12.169 cursos gratis
8.789.380 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 4:

 Lingüística y realidad. Pensamiento abstracto (2/2)

La lengua y el pensamiento no tienen contenidos a priori. Antes que nada se produce la impresión ante un hecho o ante una realidad observada y esta impresión es producto de la primera percepción sensorial que constituye una toma de conciencia con respecto a algo real, las impresiones dejan un registro en la mente y de la reiteración de estos registros surgen los conceptos generales que luego se verbalizan.

Literaturas contemporáneas escritas respecto de la semántica, como la que encontramos en Semántica I: sentido y referencia (2011) de Mario Bunge (1919 - ) cuyo propósito es formular una semántica filosófica de la ciencia axiomatizada, exacta y realista no con el análisis del análisis del lenguaje ordinario rodeado de convencionalismos, pragmatismos y positivismos (Bunge, 2011, pág. 26) sino, con ayuda de la teoría de conjuntos, del álgebra de Boole y la topología donde sus herramientas son las matemáticas y el propio saber científico, expresa que tanto los constructos como los elementos lingüísticos existen por la presencia del hombre, son sus artefactos, los ha creado la humanidad antes y ahora y seguirá siendo así por el resto de la existencia. Atribuye a los constructos una existencia ficta, es ficción, dice, porque lo único que es real es el proceso del cerebro que piensa en un determinado objeto. Bunge, como Korzybski al pensamiento aristotélico, se remite a la histórica Grecia para retrotraer el pensamiento nominalista de Platón; pero no para sustentarse, al contrario para rebatirlo insistiendo que los nombres no son las cosas que nombra. Obviamente, pensamos que pondrá a buen recaudo los lapsos que existen entre los actuales siglos y aquéllos en los que Platón y otros filósofos del Crátilo solo especulaban a cerca de la versátil e inasible naturaleza y esencia de las lenguas y de los signos. Sin embargo estos modelos clásicos siguen vigentes con la vigencia medioeval de la época en la que los descubrieron los romanos y que junto con la religión, que eran amos del conocimiento, difundieron sus estructuras de pensamiento a todo el mundo occidental con las que, hoy, siglo XXI, se sigue pensando. Para los platónicos, las proposiciones existen en sí mismas, no mediando entre ellas pensamiento alguno, a lo que se contrapone una simulación metodológica o ficción útil expresando como si los objetos fueran en la medida que existen proposiciones con existencia independiente que son designata de algunas oraciones; pero, que la noción de existencia aquí implicada es la de existencia conceptual (formulación en el decir de la semántica general) y, no, la de existencia física.(Bunge, 2011, pág. 54) Diríamos, de manera más coloquial, que todo quepa en las palabras y en los constructos porque aquéllas y éstos son ficciones, a manera de espejismos; las restricciones son pertinentes respecto de los objetos materiales o concretos donde la importancia nominalista y los constructos ocupan un segundo plano en cuanto a interpretar.

Muchos pasajes de la literatura de Bunge, respecto de la semántica, tienen coincidencia casi literal con el pensamiento de Korzybski; de manera muy coincidente con sus pensamientos expresados en Ciencia y Cordura (1995). Obvio, el pensamiento de uno y otro autor es un correlato de la sabiduría clásica, renacida en la vida medioeval. Insistimos en comentar esta coincidencia para marcar la comunión de opiniones, a pesar de la secular distancia generacional que los separa, respecto de la ontología de la lengua que involucra signos, significados y constructos, a los cuales refiere que son una ficción en su totalidad; mientras que solo es real el proceso cerebral que consiste en pensar sobre un objeto, y que en dicho proceso se distinguen diferentes sucesos: estímulo físico > proceso cerebral (pensamiento que aquel evoca) > salidas lingüísticas (oraciones que expresan la proposición) [Bunge, 2011, págs. 52,53]. Se trata, pues, de una descripción lingüística que evoca el modelo del proceso de abstraer desde una perspectiva electrocoloidal de Korzybski quien ofrece una nueva manera de pensar lo mismo que lo hicieron en su tiempo Frege, Wittgenstain, Humboldt; y, en la actualidad, Kapra, Morín, de cuyas obras nos hemos ocupado en sendos ensayos.

Korzybski, desde sus observaciones objetivas pensó que había que darle un giro radical a esta manera de pensar y reubicar la jerarquía de la palabra y darle su lugar a las impresiones neurofisiológicas. Es así que expresó su intención de modificar la estructura lingüística tradicional, a la que llama aristotélica; por, una, no aristotélica, basada en los principios de la matemática, a la que llamó Semántica General.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Semántica. El pensamiento de Alfred Korzybski



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Conocimiento. Ética y pensamiento complejo
Gestión del conocimiento. Pensamiento complejo y ética , es un estudio sobre la... [17/07/09]
2.192  
2. Color. Semántica errónea de los fonemas
Curso sobre la teoría del color, en elementos como la fragmentación de la luz... [26/02/09]
856  
3. Filosofía. Historia y pensamiento
Conoce el pensamiento filosófico y adéntrate en la historia de la filosofía. La... [17/07/09]
19.540  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail