12.212 cursos gratis
8.328.656 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Sintaxis del español

Juan López Agúndez

Autor: Juan López Agúndez
Curso:
8,50/10 (4 opiniones) |24280 alumnos|Fecha publicación: 25/09/2007

Capítulo 2:

 El Sujeto

Presentación

Ya vimos que la sintaxis se ocupa de las relaciones estables entre las palabras en dos niveles; dentro del sintagma y entre los sintagmas de la oración y el verbo. En una frase como

-Perdió su reloj playa en la *,

la sintaxis del español podría encontrar problemas en el sintagma preposicional, porque la preposición suele ponerse primero y después su complemento. Las relaciones internas del sintagma ya se estudiaron en las unidades anteriores.

En ésta y en las siguientes unidades vamos a centrarnos en las relaciones que existen entre los sintagmas que forman una oración y el verbo; es decir, nos vamos a ocupar del segundo nivel del que se encarga la sintaxis. Dicho de otra forma, vamos a ver por qué puedo decir indistintamente

-En la playa perdió su reloj; o

-Perdió en la playa su reloj;  

sin recurrir a las intenciones del hablante, que son subjetivas y de las cuales no tiene que dar explicación la parte de la gramática que nos ocupa.

Teoría

En primer lugar, hay que recordar que las funciones sintácticas son las que se producen dentro del sintagma y también las relaciones estables entre los sintagmas de una oración y el verbo. En la unidad anterior ya hablamos de las primeras. Ahora estudiaremos las funciones en el contexto de la oración simple. La primera función sintáctica que vamos a estudiar es el sujeto. Empezamos con ésta y no con otras funciones porque el sujeto establece con el verbo un vínculo especialmente fuerte.

Efectivamente, el sujeto mantiene una estrecha relación con el verbo de la oración, relación que se manifiesta en la concordancia de los dos.

Fíjate en estas frases de muestra:

-Aquellos años locos fueron lo peor;

-Algunos alumnos tienen unos apuntes buenísimos;

-Mis abuelos viven en Las Palmas de Gran Canaria.

Entre aquellos años locos y fueron existe una estrecha relación que se manifiesta en la concordancia en plural entre el verbo fueron (tercera persona del plural) y el sintagma aquellos años locos, tercera persona, número plural. Lo mismo sucede entre algunos alumnos y tienen; y entre mis abuelos y viven. Si pusiéramos en singular los sintagmas nominales que encabezan las frases de muestra el resultado sería

-Aquel año loco fueron lo peor.*

-Algún alumno tienen unos apuntes buenísimos *

-Mi abuelo viven en Las Palmas de Gran Canaria *.

Como puedes ver, entre los sintagmas que encabezan estas frases y sus verbos hay un vínculo fuerte que se manifiesta en la concordancia. Si no se respeta la concordancia, el resultado es una oración inaceptable en español.

Definición

El sujeto de una oración es la función sintáctica que realiza un sintagma caracterizado por los siguientes rasgos:

1.      Establece con el verbo un vínculo especialmente fuerte que se manifiesta en principio en la concordancia en número y persona entre ambos. Si existe esa concordancia, es necesaria, de tal forma que si se rompe, el resultado es una oración inaceptable en español.

2.      Sólo el sintagma-sujeto mantiene con el verbo ese vínculo especial que se manifiesta, en principio, en una concordancia necesaria. Hay varias excepciones a este principio y tendremos tiempo para estudiarlas en la Unidad 5.

3.      El sintagma-sujeto en español pertenece siempre a la categoría nominal. El infinitivo, por tanto, puede ser sujeto, y en ese caso adquiere el número singular y la tercera persona de la categoría sustantivo. El género masculino del infinitivo no interviene en la función sujeto pero sí tiene importancia en las concordancias intersintagmáticas.

Práctica

Señala el sujeto de las siguientes oraciones. Utiliza la prueba de la concordancia entre el sujeto y el verbo de la oración.

-El agua de la piscina estaba muy fría.

Sujeto:

-El tabaco perjudica seriamente la salud.

Sujeto:

-Las clases empezarán el día nueve de septiembre.

Sujeto:

-Miguel tiene tres hermanas.

Sujeto:

-Mis primos vendrán a Canarias en agosto.

Sujeto:

-El calor apretaba con fuerza a primera hora de la tarde.

Sujeto:

Teoría

Como has podido comprobar, el sujeto de todas las oraciones del ejercicio anterior está expresado mediante un sintagma. Cuando un sintagma de una oración realiza esta función decimos que el sujeto es léxico, porque hay al menos un lexema (una palabra) que se relaciona con el verbo de la forma que ya explicamos en la definición de sujeto. No sucede lo mismo en los siguientes casos:

-Bajaron a segunda.

-Metieron sólo un gol.

-Copió los apuntes.

-Suspendió tres.

-Aprobaron sólo una asignatura.

-Fuimos al cine.

-Hicisteis bien en aquella ocasión.

-Ganaron la liga.

-Compraste el regalo adecuado.

-Salisteis la otra noche.

Para encontrar la palabra o grupo de palabras que realiza la función de sujeto en cada una de las oraciones que acabas de leer, "aparentemente" tienes que salirte de la oración:

-ellos / ellas / ustedes bajaron a segunda.

-ellos / ellas / ustedes  metieron sólo un gol.

-él / ella / usted copió los apuntes.

-él / ella / usted suspendió tres.

-ellos / ellas / ustedes aprobaron sólo una asignatura.

-nosotros / nosotras fuimos al cine.

-vosotros / vosotras hicisteis bien en aquella ocasión.

-ellos / ellas / ustedes ganaron la liga.

-tú compraste el regalo adecuado.

-vosotros / vosotras salisteis la otra noche.

En todos estos casos es un pronombre personal la palabra que realiza la función de sujeto. Pero en estas oraciones no aparecen dichos pronombres.

Sin embargo, hay una representación de los mismos en los morfemas verbales, que se encuentra en las terminaciones de los verbos. Es la terminación -on lo que remite a los pronombres de tercera persona del plural en aprobaron; es la terminación -ste lo que remite al pronombre de segunda persona del singular en compraste.

Es decir, es en las terminaciones verbales, donde están situados los morfemas del verbo, donde podemos encontrar una relación de concordancia entre ellas y los pronombres personales tónicos, capacitados para ser sujeto, y que no tienen por qué aparecer en la realidad concreta del hablar, en el discurso, ya sea oral o escrito.  Por eso, el sujeto de las oraciones de este tipo recibe el nombre de sujeto morfológico o gramatical.

Por ejemplo, en la frase

-Escribe todos los días en "El Mundo",

el sujeto es morfológico porque no hay ninguna palabra o grupo de palabras en ella que establezca un vínculo especial con el verbo escribe que se manifieste en la concordancia entre ambos. En este caso, el sujeto morfológico de esta oración es la tercera persona del singular.

Ahora bien, alguien se podría cuestionar lo siguiente; los pronombres personales que concuerdan con la tercera persona del singular son tres él / ella / usted. ¿A cuál de ellos se hace referencia en esta oración? Esta cuestión se resolvería en el contexto. Por tanto, se trata de una cuestión referencial que se sale del objeto de estudio de la sintaxis. Desde el plano de las relaciones estables entre las palabras, sólo nos corresponde asegurar que escribe concuerda con los pronombres de la tercera persona del singular, y ésta es el sujeto morfológico de la oración.

La gramática tradicional habla de sujeto omitido en casos como los que estamos analizando porque no aparece en la oración. No es del todo inadecuado hablar en estos términos, pero esa forma de explicar el sujeto puede ocasionar confusiones,  porque al salirnos de la oración gramatical sólo nos queda la referencia para fundamentar nuestro análisis sintáctico, y la referencia ya no está dentro del campo de estudio de la sintaxis. Además, siguiendo esos criterios referenciales ocultamos a los alumnos una verdad que está sobre el papel: Los morfemas verbales; y les decimos otra cosa muy discutible: "el sujeto no aparece en esta oración". Por eso, antes dijimos que para encontrar el sujeto en casos como habla inglés; salió en la tele; se fueron a la piscina, etc. había que salirse de la frase "aparentemente".

Definiciones

El sujeto es léxico cuando un sintagma de la oración establece con el verbo un vínculo especialmente fuerte, que se manifiesta en la concordancia en número y persona entre ambos. Ejemplo: Los policías cargaron contra los manifestantes frente a el policía cargaron contra los manifestantes*. El sujeto de una oración es morfológico o gramatical si en ella no aparece ningún sintagma que reúna las características de nuestra definición de sujeto. Ejemplo: Ganó la partida por paliza. El sujeto no puede ser la partida porque ganó las partidas por paliza es perfectamente gramatical. Tampoco por paliza, que se relaciona con el verbo sin mediación de la concordancia, como demuestran las siguientes frases: Ganó la partida por paliza / ganó la partida por palizas. El sujeto morfológico de esta oración es la tercera persona del singular.

Las construcciones impersonales no suelen tener sujeto léxico, sí tienen, en cambio, sujeto morfológico, la tercera persona del singular: llueve; nieva; es pronto; amanece muy temprano; hace años que no te veo; hay muchas enfermedades incurables en África.

Podemos afirmar que el sujeto de una oración es morfológico, y se puede proyectar o no en un sintagma de la oración. Si se produce esa proyección, entonces aparece en la oración el sujeto léxico, que pertenece siempre a la categoría nominal, y debe "copiar" la información de persona y número que presente la desinencia, o morfemas del verbo.

Práctica

1.      Señala el sujeto de estas oraciones.

2.      Indica si se trata de sujeto léxico (SL) o morfológico (SM). Redondea la opción correspondiente.

3.      Para localizar correctamente los verbos en forma personal en estas oraciones puedes acudir a la Unidad 4 y repasar las características de las formas verbales personales.

-Escucha música todas las noches.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-La radio de este coche suena muy bien.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Red Hot Chili Peppers es un grupo de rock.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-El tabaco provoca cáncer mortal de pulmón.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Estuvieron de vacaciones en el sur.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Pincharon el balón.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Perdimos el partido.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-La noticia se extendió en seguida.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-No se enteraron.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Aprendió bastante inglés en sólo tres meses.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-La situación es desastrosa.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Llevaron el coche al taller.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-La publicidad del Corte Inglés es simplona.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Ayer comimos en la piscina.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-El fast-ferry salió puntual desde Agaete.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Fumar acorta la vida.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Compartir es vivir.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Fumar puede matar.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-El saber no ocupa lugar.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Me gustaría que sacaras buenas notas.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

-Me impresionó que no tuviera vergüenza.

Sujeto:                                                                      SL                              SM

Teoría

Suponemos que tuviste dificultades para localizar el sujeto en las últimas frases del ejercicio anterior, porque no existe concordancia entre los infinitivos fumar, saber y compartir con las formas verbales puede, acorta, ocupa y es. Efectivamente, el infinitivo en español no tiene número ni persona en sus desinencias o terminaciones. A continuación explicaremos cómo saber cuál es el sujeto en oraciones de este tipo y en casos más complicados como me gustaría que sacaras buenas notas y me impresionó que no tuviera vergüenza.

Lee con atención las siguientes frases:

-Fumar acorta la vida.

-Compartir es vivir.

-Fumar puede matar.

-El saber no ocupa lugar.

Sabemos que el sujeto de toda oración mantiene una estrecha relación de concordancia en número y persona con el verbo. También en estas oraciones sucede lo mismo, con la diferencia de que en ellas no está presente la marca de concordancia que en frases anteriores nos hacía salir de dudas. En estos casos se puede sustituir el posible sintagma-sujeto por un demostrativo (eso) que sí tiene morfemas de número y nos puede servir para confirmar la relación entre sujeto y verbo.

Podemos hacer esas sustituciones porque los infinitivos, cuando funcionan como sustantivos, capacitados, por tanto, para ser sujeto, presentan la tercera persona, el género masculino y el número singular. En fumar acorta la vida podemos sustituir fumar por eso y comprobar si se establece una relación de concordancia entre el supuesto sujeto y el verbo.

Eso (fumar) acorta la vida; esos acorta la vida*; esas cosas acorta la vida*. Como eso concuerda necesariamente en singular y en tercera persona con acorta, se confirma que es fumar el sintagma que realiza la función de sujeto en esa oración.

Algo parecido sucede en las oraciones compartir es vivir; fumar puede matar y el saber no ocupa lugar:

Eso (compartir) es vivir; esos es vivir *; esas cosas es vivir *.

Eso (fumar) puede matar; esos puede matar *; esas cosas puede matar *.

Eso (el saber) no ocupa lugar; esos no ocupa lugar *; esas cosas no ocupa lugar*; los saberes no ocupa lugar*; los saberes no ocupan lugar. Se confirma, por tanto, que los sujetos de esas oraciones son compartir, fumar y el saber.

En la frase anterior se puede poner en plural el infinitivo saber porque está lexicalizado como sustantivo; es decir, en cualquier diccionario de español existe una entrada saber que es sustantivo y, por tanto, tiene morfemas de género y número; el saber / los saberes.

Práctica

1. Señala el sujeto de los verbos en negrita en las siguientes oraciones.

-Hacer las cosas bien no es imposible.

Sujeto:

-Es emocionante aprender.

Sujeto:

-Me gusta viajar.

Sujeto:

-Ser feliz es importante.

Sujeto:

-Gobernar bien es un arte.

Sujeto:

-Conducir es divertido.

Sujeto:

-Me gusta tocar la guitarra.

Sujeto:

-Saber es distinto de creer.

Sujeto:

-Es impresionante ver amanecer desde el Teide

Sujeto:

-Cuesta trabajo estudiar bien.

Sujeto:

-Saber escuchar es importante.

Sujeto:

-Querer es poder.

Sujeto:

-Soñar es mágico.

Sujeto:

-Es interesante leer la prensa.

Sujeto:

-Aprender de los demás es necesario.

Sujeto:

-Leer mucho da facilidad de palabra.

Sujeto:

-Hacer deporte es muy saludable.

Sujeto:

-Comer es imprescindible.

Sujeto:

-Esquiar no es difícil.

Sujeto:

-Es absurdo guardar rencores.

Sujeto:

-Tener enemigos da problemas.

Sujeto:

-"Volver a disfrutar" es un tema del canto del loco.

Sujeto:

-Nadar es bueno para la espalda.

Sujeto:

-Caminar es un buen ejercicio.

Sujeto:

2. Señala el sujeto de los verbos en forma personal que aparecen en el siguiente texto. Si tienes problemas para descubrir esas formas verbales, estudia sus características en la Unidad 4.

« La puerta de un Talgo se abre hacia fuera y tienes que bajar un escalón para coger el picaporte. En ese escalón es donde yo tropecé. No sé cómo podría explicarles lo que se siente al caer al vacío desde un tren, sólo recuerdo que el espanto parece agrandarte los ojos; que intentas gritar pero no puedes y que la boca te sabe a sangre y a cobre; que las manos se agitan de un modo frenético en la nada, como los tentáculos de un pulpo, en busca de algo a lo que agarrarse. ¿A qué me agarré yo? No lo sé con certeza, creo que a una barra de acero, una que está debajo de ese ojo de buey que tienen las puertas de los Talgos. Les aseguro que nunca olvidaré esos segundos en que estuve a punto de perder la vida. La vida, esa mezcla de química y estupor, como dice un filósofo. »?

Verbo 1:                                Sujeto:

Verbo 2:                                Sujeto:

Verbo 3:                                Sujeto:

Verbo 4:                                Sujeto:

Verbo 5:                                Sujeto:

Verbo 6:                                Sujeto:

Verbo 7:                                Sujeto:

Verbo 8:                                Sujeto:

Verbo 9:                                Sujeto:

Verbo 10:                              Sujeto:

Verbo 11:                              Sujeto:

Verbo 12:                              Sujeto:

Verbo 13:                              Sujeto:

Verbo 14:                              Sujeto:

Verbo 15:                              Sujeto:

Verbo 16:                              Sujeto:

Verbo 17:                              Sujeto:

Verbo 18:                              Sujeto:

Verbo 19:                              Sujeto:

Verbo 20:                              Sujeto:

Verbo 21:                              Sujeto:

Teoría

Antes quedaron sin explicar los sujetos de frases como me gustaría que sacaras buenas notas y me impresionó que no tuviera vergüenza. De este tipo de frases nos ocuparemos a continuación, aunque se trate de casos de subordinación que estudiaremos con detenimiento más adelante.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que se trata de oraciones que tienen dos verbos; dos oraciones en una, podríamos decir, porque aunque cada verbo tiene sujeto y otros complementos, el hecho es que sintácticamente funcionan como una unidad:

Me gustaría que vinieras = Me gustaría eso.

Me impresionó que fuera tan joven = Me impresionó aquello.

Para analizar estas oraciones hay que ir con mucho orden y tener cuidado para empatar cada sintagma con su verbo.

Empecemos con me gustaría que sacaras buenas notas.

Vamos a buscar en primer lugar el sujeto de gustaría. Podría ser me si aplicando la prueba de la concordancia descubrimos una relación estrecha entre el verbo y este pronombre: me gustaría que sacaras buenas notas / nos gustaría que sacaras buenas notas. Las dos frases son gramaticales, por tanto, podemos pensar que el sintagma me no es el sujeto de este verbo. De todas formas, ten en cuenta que ningún pronombre personal átono puede ser sujeto.

El otro sintagma que está relacionado con gustaría es que sacaras buenas notas,  sintagma que podemos sustituir por eso; me gustaría eso; me gustaría esos *; me gustaría esas cosas *; me gustarían esas cosas. Como se ve en la concordancia en singular y en plural es el sintagma que sacaras buenas notas el que mantiene una relación estrecha con el verbo gustaría; ese sintagma, por tanto, es el sujeto de este verbo.

A continuación tenemos que analizar el sintagma que sacaras buenas notas.

El sujeto de sacaras es morfológico: segunda persona del singular (tú). El sintagma buenas notas no puede ser el sujeto de sacaras porque está en plural y el verbo, en cambio, en singular.

Las relaciones sintácticas existentes entre me y gustaría y buenas notas y sacaras se explicarán más adelante.

Analicemos ahora la frase me impresionó que no tuviera vergüenza. Para encontrar los sujetos de los verbos impresionó y tuviera habría que trabajar de la misma manera.

Hay dos sintagmas que se relacionan con impresionó: me y que no tuviera vergüenza.  Podría ser me el sujeto si aplicando la prueba de la concordancia descubrimos una relación estrecha entre el verbo y este pronombre: me impresionó que no tuviera vergüenza / nos impresionó que no tuviera vergüenza. Las dos frases son gramaticales, por tanto, podemos pensar que el sintagma me no es el sujeto de este verbo. Y ya hemos visto que los pronombres personales átonos nunca desempeñan la función de sujeto. El otro sintagma que está relacionado con impresionó y podría ser sujeto es que no tuviera vergüenza; sintagma que podemos sustituir por eso; me impresionó eso; me impresionó esos*; me impresionó esas cosas*; me impresionaron esas cosas. Como se ve en la concordancia en singular y en plural, es el sintagma que no tuviera vergüenza el que mantiene una relación estrecha con el verbo impresionó; este sintagma por tanto, es el sujeto de ese verbo.

El sujeto de tuviera es morfológico: tercera persona del singular. El sintagma vergüenza no puede ser el sujeto de tuviera aunque esté en singular y aparentemente concuerde con el verbo. La prueba de eso es que al poner esa palabra en plural el resultado es una frase gramatical: Me impresionó que no tuviera vergüenzas. Esa concordancia es sólo aparente, no necesaria.

Las relaciones sintácticas existentes entre me e impresionó y vergüenza y tuviera se explicarán más adelante.

Práctica

Señala el sujeto de los verbos en negrita en las siguientes oraciones.

-Me encantaría quererte un poco menos.

Sujeto:

-Me gustaría ser arquitecto.

Sujeto:

-Nos interesa que estés bien preparado.

Sujeto:

-Le encanta trabajar en ese sitio.

Sujeto:

-Nos preocupa que llegue tan tarde.

Sujeto:

Teoría

Ten cuenta que el sujeto no es un complemento del núcleo de un sintagma verbal, porque los complementos del verbo y el sujeto se relacionan con las formas verbales personales de forma diferente.

Efectivamente, el sujeto léxico y una forma verbal personal constituyen una oración gramatical. Un verbo en forma personal aislado también forma una oración, por la presencia de la persona gramatical en las desinencias del verbo. Pero la relación entre un verbo en forma personal y cualquiera de sus complementos se establece dentro del marco de la oración. Primero es la oración. Su forma depende de las funciones sintácticas que aparezcan en el predicado. Según la gramática generativa, se trata de dos niveles sintácticos distintos.

Nos hubiera gustado establecer con pocas palabras y sin posibilidad de error una definición perfecta y positiva de sujeto y de oración, pero esta "Teoría y práctica de la sintaxis del español" no es el contexto adecuado para ello. Nos habríamos planteado elaborar esas definiciones en un trabajo de investigación exclusivamente dedicado al estudio de la oración gramatical.

Capítulo siguiente - El Predicado
Capítulo anterior - Introducción

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Sintaxis del español


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Ortografía básica en el idioma español
Ortografía es la parte de la gramática normativa que fija las reglas para el uso de... [31/03/08]
88.106  
2. Historia del cine español
Este curso es una breve introducción a la historia del cine español. En él podrás... [14/07/06]
2.268  
3. Barroco literario español
Barroco literario español , este curso enseña una visión clara y didáctica de los... [28/04/10]
1.050  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Recibir novedades de Lengua española? ¡No te costará nada!