimulación sensorio-sicológica... [13/01/06]
4.981  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail