12.212 cursos gratis
8.325.311 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Revolución cubana

Autor: Antonio Fernando González Recuero
Curso:
9,33/10 (3 opiniones) |7305 alumnos|Fecha publicación: 07/04/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 2:

 Cuba. Contexto latinoamericano

EL CONTEXTO LATINOAMERICANO

La posesión de riqueza, nunca bien aprovechada, o aprovechadas por las potencias extranjeras; el componente demográfico explosivo, y; el círculo negro de subdesarrollo, son las principales causas del ambiente revolucionario de América Latina en la segunda mitad del siglo XX.

El continuo proceso de independencia de las colonias americanas, frente a las metrópolis europeas, continuó su curso con la Guerra de Cuba en 1898 frente a España, en la que Cuba logra su independencia, y en este momento ya hay una mayoría de estados en el continente americano que tenían su propio modelo de autogestión, pero apareció en escena el imperio estadounidense.

Todos los intentos de industrialización de estos países han estado en manos del capital extranjero, especialmente de Estados Unidos. La proximidad geográfica, subdivisión territorial, y debilidad social y política, favorecen la posibilidad de convertir a Estados Unidos en el suministrador de materias primas. Tras la Segunda Guerra Mundial, la penetración aumentó, al igual que la dependencia de los países del sur hacia él (por el aumento de la fortaleza estadounidense tras ganar la guerra).

A medida que aumentaba la participación Latinoamericana en el total de la población mundial y su riqueza se estancaba o era aprovechada por terceros, el coeficiente de subdesarrollo y pobreza, aumentó dramáticamente.

México, Colombia, Brasil y Argentina cobijan al 70% de la población, y aunque tiene riquezas, son el mejor ejemplo de la fatalidad y desilusión de Iberoamérica.

Tras la Segunda Guerra Mundial, se brindó la oportunidad a países por la debilidad financiera de las viejas potencias. Brasil, Argentina, Bolivia, México,... iniciaron un ciclo de nacionalizaciones y expropiaciones de empresas de las antiguas metrópolis. Estas claves se vinieron abajo por el intervencionismo de Truman y el Plan Marshall. En 1947 se firmó el Tratado de Río, por parte de 19 naciones, donde se establecieron las bases definitivas para la consolidación de la influencia de Washington. En los años 50 se firmó un modelo de explotación particular.

La distribución nacional se consolidó en los países que ofrecen alicientes petromineros o frutales y con mano de obra dócil, barata y abundante. Panamá, México, Cuba, Perú, Chile, Brasil y Venezuela disfrutaron esta oportunidad de Truman pero se alejaron del espectro subversivo del socialismo.

En 1948 se constituyó la Organización de Estados Americanos (O.E. A.) para coordinar la política interamericana, que sirvió de plataforma para que los estadounidenses tuvieran una forma de control y plataforma de lucha contra las revoluciones.

Tras la guerra se estableció un comercio en el que Estados Unidos ejercía el papel de comprador, mientras que las repúblicas sudamericanas eran las vendedoras. Las coyunturas depresivas fueron frecuentes en la relación con las oscilaciones de los precios del mercado mundial, de los recortes, controles comerciales y de la marcha de las relaciones bilaterales.

El papel de los militares en los períodos de postguerra es muy importante, ya que a final de la década de los 50, 56 militares habían sido presidentes de repúblicas latinoamericanas. Las nuevas generaciones de militares, preferían la idea norteamericana de defensa de las libertades burguesas y aversión al comunismo.

Entre 1943 y 1946 hay golpes de estado en Argentina, Bolivia, Ecuador y Perú, que elevan al poder a militares y clases medias. Todos estos golpes, a su vez, caerán por medio de golpes realizados por Estados Unidos, debido a la tendencia al populismo de los dictadores, a través de sus embajadas, y lograrán que se marginen a partidos socialistas y comunistas; en México se institucionaliza la revolución.

Esta posición norteamericana produjo varias reacciones: acentuó los sentimientos nacional-populistas; reforzó el convencimiento entre las fuerzas socialistas y progresistas de la necesidad de una revolución y confirmó a los grandes latifundistas y a concesionarios extranjeros de la necesidad de consolidar la presencia norteamericana en la zona, lo que produjo una cada vez mayor polarización entre los distintos sectores de la sociedad, lo que llegó a ser en muchos casos el inicio de un conflicto civil armado, o bien una mayor represión por parte de los gobiernos militares tutelados por EE.UU., lo que supuso el surgimiento de numerosos grupos guerrilleros en distintos momentos a lo largo de toda Latinoamérica.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Revolución cubana


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Nicaragua. Revolución sandinista
Revolución sandinista . Conoce los antecedentes históricos de Nicaragua, desde... [07/04/09]
6.085  
2. Música en la Revolución Cubana
La música en Cuba juega un papel muy importante en la vida cotidiana. Esto... [10/03/10]
467  
3. Primera Guerra Mundial. Revolución Rusa
El siglo XX fue testigo de una gran cantidad de contiendas armadas, pero la que... [03/06/11]
129  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


Ponte al día de Historia con nuestros cursos gratis