12.170 cursos gratis
8.757.996 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 13:

 Movimiento cooperativista

El cooperativismo, es la unión libremente y consciente de una serie de personas, a fin de realizar la explotación de unos determinados medios de producción, siendo determinante que el propietario de los medios de producción será la Cooperativa, es decir, la formada por la unión libre de todos los miembros que la forman.

El cooperativismo, revierte la forma de asociación, para la defensa de los intereses de los socios que forman la cooperativa. No es un sindicato, los fines de una y otra asociación es totalmente distinta, mientras que la cooperativa es la unión de un determinado número de personas para la explotación de un determinado bien del cual recibirán  a cambio los medios de supervivencia, el sindicato revierte la forma defensa en  favor de los trabajadores en cuanto a derechos laborales que ya tienen conseguidos y los que en el futuro puedan obtener.

La idea y la práctica de la Cooperación nacen para ser aplicadas a la solución de problemas económicos La cavilación, se da cuenta de la necesidad de unirse con el fin de obtener los bienes y servicios indispensables para su bienestar. Desde luego el cooperativismo no es un escenario moderno, existe desde hace bastantes años y los historiadores han señalado los antecedentes existentes al respecto:

•      Las organizaciones para la explotación de la tierra en común de los babilonios (Hans Muller)

•      La colonia comunal mantenida por los Esenios en Ein Guedi, a las orillas del Mar Muerto

•      Sociedades Funerarias y de seguros entre los griegos y los romanos.

•      Los "ágapes" de los primeros cristianos como forma primitiva de las cooperativas (Lujo Brentano)

•      Vida agraria entre los germanos (Otto Gierke)

•      Organizaciones agrarias y de trabajo entre los pueblos eslavos: el Mir y el Artel entre los rusos, la Zadruga de los serbios.

•      Organización del trabajo y de la producción en el Manoir medieval (De Brouckere)

•      Agrupaciones de los campesinos para la transformación de la leche: "queserías" de los armenios y de los campesinos europeos de los Alpes, del Jura y del Saboya.

•      Organizaciones para el cultivo de la tierra y el trabajo en las organizaciones precolombinas, principalmente entre los Incas y los Aztecas. También la Minga y el Convite.

•      Las Reducciones de los jesuitas en el Paraguay

•      Las Cajas de Comunidad en la época de la colonización española en América.

•      Las colonias con el carácter religioso de los inmigrantes en Norte América.

Es necesario, reconocer también la influencia que tuvieron algunas publicaciones utopistas en el desarrollo del cooperativo, entre las cuales se pueden mencionar:

La Republica de Platón (428-347 a. de C)

Utopía de Tomás Moro (1480-1535)

La Nueva Atlántida de Francis Bacon (1561-1626)

El Viaje a Icaria de Etienne Cabet (1788-1856).

En todas estas obras se puede observar un profundo deseo de organizar la sociedad en una forma más justa y fraternal, eliminando las diferencias de orden económico por medio de procedimientos de propiedad comunitaria y de trabajo colectivo.

El posicionamiento moderno del movimiento cooperativista, lo hemos de situar durante la Revolución Industrial en la que los trabajadores se veían desposeídos de los medios de producción y con el agravante de la falta de seguridad en los momentos de necesidad. El cooperativismo aparece como una alternativa espontánea y original en el seno de la comunidad, dentro de un contexto de conflictividad social y económica. El cooperativismo buscaba producir cambios en la sociedad con relaciones de producción más equitativas, con empresas sin patronos y donde el hombre no sea el explotador del hombre. El cooperativismo no deja de ser una fórmula de oposición al Capitalismo.

Citas:

Pineda y otros (1994), señalan:

“No obstante, de la revolución industrial también nacieron alternativas opuestas a ella, como las ideas y realizaciones cooperativas del siglo XIX que aparecen como consecuencias de los efectos sociales, económicos y políticos, causados precisamente por el cambio en la concepción del mundo y de lo que significó dicha revolución”. 

“Los socialistas asociacionistas, a su vez, tuvieron diversas fuentes de inspiración, pero todos protestaron contra los abusos en el ejercicio de la propiedad y la explotación de los trabajadores por parte de los dueños del capital, las ideas cooperativas se nutrieron de sus fuentes y sus representantes son considerados como precursores del cooperativismo moderno”. 

“Los trabajadores, poseían organizaciones que se venían desarrollando a través de las mutuales, desde la etapa del artesano; existían por ejemplo, los compagnonnages de Francia y las sociedades fraternales  de Inglaterra”.

Esteller (1986), señala:

“Desde comienzo de la revolución industrial los obreros lucharán por el derecho a asociarse, esa será su principal reivindicación; porque organizados podrán obtener jornadas más cortas de trabajo hasta culminar con la jornada de ocho horas, podrán obtener mejores condiciones...”.

“Si el capitalismo mercantil y manufacturero había traído miseria y mayor explotación a los trabajadores, a partir de la revolución industrial el mayor auge del capitalismo con la aplicación de la técnica y la máquina al proceso de producción de bienes, acentuará la explotación y la miseria de los trabajadores hasta límites  insoportables”.

“La máquina y la fuerza del vapor desplazaron al hombre, ahogaron las industrias domésticas y lanzaron hacia las ciudades miles de familias que quedaban en la indigencia y anhelaban hallar un puesto en las nuevas fabricas”.

Sería interminable comentar todas las obras y autores que hay al respecto para justificar la necesidad de este tipo de asociacionismo, obligado y necesario, así lo entendieron muchos, motivado por las circunstancias del momento. Para resumir podríamos decir que las principales causas de éste movimiento pueden ser las siguientes:

1.   Justicia frente a un tipo de sociedad injusta

2.   Democrático frente a la concentración del poder, y

3.   Solidaridad en la organización frente a la competencia.

Como punto de partida de una visión histórica de la cooperación, es preciso reconocer a los precursores de esta ideología, es decir, aquellas personas que a partir del siglo XVII, tanto en las ideas como en las obras, empiezan a precisar las características del sistema cooperativo. Entre los más notables de estos precursores se mencionan los siguientes:

Peter Cornelius Plockboy quien publicó en 1659 el ensayo que comprendía su doctrina.

John Bellers (1654-1725) quien en 1695 hizo una exposición de sus doctrinas en el trabajo titulado: "Proposiciones para la Creación de una Asociación de Trabajo de Todas las Industrias Útiles y de la Agricultura".

William King (1786-1865), y el comerciante Michel Derrion (1802-1850), precursores del cooperativismo de consumo.

Felipe Bauchez (1796-1865) y Luis Blanc (1812-1882), precursores del cooperativismo de producción.

Friedrich Wilhem Raiffeisen (1818-1888). Se conoce como el padre de la cooperación rural.

Charles Gide (1847-1932). Fue profesor de economía política en universidades de Francia. Fue uno de los principales promotores que, con sus escritos y posiciones, elevó a Rochdale a la categoría de origen del cooperativismo moderno.

Hernan Schulze Delitzch (1808-1883), Fue un hombre de leyes, juez y magistrado. Promovió el cooperativismo en Alemania orientándolo hacia el crédito cooperativo con fines productivos fue autor del primer proyecto de legislación cooperativa promulgado por el parlamento de Prusia 1867 y fundador 1852 de una pequeña entidad de crédito que luego fue el inicio del movimiento cooperativo de los bancos populares. La labor de estas organizaciones se orientó hacia el servicio de los artesanos y pequeños empresarios independientes de las  ciudades.

Pero quizá como mas renombre y derecho, en este titulo deben de estar lo que han sido reconocidos como los mas importantes precursores del movimiento, ya no solo por las ideas que aportaron sino también por haberlas puesto en marcha y ser todo un éxito.

Roberto Owen (1771-1858). El autodidacta, industrial afortunado desde muy joven, innovador en técnicas y sistemas sociales, en el furor de la revolución industrial, intentó llevar a la práctica sus ideas organizando las colonias de New Lanark, en su propio país Inglaterra y la de Nueva Armonía en Estados Unidos (Indiana); la bolsa de trabajo y las instituciones sindicales de alcance nacional.

Carlos Fourier (1772-1837), francés, el de las concepciones geniales y ambiciosas, rayanas en el desequilibrio, escritor prolijo y confuso a veces, llevo una vida cómoda y no consiguió llevar a cabo su obra el "Falasterio" en donde deberían llevarse a cabo aquellos frutos de su pensamiento inquieto y profético.      

Capítulo siguiente - Los 28 de Rochdale
Capítulo anterior - Mujeres obreras

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Revolución industrial y sus consecuencias (2/3)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Revolución industrial y sus consecuencias (1/3)
Revolución industrial y sus consecuencias , grandes hechos han acontecido desde el... [16/03/10]
2.492  
2. Revolución industrial y sus consecuencias (3/3)
Revolución industrial y sus consecuencias , grandes hechos como la revolución... [17/03/10]
1.001  
3. Revolución cubana
Revolución cubana . Antecedentes y desarrollo de la revolución al mando de Fidel... [07/04/09]
7.305  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail