12.170 cursos gratis
8.777.060 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Responsabilidad en pareja. Hijos

Autor: Jorge Díaz Echandía
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |140 alumnos|Fecha publicaciýn: 09/05/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 22:

 Los hijos. Desposeídos de amor

El orden social ha sufrido cambios drásticos, pareciera que algunas personas hayan perdido el valor como seres humanos, bien, para que sean despreciadas por otros, maltratadas, vilipendiadas y desposeídas de cualquier oportunidad para vivir dignamente. Esa falta de amor que manifiestan los que así proceden con los demás, se traduce en actos que reducen las posibilidades de sus congéneres, llevándolos a perder su autoestima y empujándolos muchas veces a tomar revancha usando métodos violentos.

Ante la falta de posibilidades para sobrevivir, algunos eligen caminos errados y contraproducentes, que pasan a afectar la mayoría de las veces, a personas que nada tiene que ver con su desgracia.

Es triste y doloroso lo que viene sucediendo y creciendo cual tormenta tropical.  El sicariato. Esta modalidad de “empleo” que afecta por igual a ricos y pobres. Que arrebata los sueños y planes de las personas, cuyo valor como creación Divina, se desconoce, reduciéndose a un simple precio. Que la conciencia de quienes lo contratan, se limita a resolver “un problema” y de los que lo ejecutan, a “ganarse su sustento”.

Ese infame negocio que se viene apoderando de las sociedades hoy día y por el cual se recurre a privar de la vida indiscriminadamente, al que no está de acuerdo con otro. Al que debe y no paga. Al que ama a quien no debe amar. Al que reclama sus derechos, en fin a miles de personas que tuvieron o tienen la mala fortuna de entrar a la espiral de odio, incomprensión, grupos armados, narcotráfico, y otros. Que recurren a este método, como el recurso a todos sus problemas. Como si la muerte fuera la solución.

Nadie tiene el derecho de quitarle la vida a ningún ser humano, sea cual fuere la razón. Es un privilegio del creador, quien nos la da.

Por tanto, tampoco deberíamos pensar que estos individuos, contratantes y ejecutores, no tendrían derecho a la vida, por el daño y dolor que causan a la sociedad y a las familias de sus víctimas. Son hijos de alguien y a ellos les duelen esos hijos, desorientados, desalmados y perdidos.

¿Qué formación en valores ha recibido una persona que se dedica a este oficio de asesino o a contratarlo?
¿Qué motivaciones tienen quienes así actúan?
¿Estarían sus padres de acuerdo, con su manera de emplear o subsistir del crimen?

Haríamos muchas otras preguntas, pero las respuestas no nos darían la solución, para que estos dejaran la violencia. Lo único que cambiaría la situación, sería que el individuo que decide eliminar a alguien, resolviera la situación de manera pacífica. No contratando quien se lo solucione.

 Y el que está ejerciendo de ejecutor, tomara conciencia del valor de la vida, no solo la de su víctima, sino de la suya propia y reflexionando, se dijera, basta, no estoy actuando bien, no debo continuar asesinado a desconocidos, que no me han ofendido, ni agredido y que a mansalva y sobre seguro, les quito la vida. Esta toma de conciencia y su decisión, sería en principio, lo único que cambiaría el panorama. ¡Que ocurra… poco probable!

Infortunadamente, ese estilo violento, ha venido engendrando más violencia, estamos sumergidos en una ola de actos inmorales, que nos afectan sensiblemente y a nuestros hijos de igual manera. Pero, tristemente, ese modelo que se viene dando de sociedad violenta, está incidiendo en la manera como lo asume el entorno.

Casi creando una conciencia de impotencia y conformismo. Todos parecemos con las manos atadas y los ojos y boca tapados. Pasamos indiferentes ante las consecuencias de esos actos y nos conformamos con decir. “Al menos nosotros y nuestros hijos no estamos en eso” ¿Pero quién nos garantiza, que por las vueltas que da la vida, de un momento a otro, sí, resultemos afectados por ese tipo de violencia?

Hacemos votos por que esto jamás ocurra. Dios no permita que nos afecte esta violencia, engendrada en nuestra sociedad. Pero si debemos tomar conciencia, que nuestro rechazo a toda manifestación violenta, es un estilo de acción positiva, para esta sociedad de hoy.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Responsabilidad en pareja. Hijos



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Hijos. Demuéstrales tu amor
Aprende la importancia de demostrar amor a tus hijos, desde que son pequeñitos... [06/02/09]
1.111  
2. Vivir en pareja
Una pareja es la unión de dos personas, con independencia de su opción sexual, a... [02/01/08]
19.168  
3. Vida en pareja
En el enamoramiento se mezcla un componente de magia e idealización. Es un estado... [06/05/09]
75.604  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail