12.212 cursos gratis
8.338.664 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 3:

 Medicamentos siquiátricos para niños y adolescentes. Cómo se usan los medicamentos

Los medicamentos pueden ser una parte efectiva del tratamiento de varios desórdenes siquiátricas en niños y adolescentes. La recomendación por parte del médico del uso de medicamentos muchas veces causa mucha inquietud y preguntas en los padres y en el niño/adolescente. El médico que recomienda el medicamento debe de tener experiencia en tratar enfermedades siquiátricas en niños y adolescentes. El/ella debe de explicar claramente las razones para el uso de medicamentos, los beneficios que debe de producir el medicamento, cuáles son los posibles riesgos, cuáles son sus efectos secundarios y los otros tratamientos alternos.

Los medicamentos siquiátricas no se deben de usar solos. El uso de medicamentos debe de basarse en una evaluación siquiátrica comprensiva y ser parte de un plan de tratamiento comprensivo.

Antes de recomendar cualquier medicamento, el siquiatra de niños y adolescentes entrevista al niño/adolescente y le hace una evaluación diagnóstica minuciosa. En algunos casos la evaluación puede incluir un examen físico, pruebas sicológicas, pruebas de laboratorio y otras pruebas médicas, tales como electrocardiograma (EKG) o electroencefalograma (EEG) y la consulta con otros especialistas médicos.

Los medicamentos que tienen efectos beneficiosos pueden también tener efectos secundarios, que pueden variar desde pequeñas molestias hasta síntomas muy serios. Cada niño/adolescente es diferente y puede tener reacciones individuales a los medicamentos por lo que se recomienda mantenerse en contacto con el médico que lo está tratando. No deje o cambie los medicamentos sin hablar con el doctor.

Los siquiatras de niños y adolescentes enfatizan que los medicamentos que producen efectos beneficiosos pueden también tener efectos secundarios no deseados que fluctúan desde simples molestias hasta muy serios síntomas. Como cada persona es diferente y puede tener reacciones individuales a los medicamentos, hay que mantener comunicación con el médico que receta los medicamentos. No deje de tomar o cambie los medicamentos sin antes hablar con el médico. Los medicamentos siquiátricas deben de ser usados como parte de un plan integral y minucioso de tratamiento que incluye evaluaciones médicas periódicas, y en la mayoría de los casos, psicoterapia individual y/o de familia. Cuando un siquiatra (preferiblemente un siquiatra de niños y adolescentes) receta las medicinas adecuadamente y éstas se toman según fueron recetadas, los medicamentos pueden reducir o eliminar los síntomas problemáticos y mejorar el funcionamiento diario del niño o adolescente con desórdenes siquiátricas.

Los medicamentos pueden ser recetados para síntomas y desórdenes siquiátricas incluyendo, pero no limitándose a:

  1. Orinarse en la Cama--si persiste regularmente después de los 5 años y causa problemas serios de autoestima e interacción social.
  2. Ansiedad (negarse asistir a la escuela, fobias, miedo a la separación o miedos sociales, ansiedad generalizada, desórdenes de estrés postraumático)--si le impiden al joven desempeñar sus actividades diarias normales.
  3. Desorden de Deficiencia de Atención debido a Hiperactividad (ADHD)--caracterizado por un corto tramo de atención y por problemas para concentrarse y para estarse quieto. El niño se agita y frustra fácilmente, generalmente tiene problemas llevándose bien con la familia y amigos y usualmente tiene problemas en la escuela.
  4. Desorden Obsesivo-Compulsivo (OCD)--obsesiones recurrentes (pensamientos preocupantes e intrusos) y/o compulsiones (comportamientos repetitivos o rituales tales como lavarse las manos, contar y cotejar a ver si las puertas están cerradas) que a menudo se ven como sin sentido, pero que interfieren con el funcionamiento diario del joven.
  5. Desorden Depresivo--sentimientos persistentes de tristeza, impotencia, desesperanza, inutilidad y culpabilidad, inhabilidad para sentir placer, deterioro en el trabajo escolar y cambios en los hábitos de comer y de dormir.
  6. Desórdenes de la Alimentación--se puede privar de alimentación (anorexia nervosa), o bien comer en exceso, haciéndose vomitar luego (bulimia), o una combinación de ambas.
  7. Desorden Bipolar (maníaco-depresivo)--períodos de depresión alternan con períodos maniáticos los cuales pueden incluir: irritabilidad excesiva, euforia ("high") o buen humor, energía excesiva, problemas del comportamiento, mantenerse despierto hasta altas horas por la noche y planes grandiosos.
  8. Psicosis--los síntomas incluyen las creencias irracionales, la paranoia, las alucinaciones (ver cosas u oír sonidos que no existen), el aislamiento social, el apegamiento, el comportamiento extraño, la terquedad extrema, los rituales persistentes y el deterioro en los hábitos personales. Se puede ver en los desórdenes del desarrollo, depresión severa, desorden esquizoafectivo, esquizofrenia y en algunas formas de abuso de substancias.
  9. Autismo (u otro desorden del desarrollo penetrante tal como el Síndrome de Asperger) ---caracterizado por déficit severos de interacción social, lenguaje y/o el pensar y la capacidad para aprender y generalmente se diagnostica cuando el niño es pequeño.
  10. Agresión Severa--puede incluir el asaltar, hacer daño excesivo a la propiedad, el prolongado abuso a si mismo tal como el darse en la cabeza o el cortarse.
  11. Problemas al Dormir--los síntomas puede incluir insomnio, los terrores nocturnos, el caminar dormido, el temor por la separación y la ansiedad.

Cómo se Puede Ayudar a los Adolescentes con Estrés

Los adolescentes, al igual que los adultos, pueden experimentar estrés todos los días y se pueden beneficiar de aprender las destrezas para manejar el estrés. La mayoría de los adolescentes experimentan más estrés cuando perciben una situación como peligrosa, difícil o dolorosa y ellos no tienen los recursos para enfrentarla o abordarla. Algunas de las fuentes de estrés para los adolescentes pueden incluir:

  • las demandas y frustraciones de la escuela
  • los pensamientos y sentimientos negativos sobre sí mismos
  • los cambios en sus cuerpos
  • los problemas con sus amigos y/o pares en la escuela
  • el vivir en un ambiente/vecindario poco seguro
  • la separación o divorcio de sus padres
  • una enfermedad crónica o problemas severos en la familia
  • la muerte de un ser querido
  • el mudarse o cambiar de escuela
  • el llevar a cabo demasiadas actividades o el tener expectativas demasiado altas
  • los problemas financieros de la familia.

Algunos adolescentes se sobrecargan con el estrés. Cuando ello sucede, el estrés manejado de manera inadecuada puede llevar a la ansiedad, el retraimiento, la agresión, las enfermedades físicas, o destrezas inadecuadas para confrontarlo tales como el uso de las drogas y/o del alcohol.

Cuando se percibe una situación como difícil o penosa, ocurren cambios en nuestras mentes y nuestros cuerpos que nos preparan para responder ante el peligro. El responder "peleando, huyendo o congelándose" incluye un aumento en los latidos del corazón y en el número de veces que se respira, aumenta la cantidad de sangre que fluye hacia los músculos de los brazos y de las piernas, se enfrían y sudan las manos y los pies, se revuelve el estómago y/o se siente terror o pavor.

El mismo mecanismo que crea la respuesta al estrés lo puede terminar. Tan pronto decidimos que una situación ya no es peligrosa, pueden ocurrir cambios en nuestra mente y en nuestro cuerpo que nos ayudan a relajarnos y a calmarnos. Esta "respuesta relajante" incluye la disminución en los latidos del corazón y de la respiración y una sensación de bienestar. Los adolescentes que desarrollan la "respuesta relajante" y otras destrezas para manejar el estrés se sienten menos indefensos y tienen más alternativas cuando responden al estrés.

Los padres pueden ayudar a sus adolescentes de las siguientes maneras:

  • Determinando si el estrés está afectando la salud, el comportamiento, los pensamientos o los sentimientos de su adolescente.
  • Escuchando cuidadosamente a los adolescentes y estando pendiente a que no se sobrecarguen.
  • Aprendiendo y modelando las destrezas del manejo del estrés.
  • Respaldando la participación en los deportes y otras actividades pro-sociales.

Los adolescentes pueden disminuir su estrés con los siguientes comportamientos y técnicas:

  • Haciendo ejercicios y comiendo con regularidad
  • Evitando el exceso de la cafeína la cual puede aumentar los sentimientos de ansiedad y agitación
  • Evitando el uso de las drogas ilegales, el alcohol y el tabaco
  • Aprendiendo ejercicios de relajación (respiración abdominal y técnicas de relajación de los músculos)
  • Desarrollando el entrenamiento de destrezas afirmativas. Por ejemplo, expresando los sentimientos de manera cortés, firme y no de manera muy agresiva ni muy pasiva: ("A mí me da coraje cuando tú me gritas". "Por favor, deja de gritar".)
  • Ensayando y practicando las situaciones que le causan estrés. Un ejemplo es el tomar una clase de oratoria, si el hablar frente a la clase le pone ansioso
  • Aprendiendo destrezas prácticas para enfrentarse a la situación. Por ejemplo, divida una tarea grande en porciones pequeñas, que sean más fáciles de realizar
  • Disminuyendo el hablarse de manera negativa a sí mismo: rete los pensamientos negativos sobre usted mismo con pensamientos neutrales o positivos. "Mi vida nunca será mejor" se puede transformar en " Yo puedo sentirme ahora desesperanzado, pero mi vida probablemente mejorará si yo trabajo para ello y consigo alguna ayuda"
  • Aprendiendo a sentirse bien haciendo un trabajo competente o "suficientemente bueno" a cambio de demandar perfección de si mismo y de otros
  • Tomando un descanso de las situaciones que le causan estrés. Las actividades como escuchar música, hablar con un amigo, dibujar, escribir o pasar un rato con una mascota ("Pet") pueden reducir el estrés
  • Estableciendo un grupo de amigos que puedan ayudarle a hacer frente a las situaciones de manera positiva.

Mediante el uso de éstas y otras técnicas, los adolescentes pueden comenzar a manejar el estrés. Si un adolescente habla acerca de, o muestra indicios de que está demasiado tenso, una consulta con un siquiatra de niños y adolescentes o con un profesional de la salud mental capacitado puede ser de gran ayuda.

Crear mejores escenarios y oportunidades para el uso de la televisión por los niños y los jóvenes.

A las audiencias hoy no las podemos concebir como simples grupos de consumidores o espectadores de los medios, sino en su carácter de espacios donde ocurren hechos socialmente significativos: allí se construyen identidades, se comparten significados colectivos, se generan nuevas ideas, se crean estilos de vida. En consecuencia, el término audiencia equivale a lugares sociales donde se reproducen o producen los significados, la memoria colectiva, la cultura. Esto, a su vez, implica pensar en las audiencias como poder.

Así, la más importante razón para interesarnos por las audiencias e investigar o hablar públicamente acerca de ellas consiste en explorar las posibilidades de acción social por parte de las mismas audiencias. Dentro de esta perspectiva, subrayo la importancia que tienen hoy -en su calidad de audiencias- grupos específicos de la sociedad, tales como determinados grupos étnicos, sectores sociales subalternos, o los niños y los jóvenes, que pueden ser calificados como vulnerables. Aunque no se trata aquí de defender la función paternalista de protegerlos frente al supuesto daño de la televisión, sino de pensar la posibilidad de que tales audiencias (en este caso los niños y los jóvenes) se constituyan como actores sociales con capacidad de construir un pensamiento crítico frente a los sistemas de medios, que expresen sus demandas a ellos, y a la vez ejerzan veeduría sobre la programación que emiten, y sobre algunas de las decisiones de las instituciones mediáticas.

Dentro de la Comisión Nacional de Televisión -o la entidad equivalente- y también en los diferentes canales debe existir un órgano consultor especializado en niñez y juventud, que tenga como funciones formular recomendaciones en lo concerniente a políticas y contenidos relativos a la televisión, mantenerse al corriente de la literatura científica pertinente y de los desarrollos tecnológicos y estéticos, transferir información relevante o intercambiarla con las instituciones y organismos que la requieran, estimular y apoyar el trabajo relacionado con culturas infantiles y juveniles, iniciar o apoyar proyectos apropiados que requieran su contribución, y evaluar tanto la programación dirigida a los niños y jóvenes, como aquélla que los estudios de sintonía determinen que es más popular entre ellos, incluyendo el cine transmitido por televisión.

Es deseable que desde los primeros años escolares los niños participen en programas de Educación para los medios que les permitan desarrollar habilidades de comprensión, a la vez que una actitud selectiva frente a la oferta de programas que les llega, y también mejorar sus competencias para expresarse y deliberar. Los niños deben ser capaces de evaluar lo que tiene calidad y lo que es enriquecedor para ellos, intelectual y humanamente. Así mismo, los padres y educadores mejor informados tienen más posibilidades de ejercer una influencia positiva en sus hijos o alumnos dialogando acerca de lo que ven, ayudándoles a encontrar programas adecuados para su edad, y explicándoles las situaciones difíciles que los programas muestren, sean de violencia o de otro tipo. Debe apoyarse la Educación para los medios en todos los niveles del sistema educativo, y también involucrando la familia.

¿Por qué las empresas de televisión deben velar por sus audiencias infantiles y juveniles?

Porque estas audiencias son grupos en proceso de socialización, de formación de sus identidades y valores, están en la etapa de moldear sus aspiraciones para la vida individual y colectiva, y a la vez de construir condiciones de salud mental y bienestar emocional. Algunos niños y jóvenes son más susceptibles que otros a los rasgos negativos de los medios, tales como la violencia, el tratamiento precario de ciertos temas, la falta de información adecuada sobre su localidad, el país y el mundo. Son vulnerables los niños y jóvenes de todas las clases sociales que están expuestos a situaciones de falta de afecto o de maltrato  familiar.  

Toda esta reflexión tiene que ver sin duda con algo que se comenta al final   y es la TV audiovisual. Yo creo que una de las responsabilidades dentro de la construcción de lenguaje audiovisual y la realización de productos para niños es que tienen un compromiso en cuanto a la educación audiovisual, las formas narrativas en ese caso responder a eso y también es obvio que la educación en general, pasa por la TV pero no termina allí, se configura a través de ella, pero donde realmente somos seres humanos es fuera de la pantalla.

Los fármacos antipsicóticos tienen más efectos secundarios en niños y jóvenes

Al parecer los fármacos antipsicóticos tienen más efectos secundarios en niños y jóvenes, y por tanto un mayor riesgo.

Lo que significa que, entre otras cuestiones, estos fármacos presentan másefectos secundarios cuando son administrados en niños y adolescentes, que a su vez, por ejemplo, sufren más trastornos del sistema motor o engordan más que los adultos.

En el estudio han participado un total de 250 niños y adolescentes, y en los resultados presentados recientemente se indicó que, en los últimos 10 años, el uso de antipsicóticos de segunda generación entre estos dos grupos de edad se ha multiplicado casi por seis.

Hace apenas una década, los antipsicóticos de segunda generación se presentaron como más eficaces que sus antecesores y con menos efectos secundarios, aunque los estudios se habían llevado a cabo únicamente en adultos.

Capítulo anterior - Salud mental del niño

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Salud mental en niños y jóvenes. Transtornos y depresión


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Transtornos de enuresis y encopresis en niños y adolescentes
Transtornos de enuresis y encopresis en niños y adolescentes , la enuresis es un... [08/04/10]
926  
2. Transtornos de humor en niños y adolescentes. Escalas
Los trastornos del humor en niños y adolescentes tomaron relevancia en los años... [12/07/10]
1.403  
3. Salud mental. Filosofía
Salud mental o " estado mental " es la manera como se conoce, en términos... [28/09/09]
643  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Recibir novedades de Psicología? ¡No te costará nada!