12.176 cursos gratis
8.741.766 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 3:

 La Caridad. San Agustín

El problema central de la moral es por lo tanto la elección de la cosa directamente al ser amado. No es que no hay duda sobre el objeto último de nuestra voluntad: no puede ser otro que Dios mismo .. Es sólo para determinar lo que realmente quieres y es apta para conducirnos a él, sin embargo, que puede llevarnos a Dios es la "caritas", o el amor de Dios.

La caridad es sobre todo un peso dentro de la cual se basa el alma a Dios. Por otra parte, se diferencia de todas las demás formas de "amor", porque se refieren exclusivamente a los seres personales. El amor de una persona diferente del amor de una cosa simple. Nos gustan las cosas en mente en nuestra propia persona, a cuyo servicio se pierde su existencia, al igual que con una delicadeza que se ama y se consume (en Epist. Joh. Anuncio P. Tr. 8,4 y 5, t. 35, 2038). El amor puro, sincero y generoso de un ser personal, en cambio, dirigido a la persona como tal y en sí mismo. Lo cual no quiere decir que la caridad no tiende a poseer también es bueno.

Amar a los demás medios de verdad lo amo como a nosotros mismos, que sólo es posible en igualdad de condiciones: o bien traer a nuestro nivel, que nos eleva al plano de la amada. El alma de la caridad es el pozo de los deseos, la benevolencia, y no el deseo de proporcionar beneficios.

La caridad no deja querer también su propio bien. Porque es su naturaleza de aspirar a la igualdad. Todo el amor exige reciprocidad interpersonales. El que ama a expresar su amor por los signos, y se espera que con amor se paga. El amor es la comunión de vida entre dos almas.

Además de comprender la esencia del amor de Dios. Entre el amor a Dios y amor al hombre por un elemento común: el amor del bien. Por lo tanto, el verdadero amor siempre tiene que ser el objeto y así. Dios es el bien supremo y la excelencia de ser. Amar a Dios, sin embargo, es amar y tal. La medida del amor a Dios es amar sin medida (Epist. 109,2 (Severo), t. 33, 419).

La caridad, el núcleo de la moral

La caridad no es sólo el corazón de la moral: es la misma vida moral. El principio del amor es el principio de la justicia, el progreso es el progreso en el amor a la justicia, la perfección del amor es la perfección de la justicia (De natura et gratia 70, 84, t. 44, 290). En efecto, ¿cómo podría el amor perfecto del bien ya no es la justicia absoluta y perfecta? Dominado por el amor, el alma cumple la ley de Dios. Amor y hacerlo bien son sinónimos (en el EP. Joh. Anuncio. P. 7, 8, t. 35, 2033).

Es evidente que una obra de caridad no constituye una excepción tan perfecto en todo, los preceptos morales. Tampoco debe confundirse con un quietismo perezosos e inactivos. La caridad debe dominar la vida moral. Interpretó correctamente la frase "et quod vis fac diligendo", admite un único sentido: si realmente amas, no puedes dejar de hacer el bien. ¿Quién dice amor, dice Amor, que dice que el amor, se dice, que va a decir, dicha actividad. Así que el amor, por su propia naturaleza, tiende a traducirse en hechos.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a San Agustín y la moral. Filosofía y religión



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Filosofía
Un curso para los que quieren iniciarse en el mundo de la filosofía. Sus orígenes,... [21/09/05]
10.095  
2. Filosofía del Derecho: fundamentación moral en Kant
El texto se prepone acercar al ética prescrito por Kant, su incidencia y los... [21/04/06]
1.680  
3. Filosofía: amor a la sabiduría
La palabra Filosofía etimologicamente significa amor a la sabiduría y en un sentido... [18/02/05]
13.273  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail