12.169 cursos gratis
8.789.232 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Reparación de turbina de vapor

Autor: Ing. Orlando Vargas Chavez
Curso:
8,75/10 (8 opiniones) |6339 alumnos|Fecha publicación: 02/08/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 21:

 Reparación de chumaceras de apoyos y de empuje

Como habíamos indicado en los epígrafes anteriores, los pedestales y las chumaceras de apoyo y de empuje forman parte de la línea de ejes y son los encargados de garantizar su continuidad  y de mantener la rotación de los rotores alrededor de su eje geométrico dentro de límites establecidos.

Una buena reparación de este sistema consiste en garantizar:

·        Que los pedestales estén apoyados plenamente en sus bases para garantizar su desplazamiento a través de la guía central y que los mismos tengan la holgura mínima permisible en sus guías de desplazamiento axial para evitar un levantamiento innecesario de su posición y permitir el desplazamiento de los mismos a través de sus apoyos.

·        Que las esferas de las chumaceras asienten completamente en sus soportes esféricos garantizando el auto ajuste de las mismas en sus apoyos. Existen construcciones de gran calidad en la que no es necesario realizar trabajos de escrepado en los apoyos esféricos, pero no siempre es así, lo cierto es que para garantizar un asentamiento de calidad debe escreparse las superficies de contacto hasta alcanzar un valor de ajuste de toda la superficie que no permita la penetración de una hoja de calibrador de 0,03mm en su periferia y que, además, tenga un 90% de contacto en toda la superficie. Un trabajo de terminación generalmente se realiza con un esmerilado fino de ambas superficies.

·        Existen chumaceras con tacones de centramientos, en estos casos los tacones son ajustados contra los apoyos esféricos hasta lograr una superficie de contacto de un 95% y no tolerar la penetración de una hoja de 0,03mm en su periferia.

·        Tanto las chumaceras esféricas como las chumaceras que se apoyan en los tacones de centramiento pueden estar apoyadas sobre casquillos de aceros que a su vez pueden tener o no tacones de centramiento, en todo los casos el rigor y la calidad del ajuste tiene que ser igual  sobre el casquillo.

·        Existen chumaceras cuyo cuerpo es cilíndrico, en estos casos el ajuste de la superficie de contacto con el pedestal, se realiza por medio de los tacones de centramiento. El ajuste de la superficie de contacto de los tacones tiene los mismos requisitos de calidad para cualquier tipo de chumacera o casquillo.

·        De acuerdo con la superficie de deslizamiento, las chumaceras tienen diferentes configuraciones, elípticas y cilíndricas, existen también otras intermedias entre las dos conocidas por semielíptica. Las chumaceras cilíndricas se caracterizan por tener las holguras radiales distribuidas de tal forma  que la suma de las holguras laterales es igual a la holgura superior. Las chumaceras elípticas se caracterizan por que la suma de las holguras laterales es dos veces superior a la holgura superior. Las chumaceras semi

·         elípticas son el resultado de un compromiso entre las elípticas y las cilíndricas.

·        Uno de los aspectos más importantes durante la reparación de las chumaceras es la revisión de los defectos en la superficie de deslizamiento de la misma. La superficie de deslizamiento está compuesta de un material antifricción Babbit (en honor de su inventor) cuyo contenido para el tipo B-83 que es a su vez el más difundido en Cuba y cuya composición es de cobre (Cu 6%), estaño   (Sb  83%) y antimonio (Sa 11%)  Su característica principal es su alta capacidad para soportar grandes cargas y bajo condiciones de lubricación forzada, alta resistencia al desgaste por fricción. Durante las reparaciones un aspecto fundamental es la comprobación del agarre del metal antifricción al cuerpo de la chumacera, de forma rudimentaria pero también efectiva se desarrollaron los siguientes métodos:

1.     La detección de despegue del material por medios de golpes con un pequeño martillo, que al cambiar el sonido de la superficie golpeada nos indicará que hay una zona de despegue.

2.     Sumergir durante 24 horas la chumacera en un baño de keroseno al cabo de este tiempo, secarla bien y pintarlo con pintura de cal, las zonas despegadas se harán visibles inmediatamente al no combinarse la cal con el keroseno.

         Una  técnica más desarrolla ha sido la utilización de la defectoscopía  por medio del ultrasonido para detectar problemas de despegue en el  metal y la defectoscopía con líquidos penetrantes para detectar despegues de los bordes y defectos sobre la superficie portante.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Reparación de turbina de vapor



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Turbinas a vapor. Sellos de carbón
Turbinas a vapor . Sellos de carbón , breve reseña de los aspectos más importante... [15/10/09]
1.432  
2. Refrigeración doméstica. Reparación (1/2)
Aprende con este curso, paso a paso los elementos y procesos de la reparación de... [08/04/09]
35.655  
3. Refrigeración doméstica. Reparación (2/2)
Este curso de reparar un refrigerador , continúa hoy con su segunda parte.... [06/07/09]
22.187  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail