12.176 cursos gratis
8.742.290 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 1:

 Cómo combinar el trabajo con la familia

Seguro que todos conocéis a ese profesional amable y simpático que en su casa es un poco tirano, o a esa persona que es muy autoritaria en el trabajo, pero que en cuan­to está en el entorno familiar, es un trozo de pan.

«Si mis distintas realidades se divorcian entre sí, incapaces de convivir y contribuir a un ser más rico y poliédrico, la grieta interior pasará una factura carísima (...)» 1. No soy superman. Santiago Álvarez de Mon Pan de Soraluce. Prentice Hall-Financial Times, 2007.

¿Por qué ser diferentes cuando la vida nos permite mejorar en ambos aspectos de forma simultánea? ¿Por qué no aprender y mejorar continuamente y ¡disfrutar de ese aprendizaje!?

La vida actual está llena de contradicciones. Por un lado, tenemos muy marcado el ideal del buen padre y del buen jefe. Pero intentar ser «bueno», y más en todo es un objetivo poco realista. Hay días en que nos ha ido fatal con nuestro propio jefe o con un colaborador, con un cliente, con un hijo o con un amigo, y nos dan ganas de tirar la toalla. Pero no lo hacemos porque siempre hay algo que no va tan mal: la pareja, un hermano, otro hijo..., algo que ese día te ilumina un poco. Aunque eso mismo, al día siguiente te cause problemas. Pero sobre todo, seguimos adelante por nuestros hijos, porque ser padre es algo misterioso, tan misterioso que da miedo,porque les quieres tanto que duele y, sin embargo, hay momentos en que te cuesta aguantarlos, no eres capaz de comunicarte con ellos y te parecen seres extraños, alienígenas; y lo mismo sucede con tu pareja, con tus colabo­radores, con tus amigos... y contigo mismo.

En el trabajo, aunque nos vaya bien, muchas veces tenemos la sensación de que la estrategia de la empresa no es la adecuada, que nuestro jefe no es todo lo competente que nos gustaría, que la presión y la competitividad son excesivas y que lo único que parece importar son los resultados a corto plazo.

Pero no es saludable caer en el desánimo, es más sano pensar en el camino, en cómo ir dando algunos pasos que nos acerquen a la mejora deseada, sin que nos agobien y nos impidan disfrutar tanto de la paternidad como del trabajo.

Cada uno debe reflexionar y formarse su propio criterio, adaptarlo a su persona y a su capacidad en función de su carácter y del tiempo de que dispone, y plantearse pequeños cambios asequibles que le ayuden a mejorar su actitud, no en casa o en el trabajo, sino en la vida, que es una.

Para ello deberíamos quitarnos de la cabeza ese ideal «aprendido», que nos hace sentirnos impotentes.

EL MITO DE PROCUSTO

Por orden de Zeus, el padre de los dioses, toda persona que quisiera entrar en Atenas debía pasar una noche en el lecho de Procusto. Esta cama tenía la medida exacta, la que todo buen ateniense debía te­ner. Si el individuo era demasiado bajo, Procusto le colocaba correas en manos y pies hasta que se alargaba. Si la persona era demasiado alta, Procusto le cortaba las piernas.

Un día Teseo viajaba por ese camino y fue invita­do por Procusto. Al tumbarse en el lecho, Teseo se colocó de través en lugar de hacerlo a lo largo como todo el mundo. Esto desconcertó tanto a Procusto que Teseo pudo atacarle con su espada, partiéndolo en dos mitades exactamente iguales

El mito de Procusto explica que la normalidad no existe y que intentar ajustarse a ella es una equivocación. También muestra cómo defenderse de quienes, como Procusto, pretenden imponer su modelo: colocándose de otra manera se inutiliza el modelo, sin el cual no saben cómo reaccionar.

Te animo a pensar en ti como ser único e irrepetible, porque sólo a partir de ahí podrás ser el buen padre o el buen jefe que puedes ser, no el que otros opinan que debes ser, pero sobre todo, que eso no suponga una carga adicional, sino una descarga.

Los pequeños o grandes resultados que obtengamos de este análisis, nos harán sentirnos mejor, estar pre­dispuestos a seguir aprendiendo y por tanto, ser más felices.

 

NOTA: Este curso es un fragmento del libro: "Buen padre, mejor jefe", de la autora Natalia Gómez del Pozuelo, publicado por Ediciones Urano (ISBN: 9788492452538). Puedes descubrir y adquirir libros de Ediciones Urano en: www.empresaactiva.com.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Ser buen padre y mejor jefe. Trabajo y familia



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Buen jefe, buen líder y buenos resultados
¿Cómo ser un buen jefe? El buen líder debe atender no solo los problemas... [31/10/11]
8  
2. Trabajo infantil y familia
El trabajo infantil es un método muy utilizado a ciertos países. Muchas veces se... [03/07/06]
44.473  
3. ¿Qué clase de padre eres? Relación familiar
Curso de paternidad. Nuestros hijos nos califican sobre qué clase de papás somos,... [30/11/11]
14  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail