12.212 cursos gratis
8.338.747 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Taller de letras

Autor: titina castro
Curso:
9,73/10 (26 opiniones) |9957 alumnos|Fecha publicación: 11/04/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 8:

 Cómo escribir un cuento

 En ésta clase, vamos a entrar de lleno en la narrativa. Tal vez tengas algo escrito.  Si no es así, voy a inducirte a que lo hagas, porque, como ya te dije, se hace camino al andar.

 Narra una historia, por ejemplo. Yo te doy la primera oración y tú sigues adelante. Eso en el caso de que te cueste comenzar un relato. Si no lo precisas, pasa por alto lo que yo te doy como iniciación y haz tu propia creación.

 ELLA ESTABA DEMASIADO OCUPADA COMO PARA ESCUCHARLO.

 A partir de allí...deja volar la imaginación. No hagas un relato muy extenso, fíjate un límite de unas 20 líneas.

 Allí, como verás, el autor se sitúa como espectador de una tercera persona: ella. Ese autor puede hacer un relato puramente objetivo, describir una escena determinada, ó bien puede simultáneamente hacer ese relato y colocarse él también como protagonista invisible, aportando su propio pensamiento. La narrativa permite eso: que escribas en primera persona, siendo tú el protagonista principal (cuando hablamos de ser el protagonista, por supuesto admite el "nosotros":  plural ) o que pongas en escena los personajes que elijas para que ellos hablen, se muevan y definan la historia. Tu pensamiento puede quedar excluido del desarrollo y ser solamente un relator. O puedes introducirte, deslizarte, entre ellos, adoptando la posición que quieras dentro del relato.   En muchas piezas literarias se ve claramente la presencia del pensamiento del autor y sucede de tal manera que hay que internarse mucho en la lectura como para verlo. Otras veces, la descripción lo deja afuera y es como que el escritor no interviene más que para objetivar lo narrado.

 Ten en cuenta esto cuando elijas qué vas a escribir. En éste ejercicio, al no estar en primera persona, puedes optar por intervenir o no en la escena. Los personajes están allí para que tú hagas de ellos lo que quieras.

 La misma oración que te di como inicio, luego puedes pasarla a primera persona.

 ELLA ESTABA DEMASIADO OCUPADA COMO PARA ESCUCHARME.

 Y luego puedes jugar con otro ángulo:

 YO ESTABA DEMASIADO OCUPADO COMO PARA ESCUCHARLA.

 No son más que ejercicios, no es más que una consigna. Pero trabaja en esto, te será muy útil como disparador.

 Quiero agregar algo más y es importante: los personajes salen de ti pero ya se mueven solos. Puedes hablar por ellos, sin que en ningún momento aparezca diálogo, ó puedes darles la libertad de que se expresen por sí mismos.

-Estoy demasiado ocupada como para escucharte-

  Para que la lectura sea clara y sepamos quién habla, tú, como autor apareces de ésta manera:

-Estoy demasiado ocupada como para escucharte- dijo ella, mirándolo fijamente.

 No es difícil. Es más: resulta muy divertido.

  A dónde arribarás? No te preocupes, lo importante es que hagas el ejercicio. Luego, cuando melo envíes, yo te puntualizaré lo que veo bien y lo que no. Vamos...tendrás que ser muy abierto a la crítica, la cual nunca será para aplastarte sino para mostrarte los puntos que, a mi criterio, no están del todo bien.  Si aplaudiera constantemente lo que haces, seguramente no podrías avanzar. Antes de finalizar quiero decirte que sea cual sea el relato, en la persona que elijas para hacerlo, la historia tiene que tener un final.    Ese final puede ser abierto o no. Estar cerrado herméticamente como para que no haya nada más por agregar, o dejar un cierto lugar para que el lector sea quien termine la historia. Que el lector sea quien termine la historia te suena raro? No has visto en cine películas que no dan por cerrada la historia, sino que te quedas preguntando en qué queda la cosa? Eso es dejar un final abierto. Alguien que se dirige a algún sitio, y tú no describes nada de lo que pasará en ese sitio, retirándote como relator de esa historia.     Alguien que envía una carta y tú no aclaras de qué se trataba. Hay muchas formas de hacer un final, pero lo más importante es que suene a final, no que quede como un relato truncado. El suspenso de ese final nunca puede ser un relato mutilado. Tiene que estar la intención de dejarlo así, sin cerrar, para crear un clima misterioso, para lograr cierto impacto y dejar que el lector teja con sus pensamientos lo que quiera.

 La diferencia entre el cuento y la novela está dada porque el cuento es un segmento, un trozo, una circunstancia. Puede ser breve o un poco más extenso, pero no atraviesa por todos los caminos de la novela, donde los personajes y todo el entorno tienen un desarrollo en el tiempo y el espacio. Para comenzar, el cuento es un buen método de entrenamiento. Tómate tu tiempo. Porque de eso se trata: de un trabajo. Y nos volvemos a encontrar en la próxima clase....

Capítulo siguiente - La libertad poética
Capítulo anterior - La metáfora

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Taller de letras


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Taller de escritura. Definición
Conoce lo referente a los talleres de escritura. Existen talleres de escritura para... [23/11/11]
122  
2. Educación infantil. Taller de actividades infantiles
Los talleres de actividades infantiles en la educación infantil fueron... [02/02/11]
558  
3. Análisis de textos literarios. Taller de literatura
En este curso de literatura y lenguaje, vamos a dar algunas pautas de análisis de... [05/05/11]
467  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


Ponte al día de Lengua española con nuestros cursos gratis