12.170 cursos gratis
8.784.118 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Sobre la confianza

Autor: Herder Editorial
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |58 alumnos|Fecha publicaciýn: 19/07/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 13:

 Confianza comunicativa. Preguntas (1/2)

Un modo de examinar si se cumple la condición 2, o de discernimiento, en relación con la confianza comunicativa, que al mismo tiempo quiere volver activamente presente el principio de confianza en cuanto presunción. Tengamos en cuenta que en el primer acercamiento a los territorios de la confianza a partir de un primer mapa, de un mapa formal, se distinguieron, burdamente, tres posiciones como posibles respuestas a las rupturas de la confianza general. Respecto de quienes adoptan el principio de confianza en cuanto presunción, se indicó que éstos se caracterizaban por tomar en serio varios tipos de desconfianzas, y a partir de éstas se ponían en marcha diversas prácticas de argumentar. Precisamente, no pocas veces estas prácticas comienzan interrogando cómo un hablante ha expresado lo que ha querido afirmar, negar, preguntar, ordenar, razonar. O preguntas que ponen en duda la presunción de comprensión, o

1. preguntas de comprensión
Lo habitual es que con confianza se dé por satisfecha la presunción de comprensión. No obstante, cuando hay disonancias o embrollos que inducen a sospechar que no se comprende, a menudo se pregunta. Pero bajo la expresión «preguntas de comprensión » no hay que entender preguntas más o menos concretas que figuren en algún catálogo, sino, más bien, un marco que contiene un continuo de tipos diferentes de preguntas. En un extremo de ese continuo se encuentran preguntas simples como « ¿qué significa la palabra “crepúsculo”?» o, tal vez, « ¿cómo se usa en Física la palabra “masa”?». En el otro extremo de ese continuo se encuentran preguntas complicadas como « ¿estoy realmente comprendiendo lo que escucho o leo?». Con el adverbio, la persona que pregunta sugiere que tal vez se confundió. Algunas situaciones son ilustrativas: si P se arrepiente de algo y reflexiona acerca de qué había creído comprender, a veces P no sólo se extraña, sino que se irrita sobre cómo P se ha entregado, entre otras inercias, a la inercia de las palabras. Por ejemplo, P confiaba en que comprendía la situación comunicativa en la que se encontraba. Sin embargo, si P hubiese echado a un lado su pereza intelectual o la posición doctrinaria que asumía, y se hubiera esforzado en realizar un examen de la situación, habría descubierto que la malentendía. (Ya se advirtió de que es común que, en retrospectiva, la primera persona se dé cuenta de cómo, en ciertas circunstancias, la estaban enredando con minucia para traicionarla mejor, sin que, en ese momento, su actitud de obstinación le permitiese percibir esos tejemanejes.) Estos ejemplos ponen en claro que la presunción de comprensión es compleja y se encuentra interrelacionada con las otras presunciones. Por eso sólo se la distingue con un esfuerzo de abstracción. Lo mismo sucede con las otras presunciones. Prosigamos, pues, con abstracciones. Sin duda, las preguntas críticas más frecuentes atañen a las preguntas que ponen en duda la presunción de verdad, o

2. preguntas de verdad.

De nuevo, bajo la expresión «pregunta de verdad» encontramos un marco que contiene un continuo de tipos diferentes de preguntas, en uno de cuyos extremos hay preguntas simples como « ¿es confiable la conclusión que sacó la tía Susana acerca de lo que dijo el abuelo?». En cambio, en el otro extremo del continuo hay preguntas de verdad muy complicadas de responder, para las que habría que apelar, digamos, a una serie de teorías científicas. Pero la situación es más enredada todavía. Apenas se comienzan a volver operativo el continuo de tipos diferentes de preguntas de verdad, se descubre que la presunción de verdad puede operar en varios tipos de situaciones. O más bien tal vez se defienda que tal presunción se constituye con varios niveles de significado:

1. Situación fuerte respecto de la verdad, o presunción completa de verdad: presumo que lo que dice P es verdadero y coincide con lo que P cree. Cuando el vendedor indica que la mermelada no contiene azúcar, espontáneamente solemos confiar que no contiene azúcar y también solemos confiar que el vendedor cree que no la contiene.

2. Situación débil respecto de la verdad, o presunción de veracidad: lo que dice P es falso pero P es veraz pues cree lo que dice. En algunos casos tal vez sólo me asomo a la ventana para ver si los del Banco de Ávila están efectivamente repartiendo dinero para comparar las creencias del otro con las mías.

3. Situación decepcionante respecto de la verdad: lo que dice P es falso y no coincide con las creencias de P. Quien anunció lo del Banco de Ávila pretendía que sus interlocutores confiasen –y, así, saliesen corriendo a la calle o a mirar por la ventana–, para burlarse. Pero tales decepciones sólo se pueden producir si se tiene como trasfondo una presunción completa de verdad (y las preguntas que descubren esas decepciones presuponen tal presunción).

4. Situación paradójica respecto de la verdad: lo que dice P es verdadero pero no coincide con lo que P cree. Aunque la mermelada no tiene azúcar, el vendedor cree que la tiene pero declara no tenerla pues sabe que su cliente quiere comprar mermelada sin azúcar.

Por supuesto, las dos primeras son situaciones de reafirmación de la confianza comunicativa y las dos últimas situaciones de ruptura de esa confianza. Por otra parte, no se pase por alto que incluso muchas preguntas simples de verdad pueden resultar preguntas críticas que introducen sencillas pero arrasadoras confrontaciones con diversas formas de dependencia que se han presupuesto como sobreentendidos. Enfrentarlas y asumir sus compromisos a menudo se convierte en una tarea desagradable. Por eso, no pocas veces, con pereza intelectual o posiciones doctrinarias intentamos evadir el continuo de las preguntas de verdad. (Los intentos de evadir el continuo de preguntas de verdad se hace presente incluso cuando se presiente que esa evasión pronto acabará perjudicándonos.)

No obstante, también importa interrogar sobre otros compromisos contraídos fuera del valor de verdad. Así, a partir de varias perspectivas valorativas –prudenciales, morales, políticas, religiosas, económicas–, se evalúa la razonabilidad, o pertinencia, o utilidad, o bondad moral... de una propuesta, o pregunta que ponen en duda la presunción de valor.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Sobre la confianza



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Cómo ganar confianza en sí mismo. Motivación personal
En este curso de motivación personal estaremos hablando sobre la importancia que... [19/12/11]
11  
2. Ingeniería del amor (I): el amor es fiel
El amor , tanto en el noviazgo como en el matrimonio , no es cosa fácil y... [01/10/02]
29.749  
3. Ingeniería del amor (II) : el amor es delicado
Expresión del amor sexual delicado. Presentamos la segunda entrega del curso de... [07/03/03]
19.475  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail