12.169 cursos gratis
8.789.380 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 6:

 Korzybski y el pensamiento aristotélico. Entidad e identidad de las cosas (2/3)

La estructura sujeto predicado de la frase viene como consecuencia de la predicación de atributos al objeto, de la adscripción de cualidades o propiedades a la naturaleza, sin tener en cuenta que esas predicaciones son elaboradas por la mente como consecuencia de la función neurofisiológica humana. Es más, la relación sujeto predicado en la expresión lingüística se concreta por medio del verbo ser, cuyos usos de la forma “es”, dice, tiene consecuencias para el pensamiento, especialmente en las lenguas indoeuropeas, lo que, también, afirma Russell, indicando que tal verbo tiene hasta cuatro usos referenciales para indicar un estado de la cosa u objeto, una relación de existencia, otra, predicativa y, finalmente, la de identidad; no encontrando estorbos semánticos en las dos primeras formas; es decir cuando la partícula cumple la función de verbo auxiliar (ejemplo, está cansado) y cuando expresa existencia (yo soy); mientras que las dos restantes determina falsamente la condición del objeto como en los siguientes casos: esta rosa es roja, en este caso el objeto rosa está condicionado por una referencia lingüística olvidando las funciones del sistema nervioso; pues, tal color no existe en la naturaleza; sino, lo que existe son las diferentes longitudes de ondas de radiación a las cuales cada individuo reacciona de manera particular, será verde para un daltónico; será gris para un acromatópsico. Lo correcto sería decir “vemos la rosa como roja” sin atribuirle cualificaciones que no están en su naturaleza, lo cual no chocaría con la estructura real puesto que la estructura lingüística se adapta a ella. (Korzybski, El papel del lenguaje en los procesos perceptivos, 1951, pág. 7).

Respecto a la función de identidad, la partícula “es” se emplea de manera inconsciente perpetuando un tipo de evaluación primaria. Algunas culturas no conocen la partícula “es” en función de identidad; por ejemplo los idiomas eslávicos. Entre las expresiones: “la rosa es una flor” y “clasifico la rosa como una flor”, la primera, establece una relación lingüística de identificación, mientras, que la segunda, lo hace en estricta reacción de las funciones del sistema nervioso que hace la clasificación. Korzybski se esmera en explicar la importancia de poner atención al “es” de la identidad que se ha configurado en la estructura de los lenguajes que impresionan las reacciones neurológicas y conducen a evaluaciones engañosas en la vida cotidiana que inciden en la infelicidad humana. “Es” establece un estatismo de identidad en el objeto; es decir, una igualdad total en todos los sentidos sin considerar que nada permanece igual en el tiempo. El mundo es de sucesiones constantes y no de identificaciones perpetuas, pero, éstas, las identificaciones fijan en el cerebro pensante determinaciones específicas que permanecen en el tiempo ignorando el movimiento. Por consiguiente, el cambio en las cosas solo por el hecho que dichos procesos son inmediatos, es imperceptible a los sentidos.

El verbo auxiliar ser o estar y la identidad son determinantes en las formulaciones del pensamiento y en las reacciones semánticas que siguen a dichas formulaciones. Esto se explica por medio de las leyes del pensamiento: Lo que es, es (ley de identidad); ningún objeto puede ser y no ser (ley de la contradicción); las cosas son o no son (el tercero excluido). Según estas reglas, la identidad se establece como un principio de igualdad en todos los sentidos; sin embargo, la identidad no se manifiesta empíricamente ya que el mundo se desenvuelve en procesos continuos y cambiantes, como, tampoco, en los horizontes silenciosos; antes, bien, solo representa una auto contradicción de términos como en el caso de las identidades parciales o de algunos aspectos (Korzybski, El papel del lenguaje en los procesos perceptivos, 1951, pág. 8). La identidad formulada en este sentido solo se condice con cuerpos orgánicos de vida inferior pudiendo encontrársela en las relaciones elementales de causa y efecto cuando se establecen las primeras relaciones orgánicas o en las respuestas a estímulos artificiales como si éstos fueran realidad, lo que también corresponde a organismos poco evolucionados. En esta lógica, estas identificaciones orgánicas y básicas solo tienen una labor de supervivencia. Lo que se puede demostrar con exámenes de laboratorio, así, por ejemplo, cuando a una ameba se le estimula artificialmente reacciona orgánicamente identificando como real un trozo de alimento artificial al que le da valor de comida, aun cuando ese trozo no es comida. Por consiguiente, su evaluación ha sido equivocada aunque su organismo necesite alimento para sobrevivir.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Semántica. El pensamiento de Alfred Korzybski



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Conocimiento. Ética y pensamiento complejo
Gestión del conocimiento. Pensamiento complejo y ética , es un estudio sobre la... [17/07/09]
2.192  
2. Color. Semántica errónea de los fonemas
Curso sobre la teoría del color, en elementos como la fragmentación de la luz... [26/02/09]
856  
3. Filosofía. Historia y pensamiento
Conoce el pensamiento filosófico y adéntrate en la historia de la filosofía. La... [17/07/09]
19.540  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail