12.176 cursos gratis
8.741.375 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Síndrome de Asperger y espectro autista

Autor: Centre Londres 94
Curso:
9,50/10 (2 opiniones) |1358 alumnos|Fecha publicación: 27/08/2010

Capítulo 15:

 Tratamiento farmacológico (1/2)

No existe ningún fármaco específico para el SA, sin embargo es muy importante tratar algunos síntomas. Puesto que los resultados sobre el uso de psicofármacos en el SA están ampliamente avalados por la experiencia; en todos los casos resulta necesario plantearse la pregunta de si es posible mejorar los síntomas de un niño con SA mediante la prescripción de una medicación. No parece prudente, ni posiblemente sensata, una actitud obcecadamente abstencionista.

Cada paciente es distinto y cada edad merece unas consideraciones específicas por lo que respecta a la respuesta a los fármacos. Sin embargo, es recomendable seguir unas normas generales orientadas a optimizar el uso de los psicofármacos. La introducción lenta de un fármaco permite minimizar posibles efectos secundarios que, en ocasiones, desaniman a la familia a seguir administrando un producto considerado como negativo por el hecho de haber producido manifestaciones indeseables. La introducción lenta permite, asimismo, ajustar la dosis de la forma más precisa porque cada paciente puede responder de modo distinto.

Principios generales para el tratamiento farmacológico del síndrome de  asperger

- Vamos a tratar síntomas

- Se debe empezar a dosis muy bajas y hacer una escalada lenta

- En la medida de lo posible, cuando sea pertinente, deben utilizarse escalas de conducta que permitan valorar la respuesta

- No debe mantenerse un fármaco si no hay una clara evidencia sobre su eficacia

- Periódicamente debe suprimirse la medicación para valorar si sigue siendo necesaria

- En general, cada fármaco requiere unos controles específicos

- Valorar mediante cuestionarios específicos posibles efectos secundarios

- „Natural‟ no es sinónimo de „inocuo‟

Una de las mayores dificultades a la que nos enfrentamos con el uso de psicofármacos estriba en valorar su eficacia. A diferencia de otras enfermedades de síntomas objetivables o cuantificables por métodos técnicos, en el SA la mejoría se basa casi exclusivamente en la opinión de padres o educadores. Es necesario disponer de escalas que permitan cuantificar el síntoma o los síntomas que estamos tratando, para tener la certeza de que el efecto beneficioso de la medicación alcanza más allá del razonable deseo de obtener una mejoría.

Para los problemas de atención e hiperactividad puede ser útil la escala de Conners. También es necesario recabar la opinión de distintos observadores en situaciones diversas. Por ejemplo, es posible que una respuesta favorable al metilfenidato se aprecie en el colegio, pero sea imperceptible en casa, como consecuencia de que al terminar el horario escolar el efecto del medicamento ya haya pasado.

Puesto que los fármacos aplicados al SA „no curan‟, se hace totalmente necesario llegar a la certeza de su efecto favorable sobre determinados síntomas. Si no es éste el caso, no hay razón alguna para mantener una medicación. Es necesario también que periódicamente se suspenda el fármaco con el fin de valorar si su eficacia se mantiene. Dado que los síntomas del SA se relacionan con el desarrollo del sistema nervioso, puede variar tanto la expresión de los mismos como la respuesta a la medicación. Por lo tanto, el hecho de establecer periódicamente intervalos sin medicación permite conocer cuál es el curso natural del trastorno e ir actualizando la pauta terapéutica. Durante los períodos de descanso se puede dejar de administrar la medicación o bien recomendar un placebo, en cuyo caso la valoración será más precisa Según la medicación administrada será necesario establecer controles analíticos o de otro orden, específicos para cada fármaco.

De este modo podrán evitarse posibles efectos secundarios que, aunque infrecuentes, no deben dejar de tomarse en consideración. En este mismo sentido se recomienda facilitar a la familia una hoja que permita valorar, mediante la observación, posibles efectos secundarios.

Para el SA se han recomendado, a partir de instancias no siempre científicamente avaladas, tratamientos llamados „naturales‟ que pretenden influir positivamente sin comportar ningún efecto secundario por motivo de su cualidad de „natural‟. De modo genérico puede decirse que „natural‟ no es sinónimo de „inofensivo‟. Nadie duda de que la nicotina y el alcohol sean productos naturales y no por ello dejan de tener efectos nocivos. Debe existir, por tanto, un espíritu crítico para no aceptar aquello que no venga avalado por ensayos clínicos y un control de calidad en cuanto a la composición y concentración del producto. De acuerdo con las manifestaciones que se presenten en cualquiera de estos grupos, podrá recomendarse un tratamiento ajustado a cada caso. Dada la complejidad sintomática del SA no debe excluirse la politerapia.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Síndrome de Asperger y espectro autista



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Prevalencia del autismo y las alteraciones del espectro autista
La prevalencia del autismo y de las alteraciones del espectro autista , es un... [09/04/10]
333  
2. Síndrome de Asperger. Estudio de psiquiatría
El síndrome de asperger está catalogado como uno de los trastornos generalizados... [09/04/10]
3.517  
3. Síndrome de Asperger. Un caso real con bilingüismo
El síndrome de Asperger . Este estudio, de los autores, J.L. Pedreira, A. Asiel,... [30/03/10]
958  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail