12.176 cursos gratis
8.742.278 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Los remedios florales

Vilma Spalla

Autor: Vilma Spalla
Curso:
10/10 (3 opiniones) |2578 alumnos|Fecha publicaciýn: 01/09/2006

Capýtulo 28:

 Los siete remedios menores

 A continuación vamos a ocuparnos de las enfermedades crónicas.

 Cuando, a pesar de haber tomado el remedio adecuado de entre los doce mencionados, no se constata ninguna mejoría, pueden ayudarnos otros siete remedios menores. Porque cuando una enfermedad existe desde hace mucho tiempo, está fuertemente enraizada en nosotros y es posible que necesite una ayuda antes de que pueda responder tranquilamente a un remedio determinado. Por eso, a estos 7 remedios se los denomina los siete remedios auxiliares.

 Cuando en un paciente no se nota ninguna mejoría a pesar de haber sido tratado con el remedio adecuado, resulta indicado el tratamiento con uno de los siete remedios auxiliares.

 Primero hay que observar si el paciente está pálido o si tiene un buen semblante.

 Si está pálido, se necesita olivo, aulaga o roble albar.

 Cuando el semblante presenta buen color, se dará al paciente vid, brezo o agua de roca.

 El séptimo remedio menor, la avena silvestre, puede necesitarlo cualquier persona cuando el remedio que parece ser el correcto entre los doce remedios o los seis remedios menores restantes no ha mostrado ningún efecto; en tales casos, se puede intentar otra vez con la avena silvestre.

 Cuando el paciente está pálido están indicados los tres remedios menores siguientes:

Olivo.

 Para quienes están pálidos y agotados, quizás tras épocas de gran preocupación, grave enfermedad, penas o larga pugna interna. En todo caso, se hallan muy agotados y tienen la sensación de no tener más energías para ulteriores esfuerzos. Por el momento no saben cómo deben seguir actuando. Para ellos la vida cotidiana significa trabajo duro y carente de todo placer. Pudiera ser que necesitaran mucho la ayuda de otra persona. Algunos pacientes presentan la piel muy seca y arrugada.

Aulaga.

 Para personas que piensan que son un caso sin remedio. Lo han intentado todo y creen que no hay nada más que se pueda hacer por ellos. Se han resignado a su enfermedad y no hacen ya ningún esfuerzo por sanar.

 Por lo general, tienen el semblante amarillento, y con bastante frecuencia presentan ojeras.

Roble albar.

 Para los que luchan con todas sus fuerzas para volver a sanar. Están disgustados con su enferme dad porque les impide hacer su trabajo diario, y aunque creen que no existen grandes esperanzas de recuperar la salud, intentan todo cuanto está a su poder para recuperarlas y volver a ser útiles.

Para quienes tienen un buen color de cara, son indicados los siguientes remedios:

Vid.

 Para aquellos que son algo muy especial. Están tan seguros de saber qué es lo correcto, tanto respecto de sí mismos como respecto a los demás, y de cómo deberían hacerse las cosas, que son críticos y pedantes. Quieren hacer todo a su manera y dan instrucciones a quienes les ayudan. Aun estando enfermos, dan órdenes a sus semejantes. Incluso en ese estado son difíciles de contentar.                                                                                                                                              

Brezo.

 Para la gente de gran estatura, vigorosa, de buena constitución, que son sociables y cordiales. Se preocupan mucho por los detalles de su dolencia y tienen la sensación de que cualquier pequeñez tiene importancia. Por lo general, no han tenido nunca una enfermedad grave, e incluso una dolencia insignificante les parece muy seria.

Agua de roca.

 Para los que son demasiado severos consigo mismos y se privan de muchas alegrías y placeres de la vida. Dejan todo lo que creen que les perjudica, sin importar lo dependientes que sean de ello. Y soportan todo cuando creen que les hace bien. Tienen gran valor y se someten a cualquier tratamiento cuando están convencidos de que les será de ayuda.

 Son severos maestros, no para los demás, sino para consigo mismos, y por ello pierden gran parte de su alegría de vivir.

Avena silvestre.

 Es un remedio que cualquiera puede necesitarlo; al igual que puede ser necesario en casos en los que las restantes soluciones no producen ningún efecto, o cuando parece difícil decidir qué remedio hay que prescribir. En estos casos debería intentarse con este recurso por lo menos durante una semana.

 Si a los pacientes les va mejor, hay que continuar dándoles el remedio hasta que se produzca una mejora de su estado de salud, para pasar después a utilizar otro recurso.

 Cuando digo que estos remedios pueden curar cualquier enfermedad, encontrándonos en los tiempos en que nos encontramos, habría que añadir que sólo en aquellas personas que quieren sanar realmente, puesto que en las circunstancias actuales una enfermedad, con frecuencia ofrece al paciente ventajas que en realidad no le gustaría perder.

 Tal vez la enfermedad le aporte compasión o atención, o le exima de tener que acudir al trabajo o pudiera ser que su enfermedad sea un medio de eludir un deber desagradable, o que le aporte un beneficio económico, como una pensión, una indemnización, etcétera.

 En algunos casos es comprensible que haya personas que prefieran aferrarse a una minusvalía o una enfermedad antes que perder las ventajas que sacan de ellas.

Capýtulo anterior - Los doce remedios

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Los remedios florales



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Los ocho remedios naturales
Vivimos en un mundo dónde la ruina, la enfermedad y la pobreza nos circunda. Es... [11/08/08]
5.644  
2. Tratamientos para el cabello con remedios naturales
Conoce el remedio natural que le devolverá vida a tu pelo . El aceite de oliva... [14/10/11]
5
Curso con video
3. Esencias florales de nenúfares y lotos. Beneficios
Curso de terapia floral con esencias de nenúfares y lotos. Vídeo descriptivo con... [12/12/11]
22
Curso con video

Capýtulos del curso


ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail