12.170 cursos gratis
8.755.656 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Ruptura amorosa. Relaciones de pareja

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opinión) |107 alumnos|Fecha publicación: 11/08/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 3:

 Relaciones. Secuelas de la ruptura

Las secuelas de la ruptura
Es frecuente que en el primer año después de la ruptura los ex-amantes sientan más resentimiento hacia su ex-pareja que durante los meses finales de la relación. Las disputas por la asignación de la culpa, la reintegración de cada quien con la persona “legal” y la resignación de ceder a algo que nunca se pretendiera disolver, ahora comienza. Y, entonces, cuando uno de los que se alejan queda mejor parado, el dolor, para el otro, se torna peor.

Por otra parte, el círculo de amistades de los amantes se reduce (les es difícil el relacionarse con ambos miembros de la ex-pareja), mientras que el apoyo de los amigos circunstanciales suele ser escaso.

Los problemas en el trabajo también pueden surgir debido a la inestabilidad emocional del trabajador. Por todo ello, estas personas son más propensas a la soledad emocional, al desequilibrio, a las pautas inadecuadas a la hora de dormir, comer, trabajar, consumir alcohol y drogas e incluso a la promiscuidad sexual. Esto suele desaparecer con el transcurso de algunos meses, pero en algunos casos, sobre todo en aquellas personas que permanecen solas o solteras, pueden persistir por mucho tiempo.

La depresión es más común en este tipo de individuo, sobre todo si se había separado de ese alguien repetida y habitualmente durante el proceso de ser amantes.

La presencia de hijos también contribuye a la dificultad de adaptación, ya que ellos no toleran que sus padres hayan podido traicionar los votos que otros consideran sagrados como es la fidelidad conyugal.

En el caso de la mujer es peor, porque la madre personifica en nuestra cultura toda la seguridad, abnegación y pureza que define el sentimentalismo del ser humano. Además que una madre solitaria y sin pareja es, en cierto modo, otra mujer joven (como sus hijas) en búsqueda de relaciones sexuales o afectivas. Aquí puede decirse que, por regla general, ella se distancia en su relación con sus hijos, porque éstos le erigen obstáculos, limitando sus libertades. La mamá, sin haberse casado y sin haber creado una nueva relación puede correr el riesgo de pasar una vejez solitaria. Algo que muy pocos desean.

  • ¿Por qué nos separamos?
    Por lo general existe un distanciamiento emocional progresivo que culmina con el hecho de la disolución del affaire. También puede existir algún caso en el que algún evento (por ejemplo una infidelidad), lo precipite, pero suele ser poco común si los amantes gozaron de una relación estable.

La mayoría de los amantes recuerdan la última etapa de su consorcio como infeliz y, es por eso, que ella decide poner un fin a ese malestar.

Tanto en las mujeres jóvenes como en las mayores la decisión se toma porque se busca algo más en la relación que lo que se encuentra. La separación parece lo más indicado a esa situación desdichada. Muchas de estas expectativas no cumplidas se deben a la mala información que sobre el amor existieran o se pretendieran dar, tanto a nivel emocional, como social. La comparación con la realidad pone de relieve esas diferencias.

  • Las repercusiones inmediatas y tardías
    El rompimiento significa para un amante, en primer lugar, la dificultad de poder tener acceso directo a su compañero sexual de antaño. Durante la primera etapa este acceso también se reduce debido a los propios problemas emocionales de los que, muchos, por detrás quedan. A veces, una esposa alentó la infidelidad del marido con la amante, para disponer de su propia libertad, ahora esa opción no le es posible.

Para todos, los sentimientos son confusos. Sufren de tristeza, se sienten enfadados con sus ex-amantes e incluso con ellos mismos, pues a veces se culpan de la separación y piensan no haber actuado como debieron. En ocasiones demuestran un comportamiento abatido con la esperanza de que los amigos los reconcilien. Ante estas situaciones hay que establecer claramente que la causa de la separación fue real y que ésta es definitiva.

Mientras se tramita la separación y después de ésta, las relaciones entre los amantes se caracterizan por deseos de posponer la realidad y, a menudo, por el uso de estrategias dirigidas a causarle malestar al otro. Mientras todo cambia y se desvinculan afectivamente; no se encuentran en condiciones de ser comunicativos ni cariñosos y a veces controlan poco con sus actos. Esto resulta especialmente evidente cuando ambos eran codependientes patológicos. Personas que lloraban en los hombros mutuos, y que necesitan el soborno de ofrecer obsequios reconciliadores, después de las peleas, para controlar al otro.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Ruptura amorosa. Relaciones de pareja



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Ruptura en una relación de pareja
La ruptura en una relación de pareja es una etapa en la que te puedes sentir... [30/10/08]
18.802  
2. Terapia de pareja. Fundamentos básicos
Con este breve curso hacemos una pequeña introducción a los fundamentos básicos de... [24/08/10]
824  
3. Autoayuda. Superar la ruptura de pareja
Superar una ruptura de pareja puede resultar traumático . La tristeza , la... [02/12/10]
814  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail