12.174 cursos gratis
8.742.498 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 4:

 Cómo ser buen padre para ser mejor jefe (1/2)

Son muchos los que critican las actuaciones de otros padres y otros jefes, y opinan constantemente sobre cómo deben comportarse los demás. Asimismo, debido a la influencia de los medios de comunicación y de los modelos que muestran, nos cuesta buscar el nuestro propio. La cantidad, la rapidez y la constancia del bombardeo de información aceleran nuestra mente y limitan la profundidad de nuestros pensamientos y nuestra vida.

Como dice Santiago Álvarez de Mon: «Todo se ofrece, se entrega y empaqueta a granel, el pensamiento se estandariza lo cual es una contradicción intrínseca. Vivimos en la superficie de los problemas, nos falta lucidez y valentía para encontrar nuestras señas auténticas de identidad, como personas y como instituciones. Parecernos a los demás nos tranquiliza y justifica.

La empresa actual está sobrada de palabras grandilocuentes, discursos moralistas y reuniones estériles; falta silencio activo y creador, y acción ejemplar comprometida. Esta crítica la hago extensiva también al mundo de la formación, sobrada de diplomas, banalidades y titulitis, y huérfana de ideas, problemas, sueños, conflictos y desafíos concretos.»

Aunque esta sea una imagen bastante realista de la situación, hay que tener en cuenta que tanto la edad como nuestra experiencia están de nuestra parte y que lo que necesitamos saber se encuentra dentro de nosotros. Para llegar a ello, sólo es necesario tener momentos de soledad y de quietud.

Si queremos, de verdad, ejercer una paternidad más plena, si queremos que el trabajo suponga una satis­facción tanto para nosotros como para nuestros colaboradores y, en definitiva, si queremos tener una vida más equilibrada, debemos buscar oportunidades para reflexionar, sin llenarlas inmediatamente con algo.

Por ejemplo, si viajamos en avión o en tren, en vez de coger enseguida la revista de turno, el ordenador o incluso este libro, podemos aprovechar ese momento para aquietar la mente, para dejar que las ideas se abran paso hasta nuestra conciencia, para «observar» con detenimiento esa actitud de un hijo, un amigo, un colaborador... que no hemos sabido comprender. Pero en vez de pararnos y pensar, nos «llenamos» de material: encendemos la televisión, abrimos un periódico, llamamos por teléfono, miramos el correo... cualquier cosa menos enfrentarnos a la nada; y es en esos momentos de «nada» en los que se producen las mejores ideas o las mejores comprensiones. No hay más que ver dónde se produjeron algunos de los grandes descubrimientos del pasado. Ya fuera en la bañera de Arquímedes o bajo un árbol como Newton, de lugares donde el individuo podía encontrarse a solas consigo mismo han surgido ideas geniales

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Ser buen padre y mejor jefe. Trabajo y familia



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Buen jefe, buen líder y buenos resultados
¿Cómo ser un buen jefe? El buen líder debe atender no solo los problemas... [31/10/11]
8  
2. Trabajo infantil y familia
El trabajo infantil es un método muy utilizado a ciertos países. Muchas veces se... [03/07/06]
44.473  
3. ¿Qué clase de padre eres? Relación familiar
Curso de paternidad. Nuestros hijos nos califican sobre qué clase de papás somos,... [30/11/11]
14  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail