12.176 cursos gratis
8.742.290 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 3:

 El halo

Reunión

Entró un hombre a la consulta del médico y le dijo:

“Doctor, tengo un terrible dolor de cabeza del que no consigo librarme. ¿Podría usted darme algo para curarlo?

“Lo haré”, respondió el médico. “Pero antes voy a hacerle unas preguntas. Dígame, ¿Bebe usted mucho alcohol?

¿Alcohol yo?, replicó muy indignado el paciente: ¡Jamás pruebo semejante porquería, ni lo probaré nunca!

Y que me dice del tabaco, ¿fuma usted?

¡El fumar es de lo más dañino y repugnante! El olor es insoportable. ¡Jamás en mi vida he tocado el tabaco! Responde muy airado el paciente...

Me resulta un tanto incomodo lo que le voy a preguntar, pero... en fin... soy médico y tengo que preguntar.... ya sabe como son algunos hombres.... ¿sale usted por las noches a echar una cana al aire?... el médico se prepara para escribir la respuesta...

¡Naturalmente que no! ¿Por quien me toma? Con una furia contenida sigue hablando ¡Todas las noches estoy en la cama a las diez en punto cuando muy tarde! ¿Creo que no me ha visto bien, tengo acaso yo cara de ese tipo de personas? Vanidosamente fatuo responde el payaso al médico...

El médico continúa con su interrogatorio, ¿y usted dice palabrotas, maldiciones, malas palabras?

¿Que sucede con usted? ¿Acaso he dicho alguna palabra soez en este momento? ¿Véame, cree en verdad que yo las diría? ¡Jamás las he dicho ni permito que las digan delante de mí, es un insulto contra las buenas costumbres! Se reafirma con voz altisonante.

                                    Doctor

Bien. Y dígame, preguntó nuevamente el doctor con toda la tranquilidad que da su sapiencia, “Ese dolor de cabeza del que usted me habla... “¿Es un dolor agudo y punzante, como si algo le apretara?”

Sí, respondió el hombre. ¡Eso es exactamente: un dolor agudo y punzante en toda mi cabeza! ¿Cómo lo supo doctor?

Es muy sencillo querido amigo. Lo que le pasa a usted es que lleva el halo demasiado apretado. Lo único que hay que hacer es aflojarlo un poco.

                       Santo                       Santo        

Para continuar con éste descanso en su lectura no está por demás aclarar que de muchas maneras han dividido al ser humano.

Hay  personas que estudian el cuerpo humano y piensan que el ser humano tan solo es un conjunto de músculos, huesos, órganos, líquidos y gases: los médicos.

Hay otros que piensan que lo más importante son los pensamientos, las emociones, los recuerdos, las fantasías, la mente: los psicólogos.

Hay quienes enfatizan la parte espiritual, todo es espíritu: los  espiritistas, religión.

Y hay quienes afirman que lo importante son las relaciones del entorno ambiental: los sociólogos.

Acabo de leer qu.e a los industriales resaltan la parte corporal del hombre y la religión el alma del hombre.

La religión glorifica al alma                    no somos Ángeles digo yo

La industria glorifica al cuerpo.               No somos maquinas, digo yo.

Es decir lo están dividiendo, enfatizando tan solo un punto de vista y negando el resto. Para mi somos seres bio-psico-espirituales en constante interacción social, es decir con su medio ambiente.  Somos un todo.

Y nuevamente es precisamente esa historia social la que nos moldea y la que va a influir en el uso de unos mecanismos con mayor intensidad y duración que otros. Jamás un solo mecanismo de defensa explica un rasgo de carácter, o comportamiento, es la conjunción o mezcla de varios que nos va a explicar su perduración como rasgo de su personalidad.

¿Por qué hablo de ésta división del ser humano, de esta aceptación de una parte de él y la negación o devaluación de la otra? ¿Por qué razón algunos tan solo aceptan ya sea la parte yin o la parte yang del tao? Porque el estudio de la retroflexión nos permite darnos cuenta como es que nosotros mismos tan solo aceptamos una parte de nosotros, por las razones que sean, y devaluamos otras. Así de esta manera, jamás podremos ser nosotros mismos, siempre seremos los que otros quieren que seamos.

VAMOS A CAMINAR UN POCO MAS PROFUNDO EN EL ESTUDIO DE SÍ MISMO.

Cuando el ser humano retroflexiona, en verdad no acepta una parte de sí mismo, no acepta estar enojado con, no acepta tener diferencias de opiniones con, no acepta que es diferente al otro y que el otro es diferente a mí.

¿A qué se debe utilicemos éste mecanismo? Nuevamente por temor, por miedo.

Y estos miedos pueden ser múltiples, aunque básicamente es miedo al abandono, miedo a no ser aceptado tal como soy. Miedo a ser rechazado. Miedo a que no me amen.

Y obviamente que si hablamos de agresión, pues miedo al otro, a que el otro sea más fuerte que yo, y me ponga físicamente una recia.

Preferimospasar vergüenzas, humillaciones, sentir cobardía, hacernos las victimas,  (somos víctimas realmente porque sacrificamos partes de nuestro ser), producir lástima en el otro etc., que ser nosotros mismos.

CUENTO.                                          

“¿Como puedo cambiarme a mí mismo?”

__“Tú eres tú mismo; consiguientemente tu no puedes cambiarte a ti mismo, de la misma manera que tampoco puedes alejarte de tus pies”

“¿no tengo, pues, nada que hacer?”

__Puedes comprenderlo y aceptarlo.

“¿pero cómo  voy a cambiar si me acepto a mí mismo?”

__ ¿Y como vas a cambiar, si no lo haces?... “Lo que no aceptas no puedes cambiarlo; simplemente te la ingenias para reprimirlo

Una cosa es un introyecto y otra cosa es la retroflexión. Un introyecto es una información o conocimiento sin digerir, la retroflexión es una acción. Por lo general los introyectos son normas aunque no lo es todo, también se refiere a cualquier material que engullimos sin masticar sin digerir, es decir sin comprender y la retroflexión se refiere a algo que hacemos. Digámoslo así los introyectos nos dicen “debes de”, y con la retroflexión llevamos a la acción el “debes de”.

Un semáforo en rojo nos indica “debes de pararte” “No sigas”, para que no te suceda nada, porque serás buen ciudadano, para que no te infraccionen etc., pero eso es todo, y tu sabrás si obedeces o no esa ley y como lo haces.

STOP

Entonces la retroflexión se refiere a lo que tú haces, a tu forma de actuar o de responder.

Al retroflexionar estamos ocultando una parte de nosotros en relación con el otro, no aceptamos partes de uno mismo. Ojala y ya entiendan que el golpearse a si mismo es un caso extremo de retroflexión, no hay que esperar observar tal conducta, porque entonces si que nos va llevar tiempo descubrirlo en uno mismo. Es más yo no recuerdo que yo me haya golpeado en mi vida, más sí sé que soy un maestro en la retroflexión.

Lo primero que tienes que hacer es aceptarte, dice el cuento, ¡pero si yo me acepto! Eso si que son puros cuentos. Y es que durante nuestra educación nos enseñan a no aceptarnos. Si uno se anda fisgoneando la nariz, ¡no te agarres allí, güerco mugroso!, que si quieres saber cual es la consistencia de la saliva o de los mocos, ¡éstas loco o que tienes!, y cual es la diferencia palpable entre un tapón de moco seco y uno húmedo, ¡no seas cochino! Que si tengo ganas de orinar me dicen que el baño es para orinar, no el patio, ni una botella de refresco o de medicina o de lo que sea; y luego al rato cuando salimos a la calle nos obligan a orinar  en una llanta de un carro ajeno, y si uno tiene ganas de escupir: ¡no escupas o te doy una cachetada! Así que ahora nos vamos por la calle caminando y conteniendo la saliva y si nos tragamos nuestra propia saliva: ¡que malcriado!, (¿será esa una de las razones por las cuales el adolescente como rebeldía le gusta tanto jugar a los globitos con su saliva?) así que si nos tropezamos con un bote en la calle, zúmbale ahí le va el zapatazo al  bote: ¡niño estate quieto! Y recibimos un manazo. (Hasta parece que la mamá adivina que le pegamos al bote para no darle en la espinilla a ella). Que para la próxima mejor nos controlamos a nosotros mismos.

No mamá yo no me orino en las llantas, tu me enseñaste que debo de orinar solo en los baños, ¡pero falta mucho para llegar a la casa hijito! .......... mejor me orino en los pantalones,... ¡mira hijito allí hay una botellita de Gerber!...  no mamá yo ya no me orino en las botellitas, mejor me orino en los pantalones o me aguanto hasta que llegue a la casa... ¡no, no! déjame y busco una casa donde te den permiso para orinar. No te entiendo si antes si te orinabas atrás de los carros... pues ya no, porque me da vergüenza... tengo vergüenza de mi mismo....

La mamá al doctor: Dr. Mi niño tiene muchas molestias para orinar y no se que le pasa... Fíjese como que se aguanta mucho para ir al baño...

Doctor

El uso del mecanismo de la retroflexión es más sutil en comparación con la proyección. Más sin embargo da lugar a la producción de muchos síntomas denominados psicosomáticos, en donde simbólicamente nos hacemos lo que quisiéramos hacerle a los otros.

Retroflexión

Capýtulo siguiente - Relación con el control
Capýtulo anterior - El miedo al otro

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a La retroflexión. Estudios sobre sí mismo



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Estudios astrológicos
Los estudios astrológicos son un conjunto de creencias que pretende conocer y... [28/11/07]
8.021  
2. El perdón. Perdonarse a uno mismo
El perdón , como estrategia de autoayuda , es un acción tremendamente beneficiosa... [19/01/09]
5.705  
3. Autoayuda. Eres el resultado de ti mismo
Autoayuda . Eres el resultado de ti mismo , hemos recibido una serie de creencias... [12/11/09]
1.434  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail