12.170 cursos gratis
8.781.870 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 9:

 Seguridad industrial. Evitar la asfixia (3/3)

 Algunas de estas sustancias tóxicas que se presentan con más frecuencia en la industria son:

 1. Monóxido de carbono-inodoro, incoloro, insípido y no irritante – es uno de los que se acreditan más víctimas. Se forma por la combustión incompleta donde quiera que se queme combustible que contenga carbono. Además de ser un producto derivado de muchas operaciones industriales, lo producen las maquinarias y equipos que tienen máquinas de combustión interna – tales como las carretillas de horquilla elevadora.

2. Sulfuro de hidrógeno – es sumamente venenoso hasta en pequeñas cantidades. Es también un producto derivado de muchos procedimientos industriales y puede estar presente donde quiera que haya o se use azufre – refinerías de petróleo, minas y cloacas.

3. Cianuro de hidrógeno – es uno de los gases letales de acción más rápida. Se usa para separar metales de sus minerales y en prepararlos para fundición, refinación, etc.

4. Bióxido de azufre – se usa en la fabricación de plásticos y solventes. Es incoloro, pero muy tóxico.

5. Bisulfuro de carbono – se usa en la fabricación de textiles y tiene una clasificación muy elevada. Los gases asfixiantes interfieren con el suministro o uso de aire en el cuerpo, ocasionando la asfixia, Hay dos tipos: los asfixiantes interfieren con el suministro o uso de aire en el cuerpo, ocasionando la asfixia. Hay dos tipos; los asfixiantes simples, que reducen la cantidad de oxígeno en el aire y los asfixiantes químicos, que afectan a los órganos portadores de oxígeno del cuerpo.

El nitrógeno, el helio y el bióxido de carbono son ejemplos de asfixiantes simples. Los dos primeros son peligrosos si se encuentran en concentraciones lo bastante grandes para evitar que oxígeno llegue a los pulmones.

El bióxido de carbono, ocurre a menudo en cantidades nocivas en las cloacas, silos, cuevas, pozos antiguas, minas, túneles y cubas de fermentación de cerveza o vino.

El monóxido de carbono y el sulfuro de hidrógeno son ejemplos de asfixiantes químicos. (Ambos llevan la clasificación de gases tóxicos.)

El primero reduce la capacidad de acarrear oxígeno de la sangre y aunque los pulmones estén bien provistos de oxígeno, el sulfuro de hidrógeno paraliza el centro respiratorio en el cerebro. Hasta un contenido de la mitad del uno por ciento en la atmósfera ocasionará la muerte inmediata.

Los gases irritantes irritan los alvéolos pulmonares.

El amoníaco es uno de los gases más comunes en esta clasificación. Se usa ampliamente como fertilizante en la agricultura y como refrigerante.

Cualquier área, especialmente un espacio cerrado que no pueda ser aislado completamente de un procedimiento que pueda emitir gases o vapores nocivos, debe ser tratada como si realmente los contuviera.

No debe permitirse la entrada en un espacio cerrado hasta que no haya sido examinado completamente.

Un indicador de deficiencia de oxígeno o una lámpara de minero son dispositivos sencillos que indican si hay suficiente oxígeno en un área. Debe usarse un probador de monóxido de carbono donde exista la posibilidad de este riesgo. También pueden obtenerse indicadores de gas combustible que indiquen si hay presentes gases o vapores tóxicos no explosivos.

Si las pruebas indican peligro, purgue el área de los gases nocivos, si fuera posible y práctico. Alguno espacios cerrados pueden ser baldeados con agua, vapor, un neutralizado químico o aire. Pero primero, debe aislarse el área bloqueando todas las conexiones con el peligro. Después de purgar el área, ventílela completamente y después vuelva a hacer la prueba de gases.

Si la prueba indica que el espacio cerrado es seguro, tome precauciones contra las posibilidades de peligro que pudieran ocurrir posteriormente.

Cuando es necesario que un trabajador entre en un área que la prueba indique insegura o se sospecha que lo sea, provéalo de un equipo de respiración, un cinturón de seguridad aprobado con una línea de vida y las ropas o equipos protectores necesarios – de acuerdo con el riesgo de que se trate.

Para los hombres que trabajan en espacios cerrados, es una buena idea establecer un “sistema de guardia“. Es decir, estacione por lo menos un trabajador que esté en guardia a la entrada del área en caso de cualquier emergencia. La persona en guardia debe estar provista de un respirador, extintor de incendio, un medio de pedir auxilio y demás dispositivos que se considerarán necesarios de acuerdo con el riesgo. También es prudente entrenar en medidas de primeros auxilios a los que trabajen en espacios cerrados y sus “guardias“ – especialmente la resucitación artificial de boca a boca.

Probablemente, la medida más eficaz que un encargado de seguridad puede tomar es cerciorarse de que todos los que trabajen en espacios cerrados comprendan los riesgos que pueden presentarse.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Seguridad industrial. Prevención incendios en plataformas petroleras (2/2)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Seguridad industrial. Prevención incendios en plataformas petroleras (1/2)
Este curso de prevención de incendios y seguridad industrial en plataformas... [09/12/10]
1.198  
2. Seguridad industrial. Prevención de accidentes
Este curso de seguridad industrial y prevención de accidentes más que un trabajo... [23/07/09]
9.818  
3. Diseño de sistema contra incendios
Por normativa internacional, todo espacio arquitectónico de uso público, deberá... [03/01/12]
11  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail