12.176 cursos gratis
8.741.793 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 2:

 Salud mental del niño

Es fácil saber cuando su hijo tiene fiebre. Los problemas de salud mental en los niños pueden ser más difíciles de identificar, pero puede aprender a reconocer los síntomas. Preste atención a las manifestaciones excesivas de enojo, miedo, tristeza o ansiedad. Los cambios repentinos en el comportamiento de su hijo pueden indicarle que hay un problema. También pueden serlo los comportamientos como ejercitarse excesivamente o dañar o destruir cosas.

Algunos problemas de salud mental comunes en los niños son:

Los problemas de salud mental pueden interferir en la vida cotidiana de la casa, la escuela o la comunidad. Sin ayuda, los problemas de salud mental pueden conducir a fracaso escolar, abuso de alcohol u otras drogas, discordias familiares, violencia o incluso suicidio. Sin embargo, hay ayuda disponible. Si tiene dudas acerca del comportamiento de su hijo, hable con un profesional de la salud.

Evaluaciones psicológicas: Lo que todo padre debe saber

El prospecto de una "evaluación psicológica" puede causar una gran ansiedad en los padres. Cuando el personal de la escuela o los médicos recomiendan tal evaluación, los padres se pueden imaginar procedimientos extraños e invasores seguidos de diagnósticos que incrementan más su aprehensión. Nadie quiere escuchar que su niño o niña tiene una incapacidad, un desorden de salud mental o un problema de comportamiento. Con todo, cuando son realizadas por profesionales calificados con base en la escuela o en la comunidad, las evaluaciones psicológicas pueden ser herramientas invalorables para entender y tratar las necesidades de salud mental y de aprendizaje de los estudiantes individualmente y pueden afectar de manera positiva su aprendizaje y vida escolar. Sin embargo, algunas veces, las evaluaciones se llevan a cabo por las razones equivocadas, usando métodos que no son apropiados, o con poca consideración de cómo los padres y el personal de la escuela puedan usar los resultados. Aun las evaluaciones psicológicas adecuadas, si se ignoran o no se entienden bien, pueden ocasionar desacuerdos serios entre los padres y el personal de la escuela. Pueden tener como resultado un apoyo inapropiado o inadecuado para el aprendizaje y/o comportamiento del estudiante.

Las evaluaciones psicológicas son mucho más útiles cuando los padres entienden el propósito, los aspectos fuertes y las limitaciones de los varios procedimientos, y si tienen expectativas realistas del valor de los resultados. Los padres que entienden la naturaleza de las evaluaciones psicológicas estarán menos aprehensivos y tendrán mejor capacidad de participar eficazmente tanto en la evaluación como en los servicios que resulten para su niño o niña.

Después de la evaluación: digerir y usar la información

Generalmente el psicólogo y otros profesionales involucrados en la evaluación proporcionan tanto un reporte escrito como uno verbal. También deberían estar disponibles para responder sus preguntas.

Es importante que usted se sienta cómodo pidiendo al psicólogo o a otros que expliquen más los resultados y lo que significan para la educación o salud mental de su niño o niña. Las preguntas para tomar en consideración pueden incluir:

  • La escuela, ¿cómo usará esta información para ayudar a mi niño o niña?
  • ¿Cómo puedo usar esta información para ayudar a mi niño o niña?
  • ¿Quién más (si alguna otra persona) recibirá esta información?
  • ¿Cuánto tiempo permanecerá en el registro escolar de mi niño o niña el informe de esta evaluación?
  • ¿Cómo podríamos asegurarnos de que esta información es precisa y representa de manera justa las habilidades o personalidad de mi niño o niña?
  • ¿Son estos resultados sorprendentes o consistentes con mis observaciones de mi niño o niña?
  • Los resultados de esta evaluación, ¿ayudan a resolver mis preocupaciones sobre mi niño o niña?

La evaluación puede proporcionar mucha información que puede ser difícil de digerir en una sola vez. Frecuentemente es mejor planificar una segunda reunión con el personal de la escuela para decidir qué acciones tomar, qué servicios utilizar o los cambios de ubicación basándose en la evaluación en lugar de tratar de decidir lo que se debe hacer en el momento.

Antes de la siguiente reunión, lea el informe del psicólogo, póngase en contacto con él para aclarar lo que esté todavía confuso, y dependiendo de la edad de su niño o niña, comente los resultados con su niño y lo que significan a un nivel apropiado para su edad.

Como resultado de revisar su propia evaluación, los estudiantes mayores pueden frecuentemente alcanzar una percepción de sus propios problemas escolares y tener ideas para resolver sus dificultades.

Sepa Cuando Buscar Ayuda para su Hijo/Hija

Los padres son usualmente los primeros en reconocer cuándo un hijo/hija tiene un problema emocional o de comportamiento. Aun así, la decisión de buscar ayuda profesional puede ser difícil y dolorosa para el padre/madre. El primer paso es tratar de hablar tiernamente con el niño/niña. Una conversación sincera acerca de los sentimientos a veces puede ayudar. Los padres pueden escoger el consultar con el médico del niño/niña, maestros, miembros del clero, u otros adultos que conozcan bien al niño. Estos pasos pueden resolver los problemas para el niño/niña y la familia.

A continuación se describen algunas señales indicativas de que una evaluación por un siquiatra de niños y adolescentes puede ser de gran ayuda

EN NIÑOS/NIÑAS PEQUEÑOS

  • Cambios negativos importantes en el rendimiento académico.
  • Malas calificaciones en la escuela, a pesar de hacer un esfuerzo notable.
  • Mucha preocupación o ansiedad excesiva, lo que puede manifestarse en su resistencia para asistir a la escuela, al acostarse a dormir o al participar en aquellas actividades normales para un niño/niña de su edad.
  • Hiperactividad, inquietud, movimiento constante mas allá del juego regular.
  • Pesadillas persistentes.
  • Desobediencia o agresión persistente (de más de 6 meses) y conducta de oposición provocativa hacia las figuras de autoridad.
  • Rabietas frecuentes e inexplicables.

EN PRE-ADOLESCENTES Y ADOLESCENTES

  • Cambios marcados en el aprendizaje en la escuela.
  • Dificultad para enfrentarse a los problemas, situaciones o actividades diarias.
  • Cambios significativos en hábitos de dormir y/o alimenticios.
  • Frecuentes quejas físicas.
  • Representaciones sexuales.
  • Estado depresivo manifestado por un estado de ánimo y actitud persistentemente negativo, con frecuencia acompañado de apetito pobre, dificultad en el dormir e ideas relacionadas con la muerte.
  • Abuso de drogas o del alcohol.
  • Miedo intenso a tornarse obeso sin tomar en cuenta su verdadero peso al presente, purgar los alimentos o restringir el comer.
  • Pesadillas persistentes.
  • Amenazas de hacerse daño a sí mismo o hacerle daño a otros.
  • Comportamiento de inflingirse heridas o autodestructivo.
  • Arranques frecuentes de ira y agresión.
  • Amenazas de irse del hogar.
  • Violación persistente de los derechos de otras personas de forma agresiva o no agresiva; reto a la autoridad, ausencia a escuela, robos o vandalismo.
  • Pensamientos, creencias y sentimientos extraños o comportamiento poco usual.

Si los problemas persisten por un período de tiempo extensivo y especialmente si otros involucrados en la vida del niño/niña están preocupados, una consulta con un Siquiatra de Niños y Adolescentes o con otros clínicos específicamente entrenados para trabajar con niños/niñas puede ser de ayuda

El Desarrollo Normal de la Adolescencia: La escuela intermedia y los primeros años de la secundaria

Los padres frecuentemente se preocupan o confunden por los cambios en sus hijos adolescentes. La información siguiente puede ayudar a los padres a entender esta fase del desarrollo: cada adolescente es un individuo, con una personalidad única y con intereses propios, sus propios gustos y disgustos. Sin embargo, hay numerosos factores comunes en el desarrollo que todos confrontan durante los años de la adolescencia. Las emociones y el comportamiento normales del adolescente en los años de la escuela intermedia y de los primeros de la secundaria se describen a continuación:

Movimiento hacia la independencia

  • Lucha con su sentido de identidad,
  • Se siente extraño o abochornado consigo mismo o con su cuerpo,
  • Se enfoca en sí mismo, alternando entre altas expectativas y un pobre concepto propio,
  • Lo influencian los amigos en su modo de vestir e intereses,
  • Su humor es cambiante,
  • Mejora su habilidad del uso del lenguaje y su forma de expresarse,
  • Tiene menos demostraciones de afecto hacia los padres; ocasionalmente el adolescente se pone grosero,
  • Se queja de que los padres interfieren con su independencia, y
  • Tiene la tendencia a regresar al comportamiento infantil, particularmente cuando está bajo mucho estrés.

Intereses futuros y cambios cognoscitivos

  • Tiene un interés mayormente del presente, y pensamientos limitados acerca del futuro,
  • Se expanden y aumentan en importancia los intereses intelectuales, y
  • Adquiere una mayor capacidad para el trabajo (físico, mental y emocional).

Sexualidad

  • Muestras de timidez, sonrojo y modestia,
  • Desarrollo físico de las niñas antes que los niños,
  • Mayor interés en el sexo opuesto,
  • Movimiento hacia la heterosexualidad con miedos de la homosexualidad,
  • Preocupación con relación a su atractivo físico y sexual con relación a otros,
  • Frecuentes cambios de relaciones  
  • Preocupación de si es normal o no.

Moralidad, valores y dirección propia

  • Pone a prueba las reglas y los límites,
  • Aumenta la capacidad para pensar en manera abstracta,
  • Se desarrollan los ideales y se seleccionan modelos de comportamiento,
  • Mayor evidencia consistente de tener consciencia, y
  • Se experimenta con el sexo y las drogas (alcohol, cigarrillos y marihuana).

Los adolescentes varían muy poco con relación a lo anteriormente descrito, pero las emociones y el comportamiento descritos antes son, en general, considerados normales para cada fase de la adolescencia.

El Psiquiatra de Niños y Adolescentes (Psiquiatra Infantil)

El siquiatra de niños y adolescentes (siquiatra infantil) es un doctor en medicina que se especializa en el diagnóstico y el tratamiento de los desórdenes del pensamiento, las emociones y/o el comportamiento que afecta a los niños, adolescentes y sus familias. Un siquiatra de niños y adolescentes le ofrece a las familias las ventajas de haber adquirido una educación médica, las tradiciones médicas de la ética profesional y la responsabilidad médica de proveer cuidado comprensivo.

La Práctica

El siquiatra de niños y adolescentes hace uso de sus conocimientos biológicos, sicológicos y de los factores sociales al trabajar con los pacientes. Inicialmente, un examen comprensivo de tipo diagnóstico se lleva a cabo para evaluar el problema presente, prestándole atención a los componentes físicos, genéticos, de desarrollo, emocionales, cognoscitivos, educacionales, familiares, de sus pares y sociales. El siquiatra de niños y adolescentes llega a un diagnóstico y a una formulación diagnóstica que comparte con el paciente y con su familia. El siquiatra de niños y adolescentes entonces diseña un plan de tratamiento que considera todos los componentes y discute las recomendaciones con el niño o adolescente y con la familia.

Un tratamiento integral puede incluir la psicoterapia individual, de grupo o de familia; medicamentos o la consulta con otros médicos o profesionales de las escuelas, cortes juveniles, agencias sociales u otras organizaciones de la comunidad. Además, el siquiatra de niños está preparado para actuar, y se espera que actúe como un abogado que defiende los mejores intereses de los niños y adolescentes. Muchos siquiatras de niños y adolescentes llevan a cabo consultas en una variedad de lugares (escuelas, cortes juveniles y agencias sociales).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Salud mental en niños y jóvenes. Transtornos y depresión



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Transtornos de humor en niños y adolescentes. Escalas
Los trastornos del humor en niños y adolescentes tomaron relevancia en los años... [12/07/10]
1.403  
2. Transtornos de enuresis y encopresis en niños y adolescentes
Transtornos de enuresis y encopresis en niños y adolescentes , la enuresis es un... [08/04/10]
926  
3. Salud mental. Filosofía
Salud mental o " estado mental " es la manera como se conoce, en términos... [28/09/09]
643  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail